‘West of Eden’ de HMLTD


HMLTD o “Happy Meal Limited” o “Cajita Feliz Edición Limitada” en español, son una banda originaria de Londres Inglaterra y a decir verdad, anda rompiendo todo a su paso, desde cristos de utilería hasta paradigmas sociales. Estos extravagantes chicos buscan dejar su sello en la historia del Rock a toda costa y Vibras estará ahí para documentarlo....

Con esa premisa llegó hasta mis oídos por primera vez este conjunto, el cual me fascino, este su álbum debut es una clara muestra del mundo en que vivimos. Atrevido, polémico, extraño, así son los HMLTD y así es el ‘West of Eden’ y tan solo basta con echarle un vistazo a los géneros en los que podría etiquetarse su sonido para corroborarlo. Son tan diversos que van desde el Goth, pasan por la New Wave, el Glam, un poco de Art Rock Experimental, también Trap, Pop y hasta algo que bien podría quedar como la banda sonora de un“Spaghetti Western”

Los estereotipos, conceptos y dogmas rotos de la masculinidad, sumados a los de la exploración y mezcla de nuevos sonidos son tal cual, la representación del nuevo significado de ser un Rockstar en la escena inglesa, la cual, desde hace ya bastante tiempo, agoniza con propuestas electrónicas disfrazadas de “nuevas” que terminan repitiendo la misma fórmula de siempre y que a decir verdad ya me cansaron.

En cambio, estos vatos me patearon él cerebro, se presentaron agresivos y muy cercanos a lo que podría considerarse como un sencillo lanzado por el mismísimo Marilyn Manson, de este modo, “The West is Dead” nos abre la puerta al sonido fresco y que nos atrapa desde el segundo uno, con esa tremenda línea de bajo. Continuamos con “Loaded”, un energético tema que hace uso de recursos electrónicos como sintetizadores y cajas de ritmos para impregnarnos con un ímpetu tan radical, que literalmente puedes sentir, emanando de esta canción.

En este punto podemos escuchar una maravilla, que invita a la imaginación a situarse cabalgando por las montañas rocosas de San Francisco en el viejo oeste “The Ballad of Calamity James” es usada como puente para darle paso a “To the Door”, la cual utiliza como base el final del track más peligroso del condado y nos acompaña de la mano hasta que a la mitad una especie de trap hace lo propio, lo se… por más rara que suene la mezcla, estos chicos la hicieron funcionar. Enjoy!

Y ahora sí, agárrense de donde puedan. “Satan, Luella & I” es un tema hipnótico y magistral en el que Henry Spychalski, vocalista del grupo, da la impresión de que la ópera no le quedaría nada grande. Aquí un coro angelical, que reza: “Soft, gentle stranger Luella, babe won’t you marry me now”, se ve interrumpido por una voz muy grave que repite la línea, todo esto mientras que en mi cerebro inmediatamente se comienza a gestar una similitud increíble con el gran Nick Cave, realmente me gustaría decirles más sobre este tema, pero creo que sería romper el encanto que por sí solo provoca cuando lo escuchas y no sabes qué esperar.


Por otro lado, con “Mickey´s Song” me sorprendí de nuevo. Mi cabeza no era capaz de darle crédito a lo que escuchaba y es que después de un comienzo fuerte y medio lúgubre, estos chicos llegan te meten un tema completamente Pop y al contrario de lo que muchos pudieran pensar, no rompe para nada la armonía auditiva ya que justamente se encarga de compensar esos desequilibrios con una calidad innegable.

“Why?” es una pieza bastante experimental, de facto nos vuelve a sacudir con una letra en japonés cantada por una voz roboticamente melosa cobijada en un halo de rareza tropical, que, termina definiendo perfectamente lo que son esto enigmáticos músicos. En un salto menos weirdo llega “149”, el tema fluye con naturalidad acompañado de Tallulah Edenen los coros, son los 2 minutos 27 segundos de Pop-aterciopelado más normales del álbum en cuanto a uniformidad en el sonido.

Ahhhh, pero esto no se podía quedar así por mucho tiempo, obviamente, así llega uno de los dos temas favoritos del rubio vocalista, desde el inicio “Joanna” nos tiende la mano para bailar al compás de un frenético piano con un estilo tradicional de los Old West Saloon's, este recurso de nuevo usado por los HMLTD es como un puente para el tema complementario, “Where´s Joanna?”, me recuerda por alguna razón al Franz Ferdinand de la etapa más temprana de los 2000's , ustedes juzgarán, aunque un poco después de la mitad de la canción el viaje se interrumpe por algo que tendrán que descubrir solos.

“Death Drive” sería lo que obtienes al juntar una poderosa voz, más sonidos electrónicos muy random, más una batería magistral, como dato podría añadir que tiene lo que yo considero el mejor cierre en los temas de este álbum. Pasamos a “Nobody Stays in Love”, esta rolita de desamor nos regresa un poquito al pop, algo que de cualquier forma se disfruta, lo aseguro.

“MMXX A.D.” es una especie de sampleo que dura 50 segundos, es el último preludio antes de pasar con la segunda canción favorita de Henry Spychalsk, “Blank Slate” es ese tema que pones cuando quieres obtener toda la motivación del mundo para mandar al carajo todo y hacer del mundo lo que te plazca, total, “The world is a blank slate and all my dreams were born today” …

Por último y como cereza en el pastel los HMLTD cierran este magnífico viaje lleno de sorpresas y ritmos diversos con “War Is Looming”, tema que eclipsa todo el álbum y dignifica el tremendo debut de estos chicos andróginos. Aquí podemos notar un poquito de la cercanía que el rubio vocalista tiene con la ópera tal y como nos lo contó en la entrevista que le realizamos hace un par de días, (si no la has visto pícale aquí🙄) pero sea como sea, el tema gira en una atmósfera muy Dark Cabaret que sin dudas atrapa y hace querer más, en lo personal estoy maravillado, intrigado y estaré viciado con este discazo al menos un año. Espero que ustedes también, no me obliguen a patearlos cuando los vea si no es de esta forma, por lo pronto no nos queda más que escuchar este gran LP en repetición y deprimirnos hasta que estos londinenses nos regalen una nueva dosis de su intrigante arte…

Escucha el ‘West of Eden’ aquí:


LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

Vibras 002 4_5.png