Festival Hipnosis 2021


Festival Hipnosis 2021 | Fotos: Andrea Gonar (@andreagonar)

Conocido por su propuesta sonora de psicodelia, garage y stoner rock, el Festival Hipnosis se ha ganado, en su relativamente corta existencia, el corazón de un público entusiasta y encantado por las melodías que cada una de las bandas participantes siempre lanza con pasión y entrega total. Desde su primera edición en 2017 hasta el presente, la selección musical del festival ha seguido una línea que permite la confluencia de subgéneros muy distintos. Para esta ocasión se juntaron el surf rock de La Luz y el pop psicodélico de La Femme con el doom metal de Monolord y el acid rock de Fuzz, algunas de las bandas internacionales que formaron parte del cartel.

El inicio se retrasó por una hora y media, más o menos, pero cuando la espera terminó Quarry Studios dio acceso a sus instalaciones para la comunión espacial y eléctrica que estaba a punto de ocurrir. Había dos escenarios para bandas y una carpa donde se mezclaban viniles; los baños portátiles, el bazar, la sección de comida y bancas no podían faltar.

Mature Over Rated Animals se encargaría de inaugurar la jornada, en el escenario al aire libre, con su buena dosis de rock pesado y psicodélico traído desde Querétaro. Fue sobresaliente la actuación del bajista, al igual que la banda nacional que les seguía. Los Mengers, acompañados por Hugo Quezada en algunas rolas de su set, salieron a sacudir a los fans que ya habían agarrado un buen lugar para verlos. Con canciones como “Pantitlán”, “i/O” y “Tiempos Suicidas” empezaba el headbanging y el slam entre los asistentes. Como era de esperarse, tuvimos hartas capaz de fuzz en la guitarra y el bajo a la par de ritmos acelerados que nos brindaba la batería y que llevaban a los escuchas a un trance de distorsión. Interpretaron gran parte de los temas incluidos en su segundo álbum de estudio: ‘GOLLY’. Por ahí de las 15:30, el trio hidalguense ACTY se encargó de continuar con la primera sección de bandas nacionales en el festival. Su show fue conciso, lisérgico y con una energía desatada.

Mengers @ Festival Hipnosis 2021 | Foto: Andrea Gonar (@andreagonar)

A estas alturas, todas las presentaciones de los artistas se habían llevado a cabo en el escenario al aire libre, así que le tocaba a Deradoorian inaugurar el escenario techado. Durante su concierto hubo una sección experimental y atmosférica, donde Angel Deradoorian sacó su flauta transversal para después hundirnos en pasajes de art-pop e indie rock que hicieron bailar al público. “Tequila y amigos”, dijo la cantante californiana para expresar su gratitud. Ya con el reacomodo de los horarios, tuvimos música sin parar y esa dinámica continuó hasta el final: terminaban unos, y la banda siguiente empezaba luego luego en el otro escenario. El dúo Tonstartssbandht nos traía melodías y riffs de guitarra dulces a la par que psicodélicos, Ty Segall hacía su soundcheck mientras en el otro escenario. Varias personas se juntaron para ver una versión acústica de las canciones de la ya leyenda del garage rock contemporáneo, que de hecho fue su segunda participación musical en el festival – Ty estuvo presente en el cartel de 2017-. Con un ambiente íntimo interpretó temas clásicos de su discografía como “Black Magick”, se le veía contento y disfrutando de un show más minimalista a los que está acostumbrado a dar con sus demás proyectos.

Ty Segall @ Festival Hipnosis 2021 | Foto: Andrea Gonar (@andreagonar)

La Luz comenzó a las 17:40 con “Floating Features”, seguida de “Mean Dream”, ambas canciones pertenecientes a su tercer material discográfico. Llenas de actitud- las cuatro músicas vestían con camisas y sacos que derrochaban un estilo formal pero amigable-, tocaban por primera vez en México desde sus diez años de existencia como grupo. Shana Cleveland nos hacía vibrar con su voz al igual que la whammy bar de su guitarra, mientras líneas de bajo con mucho groove y teclados evolventes actuaban como capas encima del infalible tempo de la batería. Pudimos escuchar canciones pertenecientes a su último álbum homónimo ‘La Luz’, como “In The Country” y una de sus últimas canciones fue la clásica “California Finally”.

Para este momento iba a ocurrir algo inédito en la trayectoria del festival y que, por más sencillo o insignificante que pueda parecerles a algunos, es un paso importante para el impulso de proyectos musicales mexicanos. Diles que no me maten y Lorelle Meets the Obsolete aún faltaban por tocar, ¡después de que ya lo hubieran hecho cuatro propuestas internacionales! Si bien esto podría parecer una exageración, realmente no lo es. Tomando en cuenta que siempre habíamos tenido que llegar desde temprano para ver bandas de la escena nacional, esta decisión por parte del festival es el acierto más grande que destacaría de esta edición, ya que permitió que más personas pudieran ver estas dos propuestas; una emergente y la otra ya consolidada, respectivamente.

Diles que no me maten @ Festival Hipnosis 2021 | Foto: Andrea Gonar (@andreagonar)

Los No me maten, después de una larga introducción, empezaron con esa especie de kraut-blues que es “Wako”, incluida en su último álbum ‘La Vida De Alguien Más’. Su concierto fue subiendo de intensidad; cruzamos de pasajes experimentales y un tanto jazzeros, a una recta final energética y alucinante. “Outro” fue de las últimas canciones que tocaron y que hicieron corear a los asistentes esa línea de voz inolvidable con que empieza: “Sé que nos están mirando mal.”. Sin duda, fueron el acto menos convencional del festival por su estética post-punk y la cruda y poética palabra hablada que es acompañada de una instrumentación cautivante. Acabando su presentación, Sugar Candy Mountain interpretó “Playground Love”, cover de Air, y la mítica “666”. Los visuales se extendían por las rocas a los lados del escenario al aire libre- otro aspecto no nuevo, pero sí importante de subrayar por ser tan buen acompañante sensorial de la música- mientras su pop neo-psicodélico ingresaba de a poco en los oídos del público. Se despidieron alabando al festival y a las bandas que formaron parte de éste. Llegaba el momento de regresar al escenario techado para adentrarnos en los múltiples matices psicodélicos con que Lorelle Meets The Obsolete nos interpeló. “Líneas En Hojas” sonó al comienzo de su set y más adelante se vivió un corto momento de incertidumbre: algo le pasaba al bombo de la batería, que nomás no se quedaba quieto. Después de algunos ajustes por parte del staff, continuaron sólidos con su apasionada presentación. Los sintetizadores ácidos, a la par de las partes de teclado melancólicas y las guitarras distorsionadas, crearon la unión perfecta entre dos polos que podrían ser opuestos, pero que en esta banda funcionan de manera excepcional. El final se vino con todo luego de que las primeras notas de “What's holding you?” hicieran que moviéramos nuestras cabezas al ritmo de ese riff de guitarra medio garage.

Lorelle Meets the Obsolete @ Festival Hipnosis 2021 | Foto: Andrea Gonar (@andreagonar)

Aunando más en la escena de rock mexicana partícipe en el festival, estas bandas no fueron las únicas presentes. En todo momento integrantes de Supersilverhaze, El Shirota, Sgt. Papers, Sunset Images y Mint Field- entre otros grupos más-, deambulaban platicando entre sí y escuchando los actos que estaban representando a la escena nacional. De nuevo, subrayar que cada vez se está creando una comunidad unida entre músicas y músicos mexicanos contemporáneos afines al rock y sus variantes es considerablemente gratificante, y se aprecia sobremanera.

Encaminándonos hacia la recta final de la noche, pudimos escuchar el grito incipiente y constante de “¡Venga Fuzz!”. Y es que para los fanáticos que venían a escuchar rock pesado, blusero y ácido, la banda liderada por el guitarrista Charles Moothart fue la mejor opción para esta edición del festival. Al principio tocaron temas de su último material discográfico, ‘III’, como lo fue “Nothing People”. De su mítico álbum debut sonaron “Sleigh Ride” y la esperada “What’s Inside My Head”, que cerró su show. Las dinámicas entre los tres músicos, Ty Segall en la batería y Chad Ubovich en el bajo, se fusionaban y actuaban como un solo organismo que daba momentos para que cada uno destacara en sus instrumentos. Con requintos llenos de vibrato natural y fuzz- por supuesto-, los oídos de los fanáticos retumbaron oscilantes y extasiados de lo bien que sonaban. Un momento para destacar fue el comienzo de “Let It Live”, que con esa épica línea de guitarra cautivaron la emoción del público. Los Dug Dug’s rindieron homenaje al festival Avándaro con un set de rock clásico setentero, en el cuál el cantante y guitarrista Armando Nava se valió de la flauta transversal para hipnotizarnos. Durante La Femme fuimos partícipes de un carnaval espacial con recursos sonoros electrónicos que nos hicieron bailar al ritmo de canciones como “Cool Colorado”, “Ou Va Le Monde”, “Le Jardin”, “Antitaxi” y “Tatiana”, entre otras. Los y las integrantes vistieron sacos blancos con camisas negras, lo que hizo que resaltaran visualmente y pudiéramos apreciar la “elegancia francesa” de este conjunto. Pero más importante fue que pudimos presenciar a una banda que, además de revitalizar la tradición francesa de música electrónica, con su carisma, actitud y ejecución musical nos presentaron un mosaico musical increíble.

La Femme @ Festival Hipnosis 2021 | Foto: Andrea Gonar (@andreagonar)

TR/ST dio una actuación fenomenal que, valiéndose de beats electrónicos y voces con efectos, encendió el escenario techado. En un ambiente industrial y popero, su música hizo vibrar a los asistentes. Finalmente, y al igual que la edición pasada del 2019 con Fu Manchu, Monolord cerró el Hipnosis con su sludge metal que se impuso como una pared enorme de sonido, haciendo headbangear sin cesar al público.

Tras dos años desde su pasada edición, el Festival Hipnosis por fin pudo llevarse a cabo con las medidas sanitarias debidas (toma de temperatura, ingreso con comprobante de vacunación y uso de cubrebocas) y su regreso fue una ráfaga de aire fresco que nos reanimó las ganas por descubrir nuevos talentos tanto nacionales, como internacionales. Esta fue la primera edición que se llevo a cabo en la ciudad y, si bien no tuvimos bosque alrededor de nosotros como en ocasiones anteriores, no deja de ser un proyecto bastante atractivo que seguirá creciendo y trayéndonos bandas de rock psicodélico y su sinfín de subgéneros. Aplauso por la decisión de no tener de teloneros a todos los grupos nacionales y alabanza por la gran, gran calidad con que las bandas interpretaron su música. Esperemos con ansias un año más y veremos qué nos depara su próxima edición.

TR/ST @ Festival Hipnosis 2021 | Foto: Andrea Gonar (@andreagonar)

 

GALERÍA


LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

beach-house-once-twice-melody-album