Entrevista con U.S. Girls


Es el ingenio de Meg Remy que se encuentra detrás del fascinante proyecto de U.S. Girls, que con su sonido hace obras maestras de un pop con propósito: una armonía vibrante cargada de comentarios políticos y sociales, que no le tiene miedo a lo clásico, ni a lo experimental. Desde su álbum, In a Poem Unlimited del 2018, Meg Remy se ganó la atención del mundo al encapsular un lirismo que habla de ataques de avión, venganza y violencia, en una joyita pop que marca historia; ahora ha regresado con un nuevo álbum y Heavy Light le ha dado una voz a los traumas de la infancia y los diferentes conflictos en el mundo, acompañados de coros surreales e instrumentales de maravilla. No perdimos la oportunidad de platicar con Meg Remy y contagiarnos de su sabiduría, consciencia del mundo y su energía positiva; así como compartirnos sus primeras memorias y pensamientos de la música, los detalles detrás del proceso de Heavy Light, su evolución como artista y algunas lecciones de vida. ¿Cuál es el recuerdo favorito qué tiene ‘Meg Remy’ de la música y cómo es que decide comenzar a hacer sus propios sonidos?

Meg: Probablemente es cuando escuchaba el radio sonar en la cocina, mi mamá cantaba y bailaba las canciones que salían. Realmente no recuerdo mi vida sin música, sin amarla. Empecé a hacer música cuando era muy joven, era una adolescente de 13 años que había obtenido un micrófono que se podía conectar al amplificador donde ponía los CD y cantaba las canciones que había en ellos. Supongo que eso fue lo que me motivo a comenzar a escribir mis propias canciones.


‘U.S. Girls’ suele ser definido como “un proyecto de melodrama haciendo un sonido experimental”, pero, ¿cuál sería tu propia definición de U.S. Girls?

Meg: Oh!, ¿sabes?, creo que es el nombre que le di a las cosas que hago: los collages, los vídeos y la música que hago. U.S. Girls representa ese cuerpo en mí que hace las cosas, es como un catálogo de expresiones que deja salir lo que mí yo de ese momento esta sintiendo: cambia de sonido, de personalidad y de intención. Es un capítulo de mí, que va a existir siempre, que podré recordar cuando tenga 70 años. ‘Heavy Light’ finalmente ha salido y es uno de los álbumes más importantes del 2020, ¿cómo fue el proceso de grabar y trabajar con este álbum?

Meg: ¡Por supuesto fue una experiencia asombrosa! También fue una experiencia muy rápida, estaba haciendo el tour de mi álbum anterior cuando grababa uno nuevo, así podía matar dos pájaros de un tiro. En cuanto al proceso, fue muy colaborativo y logré trabajar con amigos muy queridos y mucha gente talentosa. Fue una experiencia que exigía enfoque, muy rápida y retadora, la cual disfruté bastante.


Heavy Light’ encapsula una bella nostalgia y diferentes historias alrededor, ¿cuáles fueron las distintas inspiraciones para este álbum?

Meg: Lo que más me inspiraba de este álbum es la idea de que se pudiera grabar en vivo y que transmitiera esa sensación, eso definía mucho de cómo debían sonar algunos instrumentos y los arreglos que teníamos que hacer, en particular con el ritmo, el bajo y las vocales. También las épocas, hacer voces que fueran muy del estilo de los 60s-70s y que grabadas en ese momento, con todos en el estudio, encapsularán esa esencia de performance más que de perfección. También decidiste cantar en otro idioma por primera vez, ¿cuál es la historia detrás de la canción “And Yet It Moves/ Y Se Mueve”?

Meg: Así es, yo escribí la canción y una amiga mía hizo la traducción. Quería incluir letras en español, principalmente porque nunca había trabajado en otro idioma y viajo por todo el mundo solamente cantando en inglés, visito lugares que hablan un idioma completamente diferente y me causaba un conflicto en la mente. He estado aprendiendo mucho sobre el colonialismo y el español es un idioma colonial, es realmente importante la influencia que tiene en el mundo y sentí que a veces nos olvidamos de eso. Poder cantar lo mismo, tanto en inglés y español, representa que todos estamos en la misma página y que a ambos nos mienten las personas que tienen el poder, que nos manipulan; aunque hablemos idiomas diferentes, tenemos que estar conscientes de lo que está pasando y comunicarlos, esa es la manera para que podamos seguir juntos y adelante.


Algo que destaca en este álbum son los interludes que hablan de pensamientos y sentimientos bastante personales, así que cuéntanos un poco más sobre eso…

Meg: Lo saqué de un ejercicio de teatro en el que estuve, donde nos daban un objeto y teníamos que escribir sobre él. Recuerdo que nos dieron un boleto para un concierto y en cinco minutos teníamos que escribir una historia alrededor, podría ser lo que sea: un recuerdo que tengas o completa ficción. Nunca lo había hecho antes y es algo que inconscientemente te abre con las personas que te rodean; cómo íbamos a estar muchas personas en el estudio, se me hizo una buena idea recrearlo a mi manera y poder generar muchos datos entre nosotros. Al final, con todas esas grabaciones, las mezclé y junte, hice estos collages que llenan al corazón y son muy profundos. Fue un buen ejercicio porque eventualmente hablaríamos naturalmente uno con el otro, que tenemos que escucharnos y escuchar es realmente algo que se logra con la práctica. De toda la discografía de ‘U.S. Girls’ , ¿qué canción es de las que más enorgulleces y por qué?

Meg: Oh my lord! Mi canción favorita de este nuevo álbum es “Woodstock ’99” y realmente me encanta, esperaba mucho poder trabajar en un formato de balada porque no suelo hacerlo. Está canción podría decir que es de las mejores que he hecho, en su forma y sonido, me encanto poder cantar con ella, poder hacerle arreglos y hay algo en que me hace sentir como si no fuera yo misma, en el buen sentido. Es mi escape.


Un clásico de Vibras: si tu música pudiera ser un animal, ¿cuál sería y por qué?

Meg: Probablemente una araña, que no es necesariamente un animal, pero si veo a mi música como una araña puedo decir que creo telarañas que me atrapan a mí misma y me hacen sentir muchas cosas diferentes, con mucha sensibilidad y delicadas. Durante todos estos años haciendo música, ¿cómo dirías que el sonido de ‘U.S. Girls’ ha evolucionado?

Meg: Creo que por mucho tiempo siempre fui yo, solamente yo al hacer las canciones, las grabaciones y las presentaciones en vivo, la mayor evolución fue dejar que nuevas personas entrarán en cada uno de los aspectos, desde en el creativo hasta la ejecución. Eso cambia, ¡eso realmente lo cambia todo! No soy muy buena tocando la guitarra, ni la batería, y dejar que alguien más lo haga, hace que la música y el sonido evolucionen. Trabajar de manera colaborativa, me hace sentir segura. Todo esto me ha dado la confianza de poder ponerme a mí más grandes retos, así poder llevar mis expresiones al límite y no solo eso, saber que hay personas que cuidan mis espaldas, me ha ayudado a controlar mi ego, de dejarlas que toquen mis canciones y también de verlos brillar en el escenario. Hace que me dé cuenta que hay personas realmente hermosas y llenas de talento, aunque mi nombre salga en todos lados y yo soy quien hace las entrevistas, creo que llegué a un punto donde no puedo hacerlo yo sola.


Se suponía que ‘U.S. Girls’ iba a presentarse en México hace un año, pero cuando se trata de México, ¿qué es lo primero que viene a tu mente? ¿Algún día planean regresar?

Meg: Lo primero que viene es mi querida amiga, Renata Morales, es esta increíble artista, muy divertida, talentosa y que curiosamente compartimos el mismo día de cumpleaños, así que cuando pienso en México, lo primero que visita mi mente es ella. Ahorita estoy intentando no pensar en el futuro, o hacer planes, creo que todo lo que esta sucediendo en el mundo nos demuestra que no tenemos ningún control en el tiempo. Aunque realmente deseo ir a tocar a México, siento que la situación, el mundo y el planeta me están diciendo: “por favor, deja de viajar, necesitamos un descanso”. No sé que depara el futuro, pero espero poder llegar a México algún día. Conociendo más a Meg Remy…

Un consejo que le darías al mundo: Manténganse hidratados, tomen mucha agua y por favor, traten de usar el Internet de manera consciente y piensen en cómo se siente su cuerpo cuando están usando la red. No abandonen su cuerpo en un ambiente digital. Recuerden estar siempre en el presente. Utilicen este tiempo para cuestionar sus acciones y sus decisiones, que comiencen a definir su propio ser. Momento favorito del día: El momento justo después de despertar, cuando puedo leer y aún el cerebro no esta del todo despierto. Es un momento bastante refrescante. Un súper poder que tengas: La empatía, es una habilidad que planeo aún refinar y guardar para siempre, es algo que hace bien y ayuda a estar con las personas que te rodean.



LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

IG - Fontaines D.C..jpg