top of page

Entrevista con Sticky Fingers


sticky-fingers-lekkerboy-album-entrevista

Hacer lo que quieres, viajar por el mundo y ser el centro de atención de millones de personas es el sueño de muchos. Ahora, agreguemos el hacer todo esto, pero con tus mejores amigos. El trabajo ideal. Desde hace 10 años esta ha sido la realidad de Sticky Fingers, agrupación australiana que, contra las normas, han hecho lo que han querido y son amados por ello.


Con canciones que superan los billones de reproducciones, este quinteto independiente se ha mantenido en la cima, sin realmente buscarlo. A pesar de ser el centro de escándalos y de tener que lidiar con peleas, adicciones y arrestos en el extranjero, la filosofía de esta banda es la amistad, ser leales y no dejar a ningún hermano detrás.

Ahora, con su próximo disco ‘Lekkerboy’, Sticky Fingers regresa a ser el centro de atención, demostrando una vez más que para ellos los bloques creativos no existen y que la nueva música que aquí presentan es lo mejor que han hecho en la vida, o de lo contrario, no harían que las personas los escucharan.

En Vibras hablamos con Paddy Cornwall, quien nos habló sobre la oscuridad de Sticky Fingers pero también de sus valores y su código de amistad.


Pasaron un par de años para tener nueva música de su parte, pero desde aquel primer sencillo (“We Can Make The World Glow”) no han parado de liberar adelantos de su nuevo disco. ¿Cómo se sienten con esta nueva etapa? Siento que con sus letras es de las más oscuras.

P: Tuvieron que pasar 2 años y medio para crear este disco y para nosotros ha sido el tiempo más largo que nos ha tomado hacer algo. Me sentía preocupado de que terminara siendo como el disco ‘Chinese Democracy’ de Guns N’ Roses, pero ha sido nuestro mejor álbum. A manera en que lo hicimos y como nos sentimos, si no fuera un mejor disco que el último ni siquiera lo hubiéramos lanzado. Tomó mucho tiempo pero a veces las cosas buenas así lo requieren. Además, nunca tuvimos bloqueos creativos ni nada por el estilo. Sin embargo, la salud de cada uno de los integrantes es muy importante y en ese sentido sí hubo complicaciones, pero crear música es la mejor medicina para nosotros.



Su ascenso hasta ser de las bandas más escuchadas en todo Australia ha sido fuera de lo común, y es que ese es el sello de Sticky Fingers, hacen lo que quieren, como quieren y todos los aman. P: Cuando empezamos a hacer música tratamos de no pensarlo tanto, solo hacemos lo que sentimos que es lo correcto. Si no hiciéramos música que nos hiciera sentir bien, tampoco les haría bien a otros escucharlo. Sticky Fingers se mantiene de la amistad. La gente ama lo que hacemos porque es real, muy real. Hacemos todo por nuestra cuenta y la verdad no es común que una banda independiente alcance tantos números como nosotros lo hemos hecho. Y claro, hemos peleado entre nosotros, nos hemos enojado bastante, pero hacemos que todo continúe. Hemos pasado mucha mierda juntos, pero aquí seguimos. Otra cosa que seguro la gente no sabe, es que todo el dinero que ganamos se divide de manera igualitaria entre todos, nadie gana más que el otro. Somos una familia y esto nos mantiene unidos.


Su disco iba a tener otro nombre, pero al final terminará llamándose ‘Lekkerboy’. Sin embargo, el término ‘Lekker’ ha estado con ustedes desde hace mucho tiempo atrás y es algo por lo que los han relacionado. ¿Cuál es la historia detrás de este término holandés? P: La primera vez que toureamos en Europa, especialmente en Países Bajos, nos dimos cuenta de que todo el mundo usaba mucho la palabra ‘Lekker’, no sabíamos que significaba en ese entonces pero tras una gran noche de fiesta, Dylan (vocalista de la banda) se tatuó esa palabra en su pecho y fue algo que nos puso en el mapa por una extraña razón. Pero, desde mi perspectiva, yo estaba en el suelo en la casa de alguien, entonces Dylan se puso sobre mí y me mostró su nuevo tatuaje. Al ver mi cara, él pensó que yo lo odiaba pero no era así, le dije que lo amaba. Sobre todo porque era una parte de él, así que este sentimiento de amar a alguien no importa que sea una pieza importante de esta canción, es sobre amor, lealtad y adicciones. No estamos reinventando nada, pero la verdad es que nuestro sonido es bien pinche ardiente.


sticky-fingers-lekkerboy-album-entrevista
Foto: Cole Bennetts

En 12 años como banda han atravesado muchas cosas, ahora ya están por lanzar su quinto álbum y mantienen esa chispa que han tenido desde el principio. Sin embargo, ¿cuál ha sido su momento más complicado como banda?

P: Hemos pasado muchas pero uno de los momentos más tristes estando de tour fue cuando viajamos a Canadá, tuvimos un show en un pequeño pueblo llamado Banff. Terminando, Dylan se hizo amigo del dueño del lugar, pero ese tipo estaba triste. Según entendí, alguien de ese mismo pueblo se estaba metiendo con su novia, pero ninguno de nosotros esperaba que esa persona se apareciera en el bar, lo que desató una pelea entre el dueño y él. Sin embargo, Dylan notó que su nuevo amigo estaba recibiendo una golpiza tremenda decidió entrar por él, pero también fue golpeado. Así pues, poniendo su mano dentro de su chamarra empezó a fingir que traía un arma y, o sea, en Australia casi no hay armas, pero a Dylan se le hizo gracioso hacer esto en Canadá y no tenía ni idea del problema en el que se estaba metiendo. En fin, Dylan fue arrestado, le quitaron su pasaporte y ya no pudo seguir la parte de la gira que restaba en Estados Unidos. Pasamos poco más de dos semanas conduciendo en la nieve esperando a que lo liberaran.


Escuchando estos 7 temas que ya han lanzado, queda claro que ‘Lekkerboy’ es sobre superar adversidades, sobreponerse a todo y continuar. Va desde adicciones, depresiones, etc. ¿Estos años que todos pasamos sin música y encerrados fueron clave para tener esta introspección? P: El universo funciona como debe, todo ocurre por una razón y Sticky Fingers está en un buen momento actualmente, ya veremos que nos depara el resto del año.



Y después de todas estas complicaciones, y después de tantos años como banda, ¿qué es lo que más amas sobre la música?

P: Me siento afortunado de poder trabajar haciendo esto. Hago música con mis mejores amigos y recorremos el mundo juntos en distintas aventuras. A pesar de todo lo que hemos vivido en los últimos 10 años seguimos vivos, mantenemos nuestra amistad y eso es lo mejor para mí.


Tienen canciones con billones de escuchas, es una cantidad ridícula de personas. ¿Cómo fue para ustedes ver este crecimiento? De que primero una, luego otra, y otra y otra. P: La primera vez que viajamos a Latinoamérica fue algo salvaje, solo hemos pisado México una vez, pero esa ocasión fue toda una obra maestra. Ese espectáculo estuvo genial, ojalá podamos volver este año.


“My Rush” es mi canción favorita hasta el momento de este nuevo disco, pero ¿tuvieron una vibra extraña grabándola, verdad? Fue el mismo día que Diz tuvo una sobredosis. P: Mientras escribíamos parte de este disco, Dylan no se sentía muy bien, de hecho, en este momento se encuentra en rehabilitación. Pero bueno, lo mejor que podíamos hacer como amigos mientras grabábamos ‘Lekkerboy’, era ir a casa de Dylan, montar un estudio ahí y grabar todo juntos. Una de las cosas hermosas sobre esto es que hacer música es de las mejores formas para pasar el tiempo. Y aunque no somos las personas más sanas del mundo, es una bendición tener esta afición en lugar de solo tomar o hacer algo más alocado.


Comments


Facebook - Vibras I Vol.14.png

LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

bottom of page