top of page

Entrevista con Yard Act

Provocaciones de un neo post punk.

yard-act-the-overload-album-entrevista
Foto: James Brown

El post punk ha tenido un lento - pero más que intenso – renacimiento a casi 50 años de rasgado su primer acorde, resignificando la crudeza de las cuerdas niqueladas y percusiones hipnóticas para abrirse paso entre la pluralidad de lo contemporáneo. Bandas como Yard Act, formados durante 2019 en Leeds, Inglaterra, son muestra de este empuje constante de límites, buscando sobrepasar el género desde su interior. Primero con el debut de corta duración ‘Dark Days’ (2021) y ahora con el lanzamiento de ‘The Overload’, colocando uno de los álbumes más incendiarios a la cabeza de la nueva ola de sonidos.

La conversación con James Smith (vocalista) y Ryan Needham (bajista) iniciaría tirando del nervio emocional de este primer gran paso sonoro ¿Cómo se sienten por el lanzamiento del LP?

J: Tengo mariposas en el estómago justo ahora.

R: ¿Nervios o solo emoción?

J: Emoción… o no lo sé. Hemos publicado música antes pero nunca con este nivel de intensidad previa.

Supongo que esa misma intensidad puede convertirse en un gran peso.

J: Hay algo de presión, sabemos que esperan cierto sonido. Hemos escrito música de la que estamos realmente orgullosos, pero siempre existe esa presión al presentar nuevas canciones por primera vez ¿Has sentido eso Ryan?

R: No realmente. Hemos tenido varias reviews en prensa, pero, hasta ahora, ninguna negativa. Creo que estamos a la expectativa de la primera patada.

J: Tienes que mantenerte fiel a ti mismo ¿sabes?, después de hacer lo que genuinamente quieres hacer queda fuera de tus manos, solo esperas que la gente lo entienda.


Aquí hay un punto interesante. Si bien la intención del artista permanece, el sonido se reinventa en la interpretación de quien lo escucha ¿Cómo quieren que nos sintamos al escuchar ‘The Overload’?

J: Quiero que lo disfruten, que pasen un buen rato y piensen al mismo tiempo.

R: Yo solo quiero sea parte de la vida de las personas. Tengo muchos álbumes así, los hago míos por distintas razones. Que sea algo parecido me emociona.

J: Sí, también espero que puedan volver a él. Está hecho de muchas capas, la música, la historia en cada letra. Me gustaría que disfrutasen explorándolo, encontrando cosas que no notaron en la primera escucha.

Parece ser un punto en común dentro la vanguardia del género. Proyectos como shame, Maruja o Squid desafiando el cómo concebimos al neo post punk y su profundidad.

J: Exacto. En sus inicios no solo significaba guitarras angulares, que es como se llega a representar actualmente. Squid empuja eso y, seamos honestos, hay muchas otras bandas que lo están haciendo en direcciones aún más interesantes. Eso es lo bueno del indie, el estancamiento le hace reaccionar. Ahí es donde todos se esfuerzan un poco más, nosotros somos parte de ello.

Es claro que ese impulso de reacción moldeó el sonido del disco, pero ¿Fue premeditado o atestiguamos un crimen pasional?

J: Lo siento como una evolución natural del EP. Quizá debido a la pandemia pasamos mucho menos tiempo tocando juntos, en un punto solo estábamos en casa grabando demos sin detenernos a pensar cómo lo recrearíamos en vivo, resultando en direcciones mucho más diversas.

R: Definitivamente es un producto de su entorno. Todo giró alrededor de las ideas en la escritura frente a la computadora, yo le enviaba riffs de bajo a James y el devolvía letras, trabajamos bastante rápido juntos.

J: Fue menos jam, se siente en las canciones. Después tuvimos que reaprenderlas como una banda de punk con cuatro partes.

yard-act-the-overload-album-entrevista
Portada: ‘The Overload’ de Yard Act

Supongo que era inevitable que la pandemia repercutiera en el proceso creativo, ¿Cómo la pasaron ustedes?

J: Bueno, después de un tiempo, cuando todo el mundo se detuvo, empiezas a sobre pensar las cosas y cómo no pasarán de la manera en que esperabas, aprendes a que no te desaliente, lo desafías. Te hace querer encontrar nuevas maneras de crear música y llevársela a la gente. Creo que la pandemia fue clave para que Yard Act avanzara. Nos dio el impulso para centrarnos en componer y pensar en porque hacemos música, cuales eran nuestras ideas, qué queríamos compartir ¿sabes? Cuando inicias una banda es pensando en presentarse, pero nos arrebataron eso el primer año y medio de nuestra existencia. Nos dimos cuenta de que lo hacíamos porque amamos esto. Amamos escribir, amamos grabar, amamos tocar.

Es muy honesto, hacer música por el amor a hacer música. Conmovido contra reloj sentía la necesidad de volver al álbum. Dentro de lo musical hay pocas cosas más pensadas que el nombre de cada material y el de este larga duración no parecía menos interesante ¿Por qué ‘The Overload’?

J: Dos razones. La primera es el mundo. La modernidad se siente como una sobrecarga (overload) de estrés para todos; el sentirnos abrumados por la gran cantidad de información que debemos consumir al clavarnos frente a una pantalla, los ciclos de 24 horas de noticias en radio y televisión, el cerebro no soporta tanto trauma todo el tiempo. La segunda son las palabras. Escribí tantas de ellas [ríe]. Es un tiempo muy intenso para estar vivos.


Hace no mucho veía un documental, The Social Dilemma, sobre todo a lo que nos exponen las redes sociales; desinformación, estándares inalcanzables de belleza, sesgos cognitivos. Somos junkies del día a día, los humanos 100 años atrás jamás tuvieron que enfrentarse a esto.

J: ¡Sí! Nuestros cerebros no se adaptaron lo suficientemente rápido como para entender que vivimos en una época donde la tecnología supera a la inteligencia humana. Está sucediendo tan rápido, no conocemos las variables que puedan surgir y cómo podrían afectarnos. Las computadoras no son tan espirituales como nosotros.

“Tú nunca adorarás a una gran computadora en el cielo”, sentenciaba James mirando fijamente a la pantalla mientras llegábamos a la última pregunta: ¿Qué buscan con este álbum?

J: Con suerte, México. Hemos pensado en septiembre, aún tenemos que cuadrarlo con varias otras cosas, aprovechar y visitar algunos amigos. Fui vecino de Fernando (Heftye) de Los Plastics Revolution cuando estudiaba en Leeds, esa es mi conexión con México.

R: Esta es mi conexión con México [cargando amorosamente a un chihuahua].

J: [También] tourear el álbum y escribir uno nuevo.

 

Entre la promesa de nueva música, vínculos a lo nacional y el sentir contemporáneo hecho track nos despedíamos de una de las agrupaciones más prometedoras de la nueva ola, dejando volar nuestras cabezas por el empuje de post punk fusión cortesía de Yard Act.


Commentaires


Facebook - Vibras I Vol.14.png

LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

bottom of page