Entrevista con The Murlocs


the-murlocs-bittersweet-demons-album-francesca-entrevista

Vivir de la música, viajar por el mundo, tocar con tus amigos y claro, ser un rockstar es el sueño de muchos. Una incontable lista de personas lo han logrado, pero otros tantos se quedan con el sabor agridulce en la boca. Sin embargo, The Murlocs nació bajo este estandarte, y diez años después, continúan haciendo lo suyo. Eso sí, han evolucionado y madurado, algo que se agradece mucho. Ahora, con su quinto disco de estudio, ‘Bittersweet Demons’, Ambrose Kenny-Smith y compañía nos presentan a un lado más rockero, con mapas sonoros más suaves, pero igual de poderosos que siempre. Da lo mismo escucharlo mientras robas un banco o mientras analizas cada aspecto de tu vida, lo nuevo de los australianos se amolda a cada escenario posible. Hablamos con Ambrose, quien agradece los 10 años de trayectoria y quien, aun con tanto, sigue sin creer que logró cumplir su sueño rockstar. ‘Bittersweet Demons’ es el nombre y apellido de tu quinto disco como The Murlocs, me pregunto si habrá “demonios dulces”. ¿Primero llegó la rola o buscaste el nombre por fuera? Ambrose: El nombre es proveniente de una canción de este disco, al principio estaba tratando de buscar algo que no fuera parte directa del álbum, pero es difícil, porque no cualquier cosa podría hacer sentido. De hecho, ‘Bittersweet Demons’ está inspirada en un viejo amigo que murió. Pero, antes de decidirme por ese nombre, tenía otras opciones, aunque ‘Bittersweet Demons’ fue la mejor opción, entonces nos quedamos con ese. Y de hecho, el disco hace mención a demonios personales, o bien, una gran cantidad de personas que han pasado por la vida de ustedes y que han dejado una huella para bien o para mal. Ambrose: Sí, algo así. Hay diferentes elementos que fueron aportados por cada uno de los miembros de la banda, hay muchos personajes a los que se hace referencia, supongo que lejos de esta inclusión, este disco es muy personal para mí; porque asocie muchas cosas con mi familia y con diferentes etapas de mi vida. Me gusta pensar que este es un disco con el que podrías robar un banco mientras lo escuchas, pero realmente se trata de una historia agridulce de mi vida.

Aunque la psicodelia ha sido un elemento importante para ustedes a lo largo de su vida, en este disco nos dejan ver una faceta más rockera, más suave. Ambrose: Lo creamos pensando en cómo sonaría con el piano, en una onda en la que este instrumento fuera el protagonista. Queríamos hacer algo más suave, no tan psicodélico, aunque en este momento ya no lo veo tanto así. Quizá en nuestros primeros discos teníamos más de estos elementos, pero ahora somos más clásicos; supongo que es la dirección a la que apostamos y empujamos por ahí, tuvimos un tipo de resurrección rockera para unir todas las piezas y que hiciera sentido, nos sentimos conectados con esto. Y…¿nació pre o durante la pandemia? Ambrose: Terminamos este disco en enero de 2020 y fue mezclado en marzo de ese mismo año, justo cuando la pandemia nos cayó encima. A mi me queda muy cercano el estudio, pero lo que siguió de la mezcla lo tuvimos que hacer a través de videollamadas y así, por fortuna tuvimos la suerte de crearlo en la misma sala, todos juntos. Entonces, ¿estuvo guardado mucho tiempo? Ambrose: Sí, aunque el álbum estaba listo desde hace mucho lo retrasamos por la situación, pero quede tan feliz con el resultado que sólo quería esperar a lanzarlo en el momento correcto, cuando lo pudiéramos tourear. Se siente bien que haya salido en este momento, ha tenido un buen recibimiento y esperamos poder seguir tocándolo aquí en Australia y próximamente en otros países. ¿Cómo logran acomodar sus tiempos entre un proyecto y otro? Especialmente tú, que estas con King Gizzard and The Lizard Wizard y lanzan varios discos al año. Ambrose: Divido mi día entre las dos, le dedico la mañana a King Gizzard y la tarde a The Murlocs. Aunque claro, dependiendo que estemos haciendo esto puede variar, por ejemplo, un día estaba con KG y tuve que ir corriendo a otro lado para tocar unas partes de piano para The Murlocs, pero no siempre pasa así. Por suerte, las cosas vienen en distintas formas y los demás miembros de la banda igual dividen sus días, pero todos son excelentes y contribuimos en lo que podemos. Eso sí, es cansado, aunque por ahora estoy más involucrado en The Murlocs, se trata de balancear las cosas.

Portada: ‘Bittersweet Demons’ de The Murlocs

Ya se cumplieron diez años de The Murlocs, ¿lo veías posible? Ambrose: Siempre tuve el sueño de hacer música, de una u otra forma. Estar en un escenario, viajar y hacer todo esto era más importante para mí que cualquier otra cosa. Sin embargo, en pandemia, aprendí a ser mas que un músico. Se trata de un estira y afloja, es mucho trabajo, pero al final del día se que tengo el mejor trabajo y eso se traduce en hacer música con mis amigos, porque valoro mucho la amistad. Siempre he sentido esa hambre por hacer muchas cosas, continuar a lo que sigue y sí, dar lo mejor que puedo. Ha sido difícil, pero cuando comencé a ver los frutos y las recompensas por todo este esfuerzo en los últimos años me dio más incentivos para llegar hasta donde estamos. Entre nosotros, la comunicación es clave, si no hablamos de algo que no sea trabajo, tendríamos problemas. ¿Cómo han manejado sus presentaciones en tiempos de COVID? Ambrose: Hemos tocado algunos shows en Australia, lo hacemos cuando evitamos al monstruo del COVID. Por fortuna no hemos tenido que cancelar tantos shows, mejor dicho, ninguno, solo los hemos pospuesto. Pero sí, somos muy afortunados de tocar más que otras bandas en estos días; lo más frustrante que he visto es que los eventos deportivos tienen a miles de personas y ahí no hay problema, pero los conciertos con mucha menos gente que eso pareciera que son de lo peor en esta época. Para finalizar, ¿qué les espera en lo que resta del año? Ambrose: Espero que podamos hacer más cosas, porque también con KG hay varias cosas pendientes. De hecho, queremos retomar los shows en México con KG y no sé, que The Murlocs vayan también, pero al final día es algo intenso pensar en todo esto y de que forma lo podremos hacer.



LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

Portada FB.png
Portada Fb.png