Entrevista con Yung Heazy


Foto: Jack Perkins | @jackperkinsphotos

Una de las joyitas escondidas de Vancouver es la locura dulce de Jordan Heaney aka Yung Heazy, con un demonio como alter ego, es el creador de un bedroom-pop fresco, lo-fi, romántico y completamente divertido. Con una atmósfera multicolor para dejar todo el caos atrás, el artista prolífico, hace magia con cada uno de sus instrumentos, graba y mezcla la medicina necesaria para disfrutar los rayos del sol, sus canciones son la combinación perfecta entre: extremadamente pegadizas y una experimental estructura fuera de lo convencional. Después de que su canción “Cuz You're My Girl” se hiciera viral en Internet, su primer y segundo álbum son una belleza infecciosa que nos introduce poco a poco al mundo de Heaney, que ahora esta de regreso con Quit Your Job!, un EP de guitarras infecciosas, letras melosas, honestas y con un toque de humor, capaz de armonizar los sentimientos cotidianos en melodías cadenciosas.

Como la banda sonora de un clásico coming of age, Yung Heazy es el balance perfecto entre una verdad que duele y canciones de amor cargadas de miel, es un sonido tan natural y descarado salido del tierno corazón de Jordan Heaney. Este nuevo EP no es la excepción, Quit Your Job! se desarrolla entre caos y sueños, un complicado estado mental y nostalgias de la infancia, en una montaña de sentimientos e historia que el mismo Heaney nos comparte en esta entrevista.

La persona detrás de Yung Heazy debe tener de las personalidades más interesantes que he conocido y me preguntaba, ¿en quién te querías convertir cuando eras pequeño? ¿Cómo imaginabas a tú yo de ahora?

JH: Quería ser astronauta, biólogo marino o escalador… Cuando era niño, por un tiempo estuve clases de violín y piano, las odiaba; así que, definitivamente ser músico nunca paso por mi mente. Mis padres me metieron en muchos cursos, clases extra-curriculares y me enseñaron a tener muchos pasatiempos, hasta encontrar lo que era lo mío y fue hasta que encontré la guitarra, comencé a tocar con John Frusciante y me encantó, ahí fue cuando decidí que quería dedicarme a la música, hacerlo y tomarlo en serio.


La primera vez que escuché a Yung Heazy fue en algún canal de YouTube recomendando "Cuz You're My Girl", se hizo tan popular y comencé a verla en todos lados. ¿Cómo ha sido tu relación con esa canción a través de los años?

JH: Realmente, ya no lo escucho, pero viendo hacia atrás, aprecio mucho lo que estaba haciendo en ese momento, desde estar tocando mi música, hasta los trucos de composición que implementé en esa canción. Todavía disfruto tocarla en vivo y todo eso. Es muy interesante que algo que tú hiciste, signifique mucho para alguien más, porque muchas personas y fans tienen una relación muy bonita con esa canción: la dedicaron a alguien importante en su vida, o representa un momento especial. Creo que estaba siendo muy auténtico, honesto y no estaba pensando en el “qué será de esa canción" cuando la escribí y eso se nota en la grabación final, fue tan orgánico que creo que es por eso que más personas logran identificarse. Al menos para mí, cuando escucho "Cuz You're My Girl", ya no pienso en esa chica a la que se la escribí, pienso en cómo ha afectado a otras personas, en sus relaciones y hasta dónde me ha llevado…

¿Por qué Yung Heazy es la estrella de bedroom-pop favorita de las mamás? Si pudieras representarlo como un platillo que mamá haría, ¿cuál sería?

JH: -Ríe- No sé, tal vez porque mi música suena como música pop de los 60s y eso es lo que probablemente también escuchaba las mamás en ese entonces, así que creo que por eso les podría gustar. Siento que hago música de mamá rockera, o algo muy relacionado al momcore. Sobre el platillo, tendía que ser una combinación loca que las mamás hagan o te prohíban hacer, como helado de caramelo salado con un filete de carne con queso. Siempre es bueno tener música nueva de Yung Heazy y este EP es bellísimo, se adapta perfecto para el verano y escucharlo mientras disfrutas de los rayos del sol, ¡muchas felicidades! Sé que fue una montaña rusa, ¿cómo fue trabajar con él, dejarlo y luego regresar, dar los toques finales en Berlín…?

JH: Fue un poco agotador, solo tuve dos semanas para armarlo, porque tuve que terminar mi segundo álbum [‘I UR BOY’] e inmediatamente comenzar a trabajar en este EP, ya tenía mi boleto de avión reservado y ya tenía la mayoría de las canciones escritas, algunas estructuradas, solo tenía que fijar la letra y buscar a algunos músicos que me ayudaran a darle vida a todo el proyecto. Y la única razón por la que tenía que tomar ese vuelo y no perder tiempo esperando es porque tenía la gran oportunidad de trabajar con Gordon Raphael, él es el productor de los primeros álbumes de The Strokes y hace obras de arte, sus primeros discos son de mis favoritos. ¡Ahí estaba mi motivación!, poder colaborar con una de las personas que más admiro era una oportunidad que no podía dejar pasar. Cuando estábamos terminando y preparándonos para el lanzamiento, el COVID-19 golpeó, así que seguí atrasando el proyecto, esperando y recorrerlo para cuando pudiera salir a tocarlo. Finalmente dije, screw it, ha pasado más de un año y estas canciones necesitan salir, así que ¡aquí estamos y espero poder tocarlas en vivo pronto!


Trabajando con Gordon Raphael y con un cover de “Someday”, confirmamos que eres un gran fan de The Strokes. ¿Son tu banda favorita? ¿Por qué les tienes tanto cariño?

JH: Los amo profundamente, definieron mis gustos musicales como un “punk-rockero vanguardista” cuando estaba en la secundaria, en ese entonces todo lo que hacían era sustancia suficiente para sobrevivir la purga de mis bandas favoritas y posicionarse casi hasta arriba. Tengo muy pocos músicos y bandas que escuchar en aleatorio, de principio a fin, repetirse todo el día sin cesar; pero The Strokes dejaron algo en mí que me cuesta definir. Supongo que todos sus fans tienen un sonido, estilo o estética favorita de ellos, que aprecian mucho y mantienen como una parte sagrada de ellos, porque representa algo importante en sus vidas. Así que no sé, creo que tocaron todos los acordes correctos en el momento adecuado, y me hicieron sentir tranquilo y confiado en mis instintos. Sus primeros 3 álbumes son mis favoritos, pero First Impressions of Earth (2005) me gusta un poco más que todos, aunque eso siempre está cambiando. Creo que hicieron un gran trabajo con Rick Ruben en su último álbum [The New Abnormal], se siente más en el mood principios, lo que realmente me emociona y me da esperanza para sus próximos lanzamientos.

La portada de ‘Quit Your Job!’ es literal una obra de arte, contigo como protagonista con una estética realmente celestial. ¿Qué está pasando ahí? ¿Por qué dirías que encapsula la esencia del EP?

JH: Fue hecha por mi buen amigo y gurú de la pintura al óleo: Brooks Kossover. Él tiene todo un proceso para pintar personas, muy interesante porque incluye una pequeña entrevista y una prueba de sangre (parece que no estoy hablando en serio, pero si estoy hablando en serio). Cuando estaba grabando un video musical para “Kool Music” y llamé a Cherdleys para qué me ayudará a encontrar extras que fueran el público en un show falso; ahí fue donde nos conocimos, y es un chico que llamada la atención, tenía tatuajes de runas y números en sus brazos, y su cabello parecía sacado de Yu-Gi-Oh - realmente no sabía qué pensar. Después, un día se fue de fiesta con nosotros y terminó siendo un tipo súper genial, con los pies en la tierra, incluso me regalaría su flauta al final de la noche (y no, eso no es un eufemismo). Así que sentí que su estilo sería perfecto para el EP, es despreocupado, divertido y elaborado a detalle por alguien que creo entiende lo que estoy haciendo, es así es como quiero que la gente se siente escuchar cada una de las canciones.


Portada: ‘Quit Your Job!’ de Yung Heazy

Además de “spending another hour with you”, ¿qué otra excusa podría ser perfecta para alguien que realmente quiere dejar su trabajo, pero tiene demasiado miedo?

JH: Nunca permitas que tu trabajo se vuelva más importante que tus sueños, o tus metas, o lo que sea tengas que hacer para ser feliz. Tengo que empezar aclarando que, por supuesto, si necesitan un trabajo específico para sobrevivir día con día y no hay otra opción, pues hay que darle. Pero, si tienes la oportunidad de salirte de un trabajo en el que no te pagan lo suficiente por lo que estás haciendo, te tratan como basura y solo te hacen miserable, no vale la pena y espero puedan encontrar una mejor alternativa, porque luego si las hay. Incluso un trabajo que es interesante o te enseña una nueva habilidad, es mejor que trabajar al por menor de un salario mínimo mientras tu alma se convierte en polvo. Esta ideología me ha funcionado a mí, y espero que pueda funcionar para otros, aunque no quiero arruinar la vida de nadie, solo quiero que salven su alma y puedan pasar más tiempo con quiénes aman.

¿Qué hay del amor?, cuando pienso en Yung Heazy, lo primero que me viene a la mente es esa formas genial y única de hablar sobre el amor en una canción. Cambiando la percepción de las canciones de amor, definitivamente. ¿De dónde viene esa inspiración? ¿Algún consejo de amor?

JH: Viene del rincón más profundo y oscuro de mi corazón - ríe-, no sé, trato de ser honesto y reflexivo sobre mis relaciones y presentar esas ideas de una manera clara, inteligente y divertida. Mi mejor inspiración siempre proviene de las experiencias que he tenido, que me han dejado marcado o me han enseñado algo, y mis mejores letras son aquellas en las que he sido más sincero al respecto. Creo que ser honesto es el mejor consejo de amor que alguien puede recibir. Así que sean honestos con ustedes y con quién aman, siempre tengan claro el porqué están haciendo las cosas que hacen y sean congruentes con sus acciones. ¡Todo saldrá bien si dices la verdad y la comunicas con tacto!

Leí en uno de tus tweets que este EP es “una cápsula del tiempo de tu estado mental en el 2019”, ¿aún resuenas con él? ¿Cómo está tu estado mental ahora?

JH: Esta mucho, pero mucho mejor de lo que solía estar alrededor del 2019, estaba por todo el mapa escribiendo esas canciones, sintiendo demasiado y súper estresado por todo el trabajo que tenía por delante, pero también enamorado de alguien que probablemente no era lo mejor para mí. Luchaba contra un sentimiento abrumador de que no era lo suficientemente bueno todos los días y fue difícil. Eso no quiere decir que no era feliz, o que no tenía momentos de alegría, tenía días muy brillantes y divertidos en los que las ideas y todo simplemente fluían a través de mí. “Break” se trata de la privación del sueño y supongo que dé una depresión también, todavía me cuesta irme a la cama a una hora razonable, pero ahora está mucho mejor de lo que solía ser. Me siento mucho más en paz estos días y creo que todos en el algún punto hemos estado así, en un momento muy gris del que no tenemos salida, solo hay que ser pacientes, porque eventualmente las cosas siempre mejoran.


Conociendo más a Jordan Heaney…

Un clásico de Vibras: si tu música pudiera ser un animal, ¿cuál sería y por qué?

JH: Una rana porque rebotan y son funky, y además me gustan.