‘Deep Down Happy’ de Sports Team

4 / 5

Cambridge unió la vida de cuatro jóvenes universitarios en una banda: Sport Team, quienes luego de su primer EP dieron a conocer su álbum debut Deep Down Happy, un material lleno de potentes riffs de guitarra y melodías rápidas que te harán bailar.

El disco contiene 12 canciones, la primera es “Lander”, donde los rasgueos y ritmos rápidos predominan, sobre estos se eleva la particular voz de Alex Rice quien casi grita la letra de la melodía que habla de las metas, sueños y los posibles cambios que tiene la vida.

Los platillos de la batería le dan la bienvenida a “Here It Comes Again”. Los momentáneos riffs de guitarra que se extienden por toda la canción sumados al ritmo del bajo, la batería y un pandero hacen de esta una melodía fresca y pegajosa que sin duda te hará mover la cabeza o bailar.

Ritmos lentos y rápidos que se alternan, uno tras otro, y aumentan de intensidad es lo que se puede encontrar en “Going Soft”, una clásica de rock con la que se antoja un buen vaso de cerveza mientras te dejas llevar por el solo de guitarra y el pandero que suena en el fondo.

Un bajo sobre el que se elevan guitarras melódicas es lo primero que se puede oír en “Camel Crew”, una canción que te hará querer cantar a todo pulmón, mientras las guitarras y la batería suenan constantes en el fondo, donde el solo que es tocado en la parte final llena de nostalgia la pieza.

“Long Hot Summer” es la quinta melodía del álbum donde un groove de bajo es lo primero que se puede escuchar. En esta canción los ritmos rápidos cambian por uno más lento y la letra habla del no saber que se quiere lograr en la vida; de buscar cambios, pero no saber cómo hacerlos.

Los rasgueos vuelven a los ritmos rápidos con “Feels Like Fun”, una canción fresca en la que en ocasiones la guitarra calla para darle paso a la línea de bajos y la voz de Alex Rice. En la parte final de este track el tempo se vuelve más rápido y se repite una y otra vez “you know it feels like fun”


Las maracas y la guitarra rápidas dan la bienvenida a “Here’s the Thing”, una canción pegajosa que te hará bailar al ritmo de la batería, mientras los riffs y arreglos en la guitarra melódica suenan de fondo. Las partes lentas de esta melodía, donde sólo un tom de piso acompaña la voz de Alex Rice, hacen de esta una de las melodías más disfrutables del álbum, que querrás escuchar más de una vez.

“The races” es una canción que inicia con el golpeteo de bajo al que luego se le une la guitarra sobre el cual se oye un “la-la-la-la-la-la-la”, una de las partes más pegajosas de la melodía.

Una canción más tranquila, es lo que podemos encontrar en “Born Sugar” donde la batería junto con el bajo relucen, sobre ellos guitarras agudas y melódicas se elevan en una melodía que habla sobre una persona que ha trabajado mucho y con dinero; sin embargo, no es feliz, así que decide irse a un lugar donde todo sea más tranquilo y sencillo.

La decima canción del álbum es “Fishing”, una melodía alegre y rápida, donde un groove de guitarra y bajo se escuchan en toda la canción que contrasta con la letra que parecería hablar de una relación que ya no está funcionando. En la recta final del track hay un ligero cambio de ritmo con un solo de guitarra.

“Kitcher”, la penúltima canción del álbum, es una tema que cambia constantemente, llena de pequeños solos de guitarra desenfadados, acompañados por una batería lenta y cortes rítmicos que te harán mover la cabeza.

Una canción perfecta para escuchar cuando vas de viaje por la carretera es “Stations of the Cross”, donde la guitarra vibra todo el tiempo y sólo detiene para darle paso al bajo y la batería a los que se une la característica voz de Alex.


NOVEDADES x VIBRAS