Entrevista con Will Joseph Cook

De nostalgia, existencialismo y dance pop.

will-joseph-cook-every-single-thing-album-entrevista
Foto: Sophie Holden

Con tan solo 24 años, el proyecto solista del inglés apunta a ser uno de los nuevos nombres entre el universo indie de sonidos contemporáneos. Desde sus primeras incursiones en lo musical a inicios de 2015, Cook ha encontrado su lugar en el cambiante mundo de expresiones digitales, logrando viralidad con canciones como “Be Around Me” y apoyándose en la efervescencia de sus presentaciones en multitud de festivales.

Con el estreno de su tercer larga duración, nos sentamos a platicar con el músico sobre todo lo relacionado a la composición de ‘Every Single Thing’. Pasando por el universo visual del videoclip, el existencialismo suave en cada lírica y los sentimientos encontrados entre flashazos de funk, disco e indie pop.

Recién podemos escuchar el nuevo álbum ¿cómo te sientes al respecto? ¿emocionado?

W: Son muchas emociones, pero sí, me emociona poder mostrárselo al mundo. Hace no mucho hablaba con algunos amigos sobre la extrañeza de publicar música, pasa de ser esta experiencia privada y personal que nació de lo creativo a exponerse completamente para que las personas lo escuchen y opinen sobre ello.

Siendo tu tercer LP pensaría que estás acostumbrado a la explosión emocional.

W: Creo que es distinto cada vez. Siento este disco realmente cerca a mi corazón, así que espero que la gente lo disfrute.

Yo lo disfruté genuinamente. Me da la sensación de ráfagas vintage recontextualizadas al pop contemporáneo, frescura hecha sonido.

W: ¡Eso es justo lo que buscaba!


Revisando el tracklist, siento que podría dividirlo en tres grandes bloques. Canciones de cool pop sobre el amor, canciones de cool pop sobre nostalgia de amor y las demás, siendo “Guaranteed” una de ellas ¿Cuál es la historia detrás de estos cortes drásticamente distintos?

W: “Guaranteed” es definitivamente la canción más diferente de todo álbum, sonaré cheesy pero la escribí mirando a las estrellas. Pasé buena parte de la pandemia viviendo a las afueras de la ciudad, en Londres no puedes ver nada por toda la contaminación lumínica, así que mi actividad favorita estando fuera era recostarme en el pasto y voltear a ver el cielo nocturno. Las estrellas siempre me han hecho pensar en la vida y la muerte. Este álbum está hecho de canciones de amor, pero de una manera muy presente ¿sabes? parten de lo que es real, el día a día en las relaciones. Quería terminar el disco con algo ligeramente más profundo, a fin de cuentas también es parte de mí. “Guaranteed” va sobre buscar esas grandes respuestas. Muchas personas toman la postura de dejarlo ir, aceptar que nada importa, incluyendo el ser feliz. Pero, si es realmente así, ¿por qué sentimos el amor tan intensamente? ¿cuál es el punto detrás de todas estas emociones? ¿cómo es posible que el querer nos haga sentir tan mal y tan bien?

Creo que aún cuando nada tenga sentido, sentir vale toda la pena del mundo. Alguna suerte de nihilismo optimista si lo quieres, el que no tenga propósito me da toda esta libertad para hacer de mi vida lo que quiera y lo que quiero es morir de amor.

W: ¡Exacto! La canción llegó después de todos esos pensamientos. Al final, llegas a la muerte preguntándote ¿qué fue todo eso? En un punto la letra dice algo como “Si dejar ir te hará libre y el que nada importe será un alivio, entonces ¿de qué demonios trata el amor?”. Creo que resume bastante bien el punto de ese track, ¿cómo es que nada importa aún sintiendo tanto?

Dentro de este tercer grupo incluiría también “4AM”, uno de los primeros sencillos publicados rumbo al LP ¿Cómo surgió lírica y musicalmente?

W: “4AM” fue una de las canciones que escribí estando en México. Llevaba un tiempo lejos de mi novia y tenía esta idea de una canción siendo un mensaje de voz para la otra persona, al otro lado del mundo, aguardando en la contestadora por la diferencia de horario. La clase de cosas extremadamente románticas que dices ebrio de madrugada, como ¿si yo fuera un bicho aún me amarías? [ríe]


¿Dirías que el haberla compuesto en México afectó el sonido final?

W: Absolutamente. No creo que me hubiera emocionado tanto por grabar de haber estado en Inglaterra o cualquier otro espacio familiar. Jamás había ido a México, había escuchado que a algunas personas les gustaba mi música por allá y pensaba vagamente en ir, pero de pronto sucedió. Fueron dos semanas realmente intensas, haciendo música diario, explorando un poco las calles. Era el final de la pandemia así que no creo haber tenido muchas experiencias sobre cómo es realmente la vida en la ciudad, pero lo disfruté mucho. Un gran lugar para grabar, y muy ruidoso. Mientras hacíamos las tomas se filtraban continuamente los sonidos de la calle, alguien gritando, personas sobre la acera, bien vamos por la toma diez.

Quizá una segunda visita a México te daría la oportunidad para experimentar la capital más claramente, sin mencionar lo mucho que disfrutaríamos verte sobre escenarios.

W: Estuve presentándome en el festival Corona Capital en 2021, pero sería genial poder volver, dar algún show y sentir a la ciudad realmente viva. Espero que suceda a finales de este año.

will-joseph-cook-every-single-thing-album-entrevista
Portada: ‘Every Single Thing’ de Will Joseph Cook

Pasando a lo extramusical, nos presentaste todo un abanico de estilos visuales en cada uno de los videoclips. Desde escenas de estudio noventero en “Bop” hasta el subtitulado setentero japonés con guiños a The Beatles en “Kisses” ¿Por qué apuntar a una paleta estética tan amplia?

W: La idea principal era referenciar una década distinta en cada clip, tomar elementos de la segunda mitad del siglo pasado pero trayéndolos a la actualidad. Creo que es una buena analogía a mis influencias musicales; amo el trabajo de Neil Young, Marvin Gaye y Lou Reed, el dance disco de los 80’s y los cantautores de los 90’s, pero también me encanta la mezcla de beats de hip hop en el pop contemporáneo. Quería que el apartado visual se sintiera tan plural como mi música. Me aburre ver que algún artista se enfrasca con un solo estilo, que todos sus videos tengan la misma vibra noventera o no salir de vestuarios de los 70’s, prefiero experimentar entre distintos tonos culturales.

Creo que es un gran acierto. La sensación que da el proyecto deja espacio para todo este juego estético entre lo retro y lo actual, una suerte de nostalgia dulce.

W: Me alegra que pienses eso, cuando se hace de la manera incorrecta todo se vuelve un gran desastre.

El tuyo parece un buen desastre.

W: Sí, un buen desastre [ríe].


¿Canción favorita de ‘Every Single Thing’?

W: Creo que una de las que más me emociona es… oh dios, esto es difícil, las amo a todas. Estos días he tenido muy presente “The Feels”, creo que es una canción interesante. Musicalmente fue inspirada por Drake y Rihanna [ríe], con un filtro de groove jazzy a la Benny Sings, toda una mezcla de sonidos. La letra habla sobre esta vez en casa de mis padres, encontré mi vieja laptop llena con videos de mi novia y amigos cuando era adolescente, personas con quienes no he hablado en años. Es un sentimiento extraño, no es bueno pero tampoco llega a ser malo. Es darse cuenta de que esa vida era muy distinta, de lo mucho que he cambiado y que había olvidado completamente los días en que solíamos estar juntos. Empecé a escribir sobre este escenario ficticio en que el volvíamos a estar en contacto, explorar el cierre de las relaciones y lo que representa en la era del internet, donde tu teléfono dice cosas como “En este día, hace 10 años, eras feliz”, haciéndote lidiar emocionalmente con la chica que te rompió el corazón y con quien no has hablado desde entonces. Es un tema difícil de convertir en una canción de pop cool, pero creo haberlo logrado [ríe], me siento muy orgulloso de esa.

Ha sido un placer poder conversar contigo Will, muero por volver a escuchar el disco ¿Algo más que quieras agregar para nuestros lectores?

W: Escuchen el álbum, escúchenlo completo y díganme qué les pareció, envíenme en tweet.


LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

rex-orange-county-who-cares-album
metronomy-small-world-album