‘So Far Gone’ de Drake: Un homenaje al trabajo que lo puso en el mapa



En el 2009, un rapero de Toronto con un par de mixtapes y fama local presentó al mundo un proyecto que cambiaría la forma en la que se crean, producen y mezclan los géneros rap y R&B. Diez años después, ese trabajo finalmente ha llegado a las plataformas de streaming: So Far Gone.

El tercer mixtape de Drake comienza un delicado sintetizador que le da vida a “Lust for Life”, tema que habla del ascenso a la fama y verse rodeado de personas que antes de alcanzarla no estuvieron a su lado.

Enseguida, escuchamos a Drake rapear “Hey, chica bonita… no puedes resistirlo, especialmente cuando las luces son tan brillantes y el dinero es tan bueno”, en “Houstatlantavegas”, dirigido a una bailarina exótica de la cual está enamorado, aceptando que ella no puede dejar su trabajo y que él no puede amarla así.

En el tercer track, Drake es acompañado por Trey Songz y Lil Wayne en “Successful”, quienes hablan de la fama, el dinero y las mujeres. Después da un giro a lo que se ha escuchado hasta ahora en el mixtape, ya que Peter Bjorn and John inyectan su indie pop en “Let’s call it Off”, brindando una perspectiva alternativa a la letra y voz de Drake.

En “November 18th”, el hasta ahora meloso artista regresa al rap callejero, y en un tributo a “Warning” de The Notorious B.I.G., habla sobre armas, balaceras, sexo y drogas. Lil Wayne regresa en “Ignant Shit” para presentar un tema sobre el mundo criminal de las pandillas.

“A Night Off” regresa el mixtape al R&B que le dio identidad a las primeras canciones, mientras que “Say What’s Real” fue el tema que catapultó a Drake a ser reconocido en el género rapero, al compartir sus emociones y sentimientos, tanto personales como profesionales. Este tema sigue siendo uno de los favoritos de sus fans.


Lykke Li colabora en “Little Bit”, canción que nos recuerda a los ritmos electrónicos escandinavos, que mezclados con la voz de Drake sorpresivamente entregan una de los mejores tracks. Best I Ever Had” fue el tema que le otorgó al canadiense su estatus estelar, ya que tras ser presentado como sencillo, llegó hasta el segundo lugar en la lista de Billboard Hot 100 y le valió a Drake dos nominaciones a los Grammys, por Mejor canción de rap y Mejor presentación solista de rap.

Junto a Santigold y Lil Wayne, Drake se presenta como un luchador al rapear “No soy perfecto, pero trabajo duro, así que lo merezco” en “Unstoppable”. La última colaboración de Lil Waye llega en “Uptown”, una lenta melodía que hace a más de uno recapacitar sobre las elecciones que los han llevado a perder un amor, solo para después arrepentirse.

El ambiente se torna oscuro y desesperanzador en “Bria’s Interlude”, canción dedicada a una chica que dejó su huella en Drake. Las letras crudas vuelven a surgir en “The Calm”, y, una vez más, el R&B pasa a segundo plano para poner al rap expresivo como protagonista.

El final del mixtape llega con “Outro”, tema instrumental que comienza como una celebración y continúa con un piano suave por un par de minutos. Sin embargo, el álbum no ha llegado a su fin, ya que Drake regresa al R&B de desamor en “Brand New”, que habla sobre una mujer enamorada de otro hombre. Para cerrar el mixtape, Drake eligió “Congratulations”, la cual arranca con el coro de Chris Martin en Viva la Vida, pero rápidamente pasa a ser un himno de éxito, triunfo y victoria.

A pesar de nunca haber sido lanzado como álbum, So Far Gone pasará a la historia como un clásico de culto. La innovación y creatividad de Drake le han otorgado un peldaño que solo le pertenece a él: a un lado de los mejores raperos pero en su propia categoría.

Escucha ‘So Far Gone’ de Drake



NOVEDADES x VIBRAS