‘Titanic Rising’ de Weyes Blood: Balada clásica con poca experimentación


Natalie Mering, mejor conocida como Weyes Blood, nos entrega su cuarto álbum de estudio Titanic Rising, con una interesante vuelta de tuerca al sonido setentero que está en tendencia en varios géneros.

“A Lot’s Gonna Change” abre el material con una potente balada, al más puro estilo del romanticismo de los setentas, con la voz de Mering recordándonos en parte a Ann Wilson de Heart. “Andromeda” pareciera una continuación, guitarras melancólicas y la dulce voz de Natalie nos transporta a una visión donde los pantalones acampanados y las pañoletas en el cuello son indispensables.

“Everyday” nos regala pinceladas de ABBA, mientras que “Something to Believe” nos recuerda un día soleado, un track clásico del country, con la voz como protagonista. “Titanic Rising” es el descanso obligatorio, el tema que le da nombre al disco se despega totalmente de lo que veníamos escuchando. Atmosférico e hipnotizante.

“Movies” ya trae la influencia de la canción anterior jugando más con los sonidos, no tan orgánico ni dulce, sino más etéreo sin dejar de lado la voz como principal ingrediente. “Mirror Forever” alcanza a plenitud este efecto: la balada moderna. La evolución del sonido se va plasmando en cada track, y éste lo define a la perfección.


“Wild Time” vuelve con el pop de antaño y orgánico. “Picture Me Better” combina ambos: los sonidos clásicos setenteros pero con arreglos actuales, mientras que “Nearer to Thee” cierra el álbum dramáticamente, con un juego de cuerdas que nos avisa el final.

Titanic Rising es un pequeño paquete nostálgico que a las pasadas generaciones les hará recordar su infancia o adolescencia, sin embargo, para aquéllos que no están emocionalmente ligados a estos sonidos, el álbum podría parecer monótono. Si bien la voz de Natalie Mering es lo que une y da sentido a cada canción, la falta de drama y un clímax le hace parecer un disco para relajarse, concentrarse o bien, disfrutarse durante alguna comida.

El más reciente esfuerzo de Weyes Blood tiene las intenciones correctas y las herramientas ideales, el problema es que en una época donde la desesperación y la ansiedad por conocer los detalles con anticipación, no nos deja disfrutar sin expectativas.

Escucha ‘Titanic Rising’ de Weyes Blood


LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

Vibras 002 4_5.png