Entrevista con Odisseo | Caravana Streamfest


Foto: David Barajas | @daviddbarajas

Las condiciones aún no son óptimas para realizar festivales físicos. Pero, gracias a las herramientas tecnológicas y al internet, es posible que las bandas puedan mostrar su música a través de un monitor. En esta ocasión, Caravana Streamfest será un evento que reúna a varios grupos independientes para mostrar un espectáculo sin precedentes.

Luces, cámaras y música a todo volumen harán que el espectador, desde casa, disfrute un show completo. Como si éste fuese presencial. Odisseo, Camilo Séptimo, Los Mesoneros, Technicolor Fabrics y muchos más, se sumarán al line up. Por tal motivo, Vibras platicó con Daniel León, guitarrista de Odisseo, sobre cómo disfrutar al máximo el concierto, el por qué es novedoso este formato y, también, de los momentos que más goza al tocar en vivo.

La iniciativa con Caravana es más ambiciosa, no sólo son conciertos por aparte, sino que ya es todo un festival y una organización más grande...

Es una gran iniciativa. Al inicio de la epidemia, los artistas sólo grababan desde sus casas y eso era lo que recibía el público. Ahora, Caravana esperó un tiempo para planearlo y presentarlo a las bandas que nos interesara; algo que valiera la pena, que fuera innovador y que la gente, al pagar su boleto, viera un espectáculo que nunca haya visto con anterioridad. Eso le da mayor importancia al evento. También, representan al núcleo de las personas que manejan a los grupos que nos reuniremos. Es el primer gran evento de la música independiente en México. Se han visto otros de compañías más grandes como Ocesa, pero de artistas como nosotros, Caravana sería el primero.

Ahora que son los eventos en línea, ¿qué sugerirías para hacer un rato más ameno? Preparar una botana, invitar a los que viven contigo, conectar bocinas...

Lo ideal sería que lo vieran en la televisión más grande que tengan, que conecten el sistema de audio y que lo conviertan en un momento familiar. Un espacio donde inviten a sus papás, a sus hermanos, a la gente con la que están en el confinamiento.

Lo comparo mucho con las peleas de box, las que son pago por evento. Porque éstas son un momento de unión, donde se juntan los amigos, la familia, la gente a la que le gusta y, en esta ocasión, al estar en casa, es para que lo compartan con la familia y lo disfruten.


¿Tú has visto shows en línea o en vivos de otros artistas?

He visto varios para saber cómo son. El fin de semana pasado vi el de DLD y el que organizó Citibanamex, donde estuvo Camilo Séptimo, La Gusana Ciega, Molotov, entre otros. También vi uno que se realizó en Estados Unidos y fue gratuito, ahí estuvo The Killers y Paul McCartney, por ejemplo. Sin embargo, esos fueron distintos porque hay que entender la realidad de las bandas mexicanas.

Nosotros no tenemos programas de televisión a donde ir y que la gente nos vea. Los shows en donde nos presentamos no son transmitidos en tv ni en plataformas digitales, a menos de que participes en el Vive Latino, donde sí hay transmisión oficial. Entonces, si tomamos en cuenta eso, podemos notar que el público no había visto shows desde la comodidad de su casa. Si logramos que funcione este formato, le daríamos un valor agregado a lo que suceda con Caravana.

Además, como tú decías, hablamos de bandas independientes que ejercen bajo otro panorama que aquellas que aparecen en televisión…

Sí, claro, estamos trabajando desde nuestras trincheras. Sabemos que si lo hacemos bien, podrá ser una plataforma que abra paso a otras bandas o generaciones que les toque vivir el establecimiento de la cultura digital.

Nosotros seguimos emprendiendo y tratando de innovar pero, conforme pase el tiempo, crecerá al grado de ser lo normal. Da gusto saber que somos las bandas que sembramos una semilla para el futuro.

¿Ya tienen definido el setlist que tocarán?

Sí, ya lo tenemos. Como es una organización más grande, tuvimos que planificar lo que sucederá canción tras canción, las cámaras, la iluminación, etcétera. Ya sabemos qué vamos a tocar pero hay que practicarlo para que salga bien.

La verdad es que va a ser un show casi como el del Metropólitan o el que se realiza en espacios grandes. Será casi igual de espectacular. Lo estamos planeando para que sea un momento único.


Al final va a ser histórico. Un festival online por las condiciones actuales…

Eso es lo padre. Será un momento que marque la vida de todos, de la humanidad en general. Ojalá se siga usando el formato digital después pero si no, quedará grabado el momento en que ocurrió esto. Me emociona salir de casa a tocar con mis amigos y espero a que se dé bien y la gente disfrute.

¿Cuándo tocas hay alguna canción con la que especialmente conectas y esperas que suene desde el inicio?

Tengo varias. Ahora va a ser distinto porque no hay público pero es una sensación atípica. Cuando tocamos ‘Los Imanes’, ‘Días de fuego’, ‘Hablando Lento’, por decir algunas, son momentos en donde se siente la explosión del foro. Sabes que estás tocando, quizás, una de las canciones más significativas de las vidas de los fans. Al escuchar tu melodía favorita en vivo, ustedes como espectadores sienten distinto y, nosotros como ejecutantes, disfrutamos cómo se vive por 3 o 4 minutos.

Si como admiradores es padre vivirlo, ahora, como músico que la escribiste y que costó trabajo posicionarla, recuerdas todo su proceso en minutos. Todo lo que ha pasado, por lo que has vivido y lo que yo quiero seguir haciendo está ocurriendo en minutos. Son momentos que van más allá de subir al escenario y tocar.

¿Cuál fue la imagen o el momento que más te marcó al pararte enfrente del Metropólitan?

Yo creo que fue el momento de salir a tocar. Esperas años para llegar allí: Lunario, Plaza Condesa, Metropólitan. Pero, en el momento en que se hace realidad, en el que sales a tocar, ese instante donde dicen ‘Wey, ya vámonos’, es el más alucinante. Porque ahí se culmina un sueño y comienzan nuevas metas. En el concierto estás concentrado, atento, pero el recorrido del camerino al escenario yo creo que es el mejor que se puede vivir.

Foto: David Barajas | @daviddbarajas

¿Te pone nostálgico pensar en el último evento al que acudiste o tocaste?

No, porque nuestra carrera va a seguir. La industria musical ha sido muy golpeada, sí, pero, al momento en que tienes estabilidad, tu carrera no termina. No es como la señora que cerró su local de comida y no sabe cuándo podrá emprender un negocio de nuevo. Para nosotros sólo es una pausa y, cuando se pueda, volveremos a los conciertos y a las giras.

Estoy tranquilo porque al final la industria no se ha derrumbado. No estamos en la misma situación que otros pequeños negocios que detuvieron su operación y que, incluso, se han endeudado. Es lo que me mantiene relajado. Esto sólo es un receso.

Si no fueras parte de la banda, ¿serías gran fan de Odisseo?

Quién sabe, pero creo que sí me gustaría el Odisseo actual. Yo era un adolescente muy involucrado en la música mexicana. Mi banda favorita era Zurdok y también escuchaba a La Gusana Ciega y a Jumbo pero, después, hubo una generación que no me gustó. Ahí perdí el amor que tenía al rock mexicano, porque ésa era más enfocada al punk gringo que al rock inglés. Yo creo que sí me gustaría más o menos cuando surge Enjambre, Little Jesus, Reyno. Si fuera ese adolescente que creció con Zurdok y Jumbo, sí me agradaría Odisseo.



LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

IG - Fontaines D.C..jpg