top of page

Entrevista con Yazmin Lacey


yazmin-lacey-voice-notes-album-entrevista
Fotos: Nina Manandhar

En el proceso creativo y de escritura, ¿qué tan común es guardar notas de voz para convertir esa idea breve en una canción, en un poema, en un álbum? La respuesta a esta pregunta es: Demasiado, más considerando que hoy en día el teléfono es una herramienta que sirve como una libreta cuando no tenemos una a la mano. Yazmin Lacey, cantante de soul londinense, debutó con su álbum ‘Voice Notes’ el pasado 3 de marzo del año en curso. El disco, escrito a lo largo de dos años, es un hermoso relato personal que explora las experiencias vividas por Yazmin y da vida y color a sus propias notas de voz guardadas en su teléfono.


La trayectoria de Yazmin recién está comenzando y pinta para ser una de las voces más distintivas del género y una pieza clave dentro de la escena del jazz británico. En Vibras, conversamos con ella días después del lanzamiento de su material más reciente para conocer los detalles y el trabajo detrás de este. Asimismo, nos contó sobre su gira y lo agradecida que está por comenzar a compartir su música en vivo alrededor del mundo.


Hola Yazmin, un gusto conocerte. ¿Cómo te has sentido estos días?

YL: ¡Hola! Me siento bien, tengo un poco de jet lag porque ayer regresé de Estados Unidos, pero me siento genial. ¡Veo dos álbumes que me encantan en tu mueble!


¡Sí! Ezra Collective y Little Simz, me encantan. Y sí, claro, tocaste en el festival SXSW [South by Southwest]. ¿Qué tal te fue?

YL: ¡Soy muy fan de ambos proyectos también! Todo salió muy bien, aunque el festival es todo un caos. Los músicos corren por todas partes, pero lo disfruté mucho. Me la pasé increíble. Hice un par de conciertos ahí. Me presenté en JAZZ RE:FRESHED, una increíble noche de jazz que se celebra en Londres desde hace 20 años. Fue muy especial tocar con ellos con un gran lineup. También estuve en BBC Introducing, también fue genial y ahí igual toqué con algunos de mis artistas favoritos. Por último, hice un show más íntimo, más acústico, solo yo y otra persona en el teclado… Me gusta mucho hacer ese tipo de shows, más minimalistas.


Es una experiencia más personal y más íntima, me encanta. Antes de hablar sobre tu increíble álbum quisiera empezar con una pregunta muy general y también para que la gente sepa cómo llegaste acá. ¿Cuándo empezaste a cantar? Porque leí que al inicio era algo que solo hacías por diversión con tus amistades.

YL: ¿Sabes? Siento que es algo que llegó muy tarde, creo que fue a los 26 años. Empecé a jugar con la música y a los 27 saqué mi primer EP. Antes de eso trabajaba con jóvenes y niños, era una clase de pasatiempo que me gustaba. El poder expresarme… que en aquel momento era un contraste enorme con mi trabajo diario. Me encantaba por esa razón y solo seguí explorando ese camino. Recuerdo mi primer concierto, yo estaba como: “Eso fue horrible”. Mi amigue me lo había pedido porque me había oído cantar en el pub, no en un escenario, sólo estaba bebiendo y cantando. Me pidió que me presentara y yo estaba tan aterrorizada y nerviosa que después de terminar dije: “Nunca volveré a hacer esto”. Ni siquiera podía hacer contacto visual con la gente. Estar en el escenario, especialmente si nunca has querido hacer música, es realmente antinatural, ¿me entiendes? Es como si hubiera una sala llena de gente mirándote, esperando algo de ti. Eso me pareció bastante difícil al principio. Así que pensé: “No voy a pedir que me dejen hacer otro concierto. Solo si alguien me lo pide, lo haré”. Y así fue. Grabé mi primer disco… Y sí, fui agarrando fuerza después de ese momento.



Qué bueno que lo seguiste haciendo porque eres increíble. Hace un par de días salió ‘Voice Notes’. ¿Cómo te sentías un día antes de que se estrenara y cómo te sientes ahora?

YL: El día antes del lanzamiento me sentía frenética. Estaba realmente… ¿Cuál es la palabra? En realidad, el día anterior estaba muy ocupada porque tenía un concierto, así que hice ese show para compartir algunas de las canciones con mis amistades cercanas y con algunas personas que habían trabajado conmigo en el álbum. Ese día fue bastante ajetreado, lo que probablemente fue bueno. Me sentí bastante vulnerable porque de repente cuando estás haciendo un álbum o creando algo, sea lo que sea… con la gente que trabaja contigo… Estás en una burbuja realmente, y todos están ahí también y está bien. Pero un día antes yo estaba como: “Oh, sí. Ya va a salir. Todo el mundo lo va a escuchar”. También es como soltar a tu bebé que ha estado escondido contigo y de repente ya está con el resto de las personas. Pero hoy me siento aliviada de que haya salido.


Sí, por fin salió. También quiero hablar contigo sobre el título del disco, me encantan las notas de voz en general. Al hablar de ellas en el contexto de comunicarnos con otras personas, siento que estas permiten que estés más conectada cuando no pueden hablar frente a frente. Pero igual está la actualización de WhatsApp donde puedes incrementar la velocidad de las notas, ¿qué opinas sobre esto? ¿Crees que la comunicación se vuelve menos auténtica al hacerlo?

YL: Creo que soy muy mala con las notas de voz y mando siempre como mini podcasts porque hablo mucho, así que puedo entender por qué alguien podría acelerar una de mis notas de voz [ríe]. Pero también creo que en la era digital… con tanta comunicación, e-mails, mensajes, bla bla bla… Lo que hace una nota de voz es personalizarla de nuevo, puedes oír lo que quiero decirte. Una comunicación cara a cara, poder oír el tono de voz de alguien en respuesta a algo es un buen equilibrio entre el mundo digital y el mundo donde mantenemos las cosas personales. Para mí, las notas de voz son una respuesta inmediata a las cosas, así que me gustan. No creo que la gente deba acelerar las cosas todo el tiempo, pero si alguien, o mis notas de voz son flujos de conciencia que vienen directamente de mi cabeza… podría entender por qué alguien podría querer acelerar las cosas.


Ahora, me gustaría profundizar en el proceso de creación del álbum, mencionaste cosas muy interesantes en el track x track de Apple Music. Para empezar, colaboraste con mucha gente para este proyecto más que en otros. ¿Cómo fue acercarte a gente nueva y viejos amigos que dejaron una parte de ellos en este álbum?

YL: Creo que cuando llegué al álbum, sentía que tenía muy claro cómo tenía que trabajar, ¿sabes? No soy el tipo de persona que va al estudio, se sienta con un desconocido y se pone a componer… Para mí no funciona así. Si escuchas el álbum, ya sabes… Es tan personal que para que esas historias salgan a la luz, tiene que haber un elemento de confianza con la persona con la que estoy trabajando. Así que muchos de los productores con los que he trabajado saben que soy muy clara. En algunas sesiones era muy directa y decía: “Hola, solo para que sepan que no haré nada de música hoy. No haremos ninguna canción hoy”. Eso fue muy importante para mí. Encontrar gente que pensara que el proceso de conocerse o encontrar un lenguaje entre ambas partes o una forma de comunicarse antes de empezar a componer era muy importante para mí. Creo que contar con esas personas me ayudó bastante, es la forma en que me gusta trabajar. La música es tan personal y sagrada. No puedes meterte en el estudio con cualquiera y soltar todo lo que sientes así, ¿sabes? Estoy contenta de haber trabajado de esa forma porque siento que ahora son colaboradores y amigos para toda la vida.


yazmin-lacey-voice-notes-album-entrevista
Portada: ‘Voice Notes’ de Yazmin Lacey

Sí, estoy de acuerdo. Siempre es mejor algo con lo que te sientes cómoda con la gente que también te transmite esa confianza. Además de crear lazos y momentos inolvidables. ¿Cuál fue uno de tus instantes preferidos mientras trabajabas en el proyecto? Sola o con tu equipo.

YL: Oh… Creo que mi momento a solas preferido fue… No me gusta ponerme a escribir las letras delante de la gente. Así que me gustaba ponerme a trabajar en las melodías y luego ir al mar, solo a sentarme y pasar el tiempo escribiendo. Lo disfruté mucho. Mi colaboración favorita fue “Late Night People” porque la energía en la sala era increíble y lo sentí como un gran avance y que estaba haciendo algo ligeramente distinto a lo que había hecho antes. Y cuando escribí “Sea Glass”, sabía que quería terminar el álbum con esa canción y nunca había escrito letras con alguien aparte de esa, entonces trabajamos juntos y fue realmente especial.


Trabajaste en este disco por dos años más o menos. Mencionaste que este representa un collage de dónde estás en este momento. Amo la idea de que es una combinación de varias cosas y temas que forman lo que eres. ¿En algún momento pensaste en dedicar este álbum a un solo tema en particular? ¿O siempre fue esta combinación de emociones y situaciones?

YL: Todo lo que me inspiraba era lo que estaba pasando en mi vida en ese momento y tantas cosas estaban cambiando en mi misma. No creo que hubiera podido escribir sobre otra cosa. No me gusta planear. De todos modos, a estas alturas siempre es como una liberación para mí. Y creo que, como artista, puede ser bastante agobiante pensar en lo que van a pensar los demás. Ya sabes, como: "Oh, no quiero hacer esto...", "¿Qué pasa si la gente no ama esto en 10 años?" Es como, yo nunca pienso en estas cosas. Sólo digo: "Aquí estamos ahora". Tal vez el próximo álbum suene completamente diferente. Así es como me gusta.


Me gustaría platicar contigo sobre “Flylo Tweet”, la introducción del LP. Hay algo en particular que cantas que resonó mucho en mí: “Volverte vulnerable es aterrador”. ¿Cómo lidias con el miedo constante de ser vulnerable frente a tu audiencia o incluso en una entrevista?

YL: Soy una persona que piensa demasiado. Trato de no hacerlo, ¿sabes? No le doy tanta importancia y digo: "Dios, no debería haber dicho eso". Es como: "Bueno, así es como me sentía en el momento en que lo dije". Podríamos hacer exactamente las mismas preguntas en ocho horas. Y yo podría decir una respuesta diferente porque es como me voy a sentir dentro de ocho horas. Y creo que darte la libertad de desahogarte... volverte vulnerable... Esa es parte esencial de mi música favorita, lo que tienen en común esos artistas es que se vuelven vulnerables. Me gusta que las cosas se sientan reales, así que tengo que hablar desde un lugar real. Y lo que pasa con la vulnerabilidad es que a veces, cuando la compartes, da miedo. Pero nunca eres el único que siente eso. Jamás lo eres. En ocasiones lo que siento bastante liberador es que voy a decir cosas y la gente va a ser como: "¡Dios mío, yo también me siento así!". Y yo digo: "Vale", así que le quita poder a lo aterrador que es, ¿me entiendes? Creo que estar en tu zona de confort todo el tiempo es aburrido y divagar sobre las cosas es mucho peor que hacerlo. Pensar en todas las posibilidades de cómo puede recibirse algo en lugar de hacerlo es mucho menos agotador [ríe].


yazmin-lacey-voice-notes-album-entrevista

¡Exacto! Da miedo, pero no somos las únicas personas que están siendo vulnerables frente a otras, nunca. Algo que mencionas en tu canción “Eye to Eye” es la importancia de las conexiones con otra persona. ¿Qué opinas que es esencial al momento de conectar con alguien? ¿Cuáles son esos aspectos que buscas en una relación amorosa o de amistad?

YL: Pienso que... Tienes que dar todo de ti: lo bueno, lo malo, lo feo y lo perverso [ríe]. Tienes que darlo todo si vas a tener una relación con alguien. Especialmente en una relación monógama, tienes que darlo todo. Sólo están los dos y creo que la gente siempre piensa que no estar con nadie es un lugar muy solitario, pero creo que es mucho más solitario si estás con alguien pero no puedes decir todo lo que quieres decir. Así que "Eye to Eye" habla de la franqueza total con alguien, ¿sabes? Como la verdadera intimidad y compartir cosas, tanto física como mental y espiritualmente. Justo estoy en mi viaje para conectar con otras personas ahora mismo. Quiero sacar a la luz mis límites y expectativas, porque siempre lleva un poco de tiempo que todo el mundo sepa lo que significa [ríe].


Totalmente, siempre debemos mostrar nuestro verdadero yo a la persona que se relaciona con nosotras, a esa persona que amamos… incluso los demonios. Estos demonios que a veces nos traicionan, pero ya que hablamos sobre esto… ¿Cómo lidias con ellos? ¿Cómo fue tu proceso para aceptarlos y entenderlos? Si pensamos en Priscilla en “Bad Company”.

YL: Aw, Priscilla… Sí. Quiero decir, la abrazo. Cuando escribí eso, pensé... Priscilla es como tu ego, tu demonio interior, tu yo en la sombra. Como tu alter ego. Es todas esas cosas para mí. Y creo que reconocerlas es solo la primera parte, ya sabes, con ella o el personaje que hice de ella. Me di cuenta de todas estas cosas... mis inseguridades, mis secretos, las cosas en las que soy buena... Fue divertido ponerlo en un personaje y creo que estoy en un punto en el que... Cuando la gente habla de superar tus demonios y eso, es genial. Estoy en un lugar donde sólo lo reconozco y lo observo. Y me da risa. Algunas de las cosas que tu mente puede decirte son tan jodidamente estúpidas y tontas, así que solo me río.


Siento que todos estos sentimientos y pensamientos se vuelven más intensos durante las noches. Ya sabes, escribir mensajes o pensamientos en plena madrugada…

YL: ¡Sí! [ríe] Estoy muy de acuerdo con eso. Como que tenemos más tiempo para hablar con nosotras mismas, ¿no? Describes la noche como un momento mágico y que también fue tu guía en los inicios de tu carrera. ¿Podrías contarnos más sobre esto?

YL: La razón por la cual escribo tanto durante las noches es por la privacidad que hay en ella. Intentar escribir letras durante el día… No lo sé, siento que he ganado bastante tiempo en las noches al estar despierta. La vida nocturna me ha formado mucho como persona… Conocer personas que están en sintonía contigo durante la noche mientras están bailando es muy, muy importante. Creo que “Late Night People” es una celebración de eso, una celebración de las personas que están en la misma sintonía. Siento que muchas personas creativas se sienten de esta manera en las noches. Además, la creatividad no siempre te da de comer, entonces es mejor que trabajes en eso durante la noche para poder tener otro trabajo en el día [ríe]. Pero no, realmente amo la libertad que te brinda la noche. Me gusta el ambiente en esos espacios como las fiestas nocturnas, los conciertos, los shows de arte, los festivales. Es como si todos los freaks salieran a esa hora y se juntaran, hay algo muy reconfortante en todo eso.



Las ideas fluyen mejor en la noche, entonces…

YL: ¡Sí! Hay menos sucediendo a nuestro alrededor. Necesitamos tiempo para pensar.


Estoy de acuerdo. Y de la vida nocturna y los sentimientos, me gustaría pasar a un tema más familiar: “From a Lover”. Esta es una canción que tiene esta influencia de los discos caribeños y lovers rock que escuchabas con tu padre y tu hermano. ¿Cuáles son algunos de tus discos favoritos que comparten y escuchaban juntos?

YL: Déjame pensar... Hay un montón de artistas que escuchamos: Dennis Brown, Bitty McLean es otro artista de lovers rock que escuchamos mucho. Y también, ya sabes, hay otras canciones en el disco como “Tomorrow's Child” que es una muestra directa de... bueno, es como una repetición de ‘King Tubby Meets Rockers Uptown’, ¿sabes? Realmente quería tener espacio para jugar con ese estilo porque es algo que me gusta en la música reggae y en el lovers rock. No digo que no esté trabajado, pero siempre resulta muy natural. Como si la gente simplemente se metiera en el estudio y cantara sobre su día, sobre cómo se sentía, y así es como me siento yo con mi música. Así que quise rendirle un pequeño homenaje.


Esta pasión por la música empezó desde que eras niña, ¿o cómo fue tu infancia en términos de los momentos musicales que te rodeaban?

YL: Intento recordarlo, pero es como... La gente siempre me pregunta eso porque hago mucha música, pero de niña no era así. Ya sabes, a los caribeños les encanta la música de todos modos, es como el ritmo que llevamos, nos impulsa. En mi casa siempre ha habido música. De niños no veíamos mucha tele. Escuchábamos la radio, pero no era un hogar musical. Mi padre no es un coleccionista de discos. Nadie en mi familia, en ninguna generación hace música o quiere hacerla. Simplemente no era así. Y nadie me cree cuando digo eso por lo que hago [ríe]. Fui a clases de piano de los 13 a los 14 años. Pero entonces dejé de ir y ya no quise dedicarme a ello, así que ni siquiera sé tocarlo. No sé leer ni escribir música. Me apunté al coro de la iglesia durante un par de meses, pero no me volví buena enseguida, así que lo dejé porque me aburría. No es algo que siempre haya querido hacer, pero me alegro de haberlo encontrado cuando lo hice.


Recuerdo mucho lo que dijo Femi [Ezra Collective] en su Tiny Desk sobre hacer las cosas a tu propio ritmo y que cuando llega el momento, es el tiempo adecuado. Dijo: “La demora no es una negación”.

YL: Aw, exactamente. Es realmente el momento perfecto.


yazmin-lacey-voice-notes-album-entrevista

Y ya que mencionamos un poco esto sobre tu niñez, tengo que sacar “Tomorrow's Child”. Y es muy abrumador pensar en el futuro a veces y todo lo que viene para las nuevas generaciones también. ¿Qué le dirías a la pequeña Yazmin sobre el futuro?

YL: Creo que lo mejor... Más o menos lo que he intentado pensar... Creo que es bueno intentar empatizar y entender a la gente que no vivió las mismas condiciones que tú. Que no van a tener las mismas experiencias y que además le irá mejor que la generación anterior signifique lo que signifique. ¿Entiendes? No estoy diciendo que sea una guerrera ecológica ni nada por el estilo, pero tengo muy presente el efecto de mis acciones en el resto del mundo. Es sólo un consejo que tengo en la cabeza: Lo que hacemos afecta a los demás. Todos desempeñamos un papel en el mundo y deberíamos querer que sea un lugar mejor y poner un poco de nuestra parte. Cuando piensas en los problemas mundiales es tan abrumador. Yo personalmente, ¿puedo detener la crisis climática? No, pero con pequeños cambios aquí y allá pongo mi parte. Todo el mundo hace un pequeño cambio. Y un pequeño cambio puede ser algo tan sencillo como escuchar a alguien que lo necesita. Hay tanta mierda en el mundo. Creo que podemos hacer alguna buena acción o mantener las cosas en el camino correcto, ¿sabes?


Claro, hacer lo que puedes desde donde estás, es suficiente. Los pequeños cambios hacen una gran diferencia.

YL: Exacto, exacto.


Hace rato mencionaste que de hecho sueles ir a escribir al mar y que en él encuentras mucha paz. ¿Cuál dirías que es el lugar perfecto (mental o físico) para escuchar el álbum?

YL: Uff. Siento que hay tantos estados, ya sabes... Cuando empecé a darle orden al álbum, era tan específico para mí porque empecé el disco con esa intro en la que la batería era tan caótica. Y creo que para cuando llegué a la pista 14, había encontrado un poco más de paz en mí misma, así que creo que puedes escucharlo estés donde estés. Puedes estar en un estado de caos y habrá un lugar en el álbum para eso o puedes escucharlo cuando sientes que quieres estar aislado, y hay algo en el álbum para eso. Mi signo es Cáncer, entonces me siento mejor, más libre y más relajada en el mar. Así que para mí, ese sería el lugar perfecto para escuchar cualquier cosa. Pero para todo el mundo, creo que se puede escuchar en cualquier sitio. También me gusta escuchar cosas mientras conduzco porque parece que estás en una película, porque es como ambientar la escena. No sé, no sé [ríe]. Escúchalo en cualquier sitio, en todas partes, con todo el mundo, con cualquiera. Con nadie, con todo el mundo. Pero sí, me gusta pensar que el lugar ideal es en el mar.



Hay tantas cosas que podríamos hablar sobre el álbum, pero el tiempo no nos alcanza. Sé que es difícil elegir una canción favorita, y no me gusta preguntar eso. Pero si tuvieras que decirle a alguien que escuche una canción del disco para que después vayan a oírlo completo, ¿cuál elegirías?

YL: Okay, porque estaba a punto de decir: "No voy a animar a nadie a escuchar esta" [ríe]. Creo que quizás diría “Sea Glass”. Pienso que es buena para estar calmado. Es buena para respirar profundamente. El sonido del agua calma a todo el mundo. Así que tal vez podrías entrar en un agradable estado de relajación, y estar preparado para asimilar el resto del álbum.


Me parece una gran elección. Para ir cerrando, ¿qué sigue para Yazmin Lacey? ¿Estás emocionada por tus próximos shows en Londres? Vi que varios de ellos ya están agotados.

YL: Sí, estoy muy emocionada por compartir mi música. Hay una transformación que sucede desde... Como que es muy emocional hacerlo, estás diciendo todos tus sentimientos, estás desenterrando todo eso y luego se solidifica en este álbum y llegas a tocarlo. Y tocar en vivo tiene que ver con la conexión en tiempo real. En el momento en que conectas con otras personas, todas esas emociones se transforman en un intercambio realmente hermoso. Así que eso es lo siguiente. Quiero tocar en tantos sitios como sea posible y conectar con la gente en tiempo real.


Será un momento hermoso, la música en vivo tiene eso de generar conexiones y emociones únicas. ¿Visitarás otros países? ¿México está dentro de tus planes?

YL: Sí, lo sé. Realmente, realmente quiero ir a México. ¡Que alguien me invite a México, por favor! A un festival o algo así. Realmente quiero ir [ríe]. Pero sí, estoy de gira... Acabo de volver de Estados Unidos. Voy a Brasil, a Japón, a Australia... Tocaremos en algunos festivales en verano y luego, en otoño, creo que haremos otra gira. Espero de verdad que pase algo con México, porque me encantaría ir.


yazmin-lacey-voice-notes-album-entrevista

Estaría increíble tener un show tuyo acá. Sé que la audiencia y el país te gustará muchísimo. Te esperamos con los brazos abiertos.

YL: ¡Sí! Sé que así será, me encantará. Muchas gracias.<3


Finalmente, ¿te gustaría agregar algo para las personas que están leyendo esto?

YL: Me gustaría decirles que, si escuchan el álbum, háganlo en orden. De la 1 a la 14. Así podrán asimilarlo y escuchar la historia a medida que avanza y disfrutarla. Espero que puedan conectar con ella. Espero que la gente pueda sentir sus propias emociones en las canciones. Eso es lo que la música hace por mí. ¡Disfrútenlo mucho!


Muchas gracias por tu tiempo, Yazmin. Fue muy lindo hablar contigo.

YL: Gracias por tomarte el tiempo de hablar conmigo. En verdad espero que cuando vaya a México puedas ir al show. Ten un buen día. ¡Bye bye!


Comments


Facebook - Vibras I Vol.14.png

LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

bottom of page