‘Violet Street’ de Local Natives: Indie Rock que ya conocemos, pero vale la pena volver a escuchar


El indie rock californiano nos regala otra joya con el nuevo disco de Local Natives, Violet Street. Taylor Rice y compañía le dan vida a su nuevo material discográfico con la producción de Shawn Everett, quien ha trabajado previamente con Alabama Shakes y Kacey Musgraves. Este cuarto LP de Local Natives nos lleva a caminos conocidos, pero con detalles y sonidos que valen la pena recorrer.

“Vogue” es el primer track. Finísima desde el inicio, las cuerdas y las vocales se funden en experimentación de sonidos. Al principio nos da un aire de simple folk, pero va evolucionando en algo mucho más complicado. La canción perfecta para establecer el mood.

“When Am I Gonna Lose You” es el primer sencillo. Un hit instantáneo. Una de las canciones destacadas de un disco que nos va enseñando de a poco sus diferentes capas. Un indie pop digerible, bailable, con algunas pinceladas de Fleetwood Mac.

“Café Amarillo” nos regresa a los sonidos folk, incluso más setenteros. La inspiración para esta canción surgió en un viaje a México. Una canción mucho más orgánica e íntima, poca experimentación pero más intensidad. Es imposible no recordar a Fleet Foxes cuando se escucha el trabajo vocal.

“Munich II” es un pequeño descanso con sonidos electrónicos, como para limpiar el paladar, para así dar paso a “Megaton Mile”, la cual inicia al puro estilo de Marvin Gaye, pero poco a poco nos muestra sonidos más ricos, teniendo su propia escena. Las distorsiones en la guitarra nos recuerda a Tame Impala, y cuando hablamos de experimentación, eso nunca puede ser algo malo.


“Someday How” continúa la línea más de rock psicodélico que el folk que nos tiene acostumbrados. “Shy” es una muestra de la constante experimentación, fuertes y predominantes líneas del bajo es lo que más resalta en el inicio, mientras que la voz de Taylor Rice suaviza el ambiente.

“Garden of Elysian” entra a un territorio más etéreo, bajan las revoluciones para meternos a un sueño nostálgico. “Gulf Shores” ronda en el sonido del rock pop actual, más electrónico, más poderoso, pero sin perder su esencia.

“Tap Dancer” es un dulce cierre. Nos muestra todo lo que experimentamos a lo largo del álbum. Fino, nostálgico, reflexivo e intenso, con toques de ligereza.

Como ha pasado a lo largo de su carrera (y no son los únicos), Local Natives ha sido comparado con bandas de su misma generación e incluso con influencias marcadas de otras de antaño, con Violet Street no cambiará eso, pero la excelente ejecución de esta producción nos da un pretexto para seguir buscándole algo nuevo.

Si el álbum pudiera resumirse en una frase sería: No hay nada nuevo bajo el sol, pero el camino fue tan gratificante que, sin duda, volvería a recorrer.

Escucha ‘Violet Street’ de Local Natives

NOVEDADES x VIBRAS