‘Subcampeón’ de Dromedarios Mágicos

★★★

Con una vibra relajante y canciones que te transmiten muchas emociones llega el segundo material de larga duración de Dromedarios Mágicos, se trata de ‘Subcampeón’, un disco en el que Diego Puerta se arriesga por algo diferente innova y prueba con nuevos sonidos sin perder su estilo, sigue cantando lo que siente, lo que vive y ve, pero ahora con batería.

El álbum comienza con “Nueva canción”, melodía fresca, tranquila y bailable que inicia con chasquidos a los que después se une la voz de Diego Puerta sobre una batería y algunas voces agudas que lo acompañan en el centro de la melodía.

Los sintetizadores, el sonido de dos vasos de vidrio chocando y la batería dan inicio a “Quieroquiero” que cuenta con la colaboración de Ana Cordero, una chica que vivía cerca del estudio en Chihuahua y que Drome sabía era una excelente cantante. Ambas voces se unen en una perfecta armonía. En esta canción además hay un poco de hip hop y rap en el centro.

“Los niños” es la siguiente canción, donde una batería rítmica se une a la nostálgica melodía que nos recuerda una de las etapas más felices de la vida: los buenos tiempos de la infancia. Esta es una canción alegre, brillante y dulce en la que hay una serie de elementos nuevos que muestran la versatilidad Dromedarios Mágicos, que innova sin perder su estilo.

Con una voz metálica, similar al de los traductores de internet, “Olas altas” una canción romántica con una base que recuerda un poco al lofi hip hop y vapor wave, es perfecta para escuchar mientras estás acostado en tu habitación pensando en tu persona favorita.


El quinto track del álbum inicia acompañado de la guitarra, con una melodía muy bailable y brillante a pesar de tener una atmósfera muy tranquila, se trata de “Buenos días”, que cuenta con algunos riffs desenfadados que harán que la disfrutes desde el inicio hasta el final.

En la siguiente canción, con un título homónimo al disco, lo primero que se puede ir es “one, two, three, four”, para luego dar paso a la suave voz Diego, su guitarra y algunas notas en piano, a los que después se une la batería. “Subcampeón” nos habla sobre los cambios y recuerdos, una nostálgica melodía acompañada del sonido de las olas del mar.

Con la participación de Sheeno, en la penúltima canción del álbum, “Todo” es una de las más interesantes de ‘Subcampeón’ donde Dromedarios Mágicos muestra un estilo totalmente diferente sin perder su esencia. Las risas de ambos transmiten la buena vibra, a pesar de la letra triste de la canción que habla sobre el fracaso y los errores.

El arpegio de una guitarra anuncia el fin del viaje, “De mí”, canción regresar al folk que Diego Puerta venía haciendo desde 2014, inicia con Ed Maverick al que después se le une Dromedarios Mágicos. En la mitad de la canción, como una catarsis, la intensidad sube, el rasgueo de guitarra se vuelve más potente al igual que el sonido de los truenos y la lluvia.


NOVEDADES x VIBRAS