‘I'm Your Empress Of’ de Empress Of

★★★★☆

Un corazón roto puede servir de inspiración para crear arte y/o para hacer un viaje de introspección. Loreley Rodríguez hizo ambas. ¿El resultado? ‘I’m Your Empress Of’, un álbum personal pero que de ninguna forma, pese a sus melodías tristes y resultado de un rompimiento amoroso, te bajarán el ánimo. Al contrario, te invita a la pista con su pop y electrónica.


El recorrido es muy cercano a la artista quien, desde el principio, deja escuchar a su madre explicar, en un audio de poco más de un minuto, lo difícil que es hablar inglés cuando se es inmigrante latina. Éste se acompaña después de una sencilla melodía de salsa en piano; se dice que Loreley la aprendió de su padre.

“Bit Of Rain” es la primera canción. El sintetizador la acompaña y ella empieza a entonar las primeras oraciones. “Void” adelanta el segundo escalón y se puede distinguir, a través de la letra, una pequeña regresión de lo que fueron sus conflictos en pareja: “Every apology got worse, an anthology of empty words. You never listened when I said it hurts”.

Probablemente “Love is a drug” puede ser una visión de cómo ella percibe el exterior y cómo la ayuda a observarse a sí misma. La canción tiende a ser movida, perfecta para una fiesta en donde se quiere dejar todo en otro lado.

En el proceso de explorar y entenderse, Empress Of recurre a no solo expresarse como persona, sino también como mujer. Es por esto que en “U Give It Up” agrega una frase que lo exalta: “Being a woman is no easy. Woman can be misinterpret, but you make yourself the woman you want to be”.


Los ritmos en este LP son los mejores aliados para un broken heart. Es un momento para pasarla bien con música triste pero con sonidos que nos hacen bailar y alejar, aunque sea un poco, la nostalgia. Se podría decir que esta obra fue una manera consoladora de liberar lo que Rodríguez vivía por dentro.

“Give Me Another Chance” parece ser de las más dinámica del álbum pese a ser –casi- una petición de regresar. Se entiende el mensaje al ser un deseo que muchos, en algún momento, pensaron por proponerle a «esa persona». La canción es interesante, la voz de Larely no es forzada, se explaya mientras la música electrónica anima al cuerpo a soltarse poco a poco.

En el décimo lugar está “Not The One” y es lo más cercano al pop pero con una letra triste y, quizás, hasta un poco pesimista sin dejar a un lado el posible realismo que expone. Push your lips close to my lips. I gotta tell myself: you're not the one but it helps”. El deseo en medio de la verdad; regresar con alguien que, en su momento, hirió.

Después de “Hold Me Like Water”, “Awful” Cierra el telón de este material que deja al desnudo a Larely. El último tema cierra con percusiones y un ritmo más denso y fuerte que los demás. Hartazgo y reconciliación con su propio ser es lo que la podría definir. Es, a lo mejor, la manera en que la artista desea terminar con el recuerdo de su ex pareja y de cómo ver hacia enfrente pese a querer dar dos pasos hacia atrás.


LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

IG - Fontaines D.C..jpg