Vive Latino 2020: Día 2

Fotos: Jiovanna Bellamy | @byjiovannabellamy

Zoé @ Vive Latino, 2020

Fue el domingo, con una pistola en la frente el detector dictó negativo a fiebre, un boleto en mano que desde meses antes prometía una gran experiencia, y la incertidumbre por la pandemia de enfermedad por COVID-19; así comenzaba un día que en la memoria del Vive Latino se viviría como un antiviral de música.

Sin duda la edición 21 del Vive Latino ha sido distinta, al entrar al Festival los detectores de fiebre nos recordaban la posibilidad de infectarse de Coronavirus. Una vez dentro, la celebración por la música podía hacer que se olvidara la crisis, hasta ver en los rostros de los asistentes, cubrebocas, y los tantos litros de gel antibacterial que recordaban el temor y la paranoia de enfermar.


Aún así, nada detuvo la fiesta, Girl Ultra y Salón Victoria abrían la música del día. La historia ya se escribía cuando Zero Kill, banda liderada por Benito Cerati se presentaba por primera vez en el Festival. La gente apenas comenzaba a llenar el circuito del Autódromo Hermanos Rodríguez, cuando No Wrong Numbers se rifaba, en el Escenario Vero un viaje en el tiempo a los 90s con su funk rock enérgico directo desde Xalapa, Veracruz.


No Wrong Numbers @ Vive Latino, 2020

La intimidad llegó en las cuerdas de un cuatro, y con la voz impecable de Silvana Estrada, que iniciaba su relación con el Vive Latino de forma magistral, conmoviendo hasta las lágrimas a varios de los miles de fanáticos que se encontraron en la Carpa Doritos Bunker.

Indios, La Garfield y Madame Récamier se presentaban a la misma hora en distintos escenarios, y una idea recurrente en festivales se hacía presente: sería increíble poder estar en varias partes a la vez. En el escenario Escena Indio, desde Argentina, Indios presentaban a un invitado de lujo, Erlend Øye, músico noruego líder la banda The Whitest Boy Alive.


Todo transcurría con la normalidad de un Festival en medio de una pandemia, cuando una presentación sorprendió a los asistentes del Vive Latino. La Carpa Intolerante se llenaba de energía cuando Bratty salía al escenario, y con su poderío e irreverencia, a sus 16 años, conquistaba un momento estelar del Festival.

El escenario principal, el Escenario Indio, siempre guarda sorpresas. Eran las 17:15 pm cuando Porter salía a tocar por sexta vez en el Festival Iberoamericano de cultura musical más importante. Luego de reconectar con los fanáticos, que no dejaron de vibrar con la música de la banda jalisciense, anunciaron que tendrán una próxima fecha en el Auditorio Nacional.


Carlos Sadness, Leiva y Babasónicos, hacían del circuito del Autódromo una verdadera pista de carreras, porque para verlos a todos había que correr de un escenario a otro. Antes conocido como Shinoflow, Carlos Sadness, regresaba al Vive Latino, para que la buena vibra se sintiera a tope. La gente coreaba, bailaba, y disfrutaba de la música del español.

Carlos Sadness @ Vive Latino, 2020

Y por su parte Adrián Dárgelos comandaba a Babasónicos (banda extranjera con más participaciones en el Vive Latino con nueve) al éxito del escenario principal, con decenas de miles de voces unidas a la par de la música de los argentinos, a pesar de que durante su presentación, la lluvia se hizo presente, pero qué más daba, si un virus mortal no había detenido la fiesta ¿por qué lo haría la lluvia?

El Vive Latino ya estaba en la cúspide, cuando el momento más entrañable del fin de semana, y por mucho, llegaba. 31 Minutos rejuvenecía almas en el escenario Vero. Tulio Treviño y Juan Carlos Bodoque reunían a todos los títeres que desde muy temprano se vieron desfilar por todo el complejo en manos de los fanáticos. Por si no era suficiente con haberse presentado el sábado, el domingo nos regalaron más magia con su música, y su divertido noticiero.

Claro que se extrañaron bandas: Vetusta Morla, Usted Señálemelo, Portugal The Man, Kyary Pamyu Pamyu, Gustavo Santaolalla, Fangoria, Enrique Bunbury, Biznaga, Ambar Lucid, y All Them Witches habían cancelado sus presentaciones en el VL 2020, pero apenas pegaba la tristeza de sus cancelaciones cuando Inspector, Camilo Séptimo y Moderatto se sumaban al cartel.

Más tarde, directamente del Estado de México, con su novena participación en el Festival, DLD, condujo por la nostalgia de su rock pop a los asistentes del Escenario Indio, que se fueron de viaje al universo de DLD por una hora. Después era tiempo de Camilo VII, banda que se había colado de último minuto al Festival, para ser un relevo de lujo que permitió que muchos fanáticos sacaran su lado romántico y también nostálgico en un Escenario Telcel lleno.

DLD @ Vive Latino, 2020

La cátedra llegó de la mano de Andrés Calamaro, que con más de cuatro décadas en la industria musical iberoamericana conmovió a sus seguidores son clásicos de su discografía, y la interpretación de su más reciente álbum, Todo un Placer. Uno más con nueve participaciones en el Vive Latino es Zoé, quien recordó el segundo álbum en vivo de la banda mexicana, grabado en versión acústica como parte de la serie MTV Unplugged, Música de Fondo. Participación que hizo vibrar al Foro Sol, que con la noche como marco, y ante miles de personas, teletransportaban a los fanáticos al año 2011.

La mayor fiebre de la noche se vivió cuando en el Escenario Telcel, Moderatto, rompió los esquemas, y con el liderazgo nato de Jay de la Cueva el espectáculo se fue a los cielos. Hubo fuego, juegos pirotécnicos, covers, y clásicos de la banda. Pero el momento de mayor sorpresa fue cuando un fanático, Chava, se subió a tocar con la banda, y después de su momento de fama Jay le regalara una guitarra.

Moderatto @ Vive Latino, 2020

Casi se terminaba el día, y dos grandes de la fiesta cerraban la edición 21 del Vive Latino, Nortec Collective y Tucanes de Tijuana, quienes desde su género y sus ritmos elevaron las emociones de los sobrevivientes del día.

Pero mucho más allá de la pandemia, de la paranoia y de la crisis, la gente se entregó a la experiencia del Vive Latino por casi 12 horas de música ininterrumpida. Para dar pausa a Festivales y conciertos por al menos la cuarentena forzada. Gracias Vive Latino. 🖤


LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

IG - Fontaines D.C..jpg