‘To Love Is to Live’ de Jehnny Beth

4.5 / 5

La francesa Camille Berthomier, mejor conocida como Jehnny Beth, líder y vocalista de Savages, dio a conocer su disco como solista titulado To Love Is To Live, en el que toma una postura desafiante para hablar de la sexualidad, la religión, el amor y el pecado que desarrolla en once canciones que componen el material de larga duración que resulta totalmente diferente a sus trabajos anteriores.

El álbum inicia con “I Am”, una excelente carta de presentación, un track donde el tic tac de un reloj que suena tras capas de sintetizadores que crean una atmósfera de misterio que provoca incertidumbre y temor sobre las que suena la voz de un hombre recitando parte de la letra, son el preludio para la voz de Jehnny Beth acompañada por un piano.

La voz metálica de un hombre da la bienvenida a “Innocence”, una canción electrónica y potente donde los beats pegajosos te atrapan desde los primeros segundos mientras Jehnny canta la letra de la canción que habla de la culpa que puede hacerte sentir el catolicismo por llevar cierto estilo de vida e incluso las repercusiones que tiene en tu forma de pensar: And it's the guilt of cours/ 'Cause I was raised Catholic.

Un golpe palpitante da la bienvenida a “Flower” una canción que incluye una guitarra y sintetizadores sobre los cuales la voz de Beth se eleva y brillan, incluso cuando susurra parte de la letra, que contrastan con el coro de la canción, donde es casi gritada entre suspiros.

“We Will Sin Together”, es la cuarta canción del álbum, donde un bajo palpitante sumado a las percusiones apenas perceptibles que tocan un ritmo constante se fusiona con sintetizadores obscuros. En este track la letra habla del amor, el sexo y cómo esto puede ser visto como un pecado: “To love is to live/ To live is to sin”

Un breve interludio de poco más de un minuto llega con “A Place Above”, en el que Cilllian Murphy recita, con su grave voz, la letra del track sobre notas de piano y sintetizadores palpitantes, en donde se habla del caos y la violencia que se vive actualmente, esa que no es frenada por las personas que detentan el poder.


Una canción que habla sobre las masculinidades tóxicas y el estereotipo del hombre es lo que se puede encontrar en “I’m The Man” una de las canciones más caóticas del álbum, donde la batería y sintetizadores distorsionados mezclan ritmos rápidos en los coros y lentos en algunas partes donde incluso el piano acompaña a Beth.

Con notas de piano, un saxo y una conversación en el fondo da inicio “The Rooms” a estos sonidos se les suma después el son de un caminar sobre los que se une la voz de Jehnny, esta es una canción más tranquila en donde se puede apreciar la gran voz de la cantante francesa.

Cambiando totalmente de ritmo inicia “Heroine” un track donde los vocales son acompañados por un coro de voces femeninas que contrastan con un groove apenas perceptible, donde la letra habla de cómo se espera que sea una mujer y cómo es que realmente se quiere ser.

Con sintetizadores distorsionados y un tempo rápido marcado por el bajo comienza “How Could You”, una canción violenta y desenfrenada que cuenta con la participación de Joe Talbot (IDLES).

“French Countyside” es la siguiente canción, que tras trece segundos de silencio inicia con un piano y un coro de vocales agudos, totalmente diferente a la anterior, esta es una canción tranquila que parece hablar del amor a Francia de donde es originaria Camille Berthomier, mejor conocida como Jehnny Beth.

El disco termina con “Human” donde el bajo marca el ritmo y sobre el cual los sintetizadores distorsionados y violines se elevan. Al inicio todo es tranquilo, pero luego el caós y la incertidumbre se apoderan de la melodía que pareciera sacada de una película postapocalíptica donde la letra cuestiona qué te hace humano, quién lo es y cómo se es.


ENTREVISTA DEL MES

102409644_257365522159970_21511836636071