top of page

Entrevista con Reyna Tropical


reyna-tropical-malegria-album-debut-entrevista
Fotos: Devyn-Galindo

En el vibrante tapiz de la escena musical alternativa, donde las voces emergentes buscan destacar entre el bullicio de géneros más convencionales, surge con fuerza y propósito Reyna Tropical, el proyecto de la talentosa Fabi Reyna. Ella se erige como un faro de multiculturalidad, activismo queer, y una fusión única de folclore latinoamericano, afrobeat y el ritmo subterráneo del dance en Los Ángeles.


Con su álbum debut ‘Malegría’, marcando un nuevo capítulo en su carrera, exploramos la esencia detrás de este proyecto que va más allá de las notas y se sumerge en la identidad, la diversidad y la lucha por un cambio significativo.


Desde los inicios de Reyna Tropical en 2017, cuando Fabi y Sumohair se cruzaron en los talleres de la Red Bull Music Academy, hasta el lanzamiento de su esperado álbum debut en 2024, este dúo ha trascendido las barreras de la música convencional. Fabi, además de su contribución como guitarrista de apoyo para Sleater-Kinney, es la fundadora de la revista She Shreds, un espacio que desde 2012 ha dado voz a artistas no binarios y mujeres músicas, especialmente guitarristas y bajistas.


Qué gusto conocerte en persona y conocer más sobre tu proyecto y este esperado regreso, Fabi. Para comenzar hablemos del proceso creativo de ‘Malegría’. ¿Cómo evolucionó desde tus experiencias anteriores como parte de Reyna y Nectali “Sumohair” Díaz y qué dualidades exploras en el álbum?

RT: Es una historia que comenzó hace cuatro años y se desarrolla como la crónica de mi propia evolución, aprendiendo a confiar en mí misma y descubriendo el poder de ser una mujer mestiza, comprendiendo todos los mundos que coexisten en mi interior. Parte fundamental del álbum se centra en este proceso, no solo como una celebración de la fortaleza de la mujer, sino también como la fuerza de la mujer queer y de la diáspora. 


La otra parte de la narrativa está tejida con la relación que mantuve con mi compañero, Nectali Díaz, una conexión que va más allá de lo que las palabras pueden expresar. Siento que solo este álbum puede transmitir la complejidad de nuestra relación, una alegría que surge al comprender ese amor profundo y afrontar la pérdida, aunque en realidad, ese amor nunca se pierde; se transforma en este álbum y en las experiencias que viví sin él, pero siempre alrededor de nuestra colaboración. 


Es como un baile, una danza que debemos realizar para reciclar el dolor y convertirlo en amor, en alegría, aunque también duela. La esencia de todo esto radica en la dualidad de los sentimientos, la dualidad de cada momento. No puedes tener alegrías sin experimentar dolor. 


Me llama la atención que mencionaste que todo comenzó hace cuatro años. ¿Qué sucedió en ese periodo? 

RT: Hace exactamente cuatro años nació todo este proceso. En ese momento, estaba inmersa en un trabajo intenso desde que inicié mi negocio, una revista centrada en mujeres (She Shreds) que tocan la guitarra, un proyecto que empecé a los 18 años. Durante casi doce años, me dediqué completamente a eso, dejando de lado la música y la guitarra en gran parte porque el negocio lo requería. Sin embargo, un día decidí retirarme a las montañas. Fue mi primera vez teniendo espacio mental y emocional, y de repente, sentí la urgencia de escribir, de tocar, de cambiar mi vida. Esto ocurrió en julio de 2020. En los seis meses siguientes, dejé casi todo para concentrarme en grabar, escribir, estar conmigo misma, y dedicarme a tener tiempo para pensar, sentir y compartir. Es sorprendente cómo la vida cambia cuando decides encontrar el espacio necesario. Y ese cambio puede manifestarse de diversas maneras, ya sea sentándose frente a una pared durante una hora o explorando cualquier forma que te permita tener el espacio para pensar y sentir. Este fue el punto de partida para escribir la mayoría del disco.


reyna-tropical-malegria-album-debut-entrevista

Fabi, sé que hemos explorado aspectos más profundos, pero me gustaría dar un paso atrás un momento. Quisiera preguntarte ¿quién eres?, sé que a veces es complicado definirse, pero para aquellos que no te conocen, ¿podrías describir quién eres como el proyecto Reyna Tropical y quién eres de manera personal?

RT: Sí, Reyna Tropical es un proyecto que explora las experiencias diaspóricas, eso es lo que representa. En cuanto a mí, soy la creadora detrás de todo, la que escribe, toca la guitarra, los teclados, el bajo y se encarga de la música y las letras. Colaboro con productores y músicos de diferentes partes de Latinoamérica para investigar ritmos y colaboraciones, especialmente centradas en la unidad de los afro indígenas y la influencia de los ritmos de África Occidental que llegaron a Colombia y Guerrero, dando origen a la cumbia, por ejemplo. 


Me identifico profundamente con esta mezcla, ya que también estoy construyendo mi propia identidad, con sangre europea, indígena y de diversas partes del mundo. Mi enfoque es respetar todas estas influencias, no solo las partes europeas, como el español, sino también las partes indígenas, siendo una estudiante constante de estas culturas. Siempre he tenido una mentalidad de cuestionamiento, sabiendo que lo enseñado en la escuela no es toda la verdad. Por eso, investigo y aprendo de personas que no pueden escribir libros en español o inglés, buscando la verdad a través de la música, que considero la lengua propia de nuestro mundo.


En cuanto a convertirme en una voz para estas personas, más que para un grupo específico, estoy tratando de ser una voz para la tierra. Mi proceso creativo a menudo involucra estar en Colombia, aprender de la gente local, grabar en la playa con mi interfaz y guitarra, improvisando letras en el momento. No vengo con ideas preconcebidas, simplemente dejo que fluyan en ese instante. Después de unos meses, a veces incluso no sé de qué tratan las letras, pero se convierten en algo significativo con el tiempo.


Este deseo de ser una voz para la tierra y para comunidades marginadas ha sido parte de mi vida desde joven. Inicié una revista a los quince años para mujeres que tocaban guitarra, consciente de la falta de representación. Quería aprender más sobre las chicas que compartían esta pasión y crear una conexión que rompiera con las expectativas tradicionales, similar a mi enfoque actual con Reyna Tropical y las comunidades afro, indígenas y diversas.


Cuando mencionas que existe un intercambio mutuo de confianza y cuidado entre tú y la tierra en Cartagena, me intriga cómo esta conexión se traduce en palabras durante tu proceso de composición y producción musical. ¿Podrías compartir si el álbum documenta esta autoexploración y cómo se fortalece a través de la sintonía que mencionas con la tierra? Estoy particularmente interesada en si hay un momento revelador en tu viaje que se refleje de manera notable en el álbum, quizás en una canción específica que capture esa sintonía con la tierra de la que hablas. ¿Puedes compartir algún insight sobre cómo se manifiesta esta conexión en tu trabajo?

RT: En el álbum, bueno, realmente toda la producción refleja esta conexión. Permíteme explicarlo mejor. Algunas canciones, desde mi perspectiva, no separan el amor hacia mí misma del amor hacia la tierra. Para mí, siento que, a medida que he cultivado más amor y confianza en mí misma, también he llegado a entender que este amor no es algo que acumulo egoístamente, como si fuera una gran fortuna que algunos no comparten. Más bien, es algo que quiero compartir con el mundo. Me he sentido así con el amor que tengo hacia mí misma, y hay canciones en el álbum que exploran precisamente esta temática. 


Además, abordan la necesidad de cuidar la Tierra, como la canción “Conexión Ancestral”. Es como decir: “Wow, no necesito nada más que yo misma”, y sin embargo, al sumergirme en la naturaleza, me doy cuenta de las montañas secas, la escasez de agua en la ciudad y la contaminación del agua. Todo esto me lleva a cuestionar por qué tratamos a la Tierra de esta manera. Es un llamado a cuidarla, ya que veo que estas dos cosas, el amor propio y el amor por la Tierra, van de la mano en mi perspectiva.


reyna-tropical-malegria-album-debut-entrevista
Portada: ‘Malegría’ de Reyna Tropical

Sí, entiendo y en este momento me llama mucho la atención tanto a nivel personal como para el público en general. Puede que alguien venga y no se conecte con la información que estás compartiendo, ¿verdad? Entonces, me pregunto, ¿cómo llegaste a esta conciencia que tienes ahora? ¿Hay alguna respuesta específica o alguna experiencia que te llevó a este entendimiento? 

RT: Bueno, respecto a lo que mencionaste al principio, creo que si a alguien no le gusta lo que estoy diciendo o no se conecta, espero que comience a cuestionarse. Poder escuchar algo y preguntarse o, sobre todo, sentir que esto no me hace sentir bien, significa que hay algo ahí. 


Personalmente, llegué a este momento porque antes de julio de 2020, me sentía mal, sin dirección, sin conexión. Sabía que algo tenía que cambiar. Cuando me fui a las montañas y tuve ese momento para pensar y sentir, me di cuenta de que estaba abriendo algo en mí. 


Empecé a escribir y pensé: “Wow, no he hecho esto en 10 años”. Sabía que tenía que seguir ese camino. Así que sentirse mal y luego experimentar es un parteaguas. Experimentar con cosas, si de repente tienes ganas de cantar, déjate cantar; si de repente quieres dibujar, hazlo. Habrá resistencia; yo la tuve. Mi cuerpo me decía que tenía que escribir, pero durante meses resistí. Al final, comencé a escribir y aquí está el resultado. Es un sentimiento, no sé cómo expresarlo en palabras, pero tenemos la confianza para decir que si tienes el sentimiento, síguelo, sin vergüenza.


En cuanto al orgullo, antes era más fuerte y no me dejaba ser vulnerable. Quería que la gente me viera como una mujer fuerte, pero bailar o escribir, cosas que consideraban vulnerables, me daban vergüenza. Sin embargo, con el tiempo, esa vergüenza desapareció. La unidad en este disco, entre el amor, la sensualidad, la feminidad y la conexión ancestral, es algo que se destaca. Nos enviaron el disco completo para escuchar antes del lanzamiento y me preguntaba si hay alguna canción específica que te interese destacar, ya sea por la letra o la composición. Puede que no sea la canción más popular, pero siempre es interesante escucharla desde tu perspectiva. Para mí, la canción “Aquí Te Cuido”, la primera del álbum, fue reveladora. Literalmente lloré durante tres días mientras la escribía, buscando ese sentimiento de cuidado, como si mi abuela estuviera conmigo. La canción me recuerda que yo puedo cuidarme. Puede que no sea la más popular, pero tiene un significado profundo para mí.


¿Hay algún mensaje específico que desees transmitir a la audiencia que aún no te conoce, especialmente a aquellos que se están introduciendo en la transformación que has experimentado en estos años?

RT: Creo que el mensaje principal es el respeto hacia la tierra. Actualmente, enfrentamos problemas como la escasez de agua y el sobreprocesamiento de alimentos. El maíz, por ejemplo, no se cultiva debido a la falta de agua. Necesitamos cambiar nuestra forma de vida para aliviar la carga sobre la tierra. Personalmente, me gustaría que la música fuera un medio para transmitir esta conciencia.

 

En cada respuesta, Fabi Reyna nos brinda un vistazo auténtico y resistente a su mundo, donde la música se erige como un faro que guía la transformación y la curación. ‘Malegría’ no es simplemente un álbum; es un testimonio que revela la riqueza de la experiencia humana a través de sonidos innovadores y la visión única de la artista.



Comments


Facebook - Vibras I Vol.14.png

LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

bottom of page