Entrevista con Policías y Ladrones


policias-y-ladrones-nubes-album-entrevista

En un sueño de caleidoscopio, hasta experimentar un vértigo introspectivo, Policías y Ladrones son la banda de Tijuana caracterizada por entregar los himnos melancólicos más bonitos. Oscilante entre dream pop, indie y shoegaze, es un viaje en el cielo que aterriza en ‘Nubes’, un álbum reflexivo con tintes de slowcore oníricos, con letras fuertes y sintetizadores punzantes, pero con cuerdas relajadas y llenas de ilusión, creando melodías que se resbalan como arena en las manos. Alonzo Ackerman (guitarra y voz), Iván Felix (bajo), Luis Munguía (batería) y Andrés Corella (guitarra y teclados), logran la simbiosis somnolienta para los sentimientos de verano cargados de altibajos: inciertos pero meditativos, esperanzados pero con tensión, nostálgicos pero alentadores… Un viaje nebuloso, bañado de guitarras reverberantes y susurros, logrando el disco perfecto para contemplar el cielo y ver el mundo desde otra perspectiva. Probando un pedacito de las nubes rosadas en un cielo azul, se sienten los destellos de miel y saudade necesarios para intentar encontrar una respuesta a aquellas preguntas complicadas. Son sonidos mágicos que evocan reflexiones sobre autoconocimiento y crecimiento personal en una época tan enrevesada. En una conversación con Iván Felix, nos comparte sus anécdotas de secundaria, el pasar de ‘Flores’ (2016) a ‘Nubes’ (2021), viajes en la carretera y las formas más extrañas nubes que se han encontrado. Creo que como artistas siempre hay alguien, algo o un momento que nos orilla a crear, a hacer ese algo. ¿Recuerdas qué o quién fue lo que te acerco a comenzar a hacer música? IF: Creo que lo loco es que fue en conjunto con Luis y Alonzo, o sea, porque éramos como los alternativos de la primaria, nos gustaba The Clash, Gorillaz, Blur y esas cosas. Entonces, una vez me tocó trabajar en equipo con Alonzo y me acuerdo teníamos que hacer un trabajo, pero para eso fuimos al cuarto de su hermano y encontramos discos -justo de The Clash y Blur, y un montón más- y los pusimos para trabajar. Es el primer momento que recuerdo decir: ¡wow!, está bien chido este pedo. Después, no sé como paso, pero hubo un concierto aquí en Tijuana, donde estuvieron los Misfits y le caímos, pero nos cambió la vida ver la música en vivo, y ver como tanta gente está escuchando y moshpiteando, todo eso fue muy wow. Entonces, creo que después de eso, fue qué le dimos para ese lado y como que me golpeó e hicimos clic inmediatamente. Eso es lo que queremos hacer y lo que nos gusta hacer.

Yo recuerdo de Policías y Ladrones era el nombre de un juego de niños, pero el nombre o el juego de palabras que adoptaron, ¿exactamente de dónde viene? IF: Pues inconscientemente sí, y originalmente no. En su momento, me acuerdo que estábamos buscando un nombre y como que queríamos algo que fuera el título de alguna canción en inglés, pero traducirlo al español. Haciendo más de prueba y error, como qué mejor nos empezamos a enfocar en algo de los Ramones o alguna banda que nos gustaban de morros y nos topamos con esta canción de The Clash, “Police & Thieves”, a la primera traducción es: Policías y Ladrones. Nos gustó, sonaba juguetón y pues sonaba bien. Ahorita ya me desespera que está muy largo, porque casi nadie lo dice completo, es más como PYL y pues, ahora ya tratamos de abreviarlo la mayor parte del tiempo. Me llama mucho la atención porque mencionas The Clash, Ramones, incluso en su bio dice que sus influencias comenzaron del garage, pero ahora siento que Policías y Ladrones se va más por el lado dreamy y slowcoroso. ¿Tú que opinas? IF: Pues yo creo que han sido los años, porque en el primer disco que grabamos estamos escuchando cosas muy distintas. Mucho indie pop, mucho indie latinoamericano. Ese era el enfoque, pero pues de ahí, nos fuimos en esa línea. Con el tiempo, fuimos descubriendo más bandas como justo: Duster, Slint y nos fuimos mucho más para el slowcore. También siempre hemos sido bien fans de King Krule, así que pues es una mezcla de como cosas más pop, pero ahora con el slowcore. Digo, al menos para este disco. ¿Qué paso entre su primer álbum ‘Flores’, a ‘Nubes’? Siento que debió haber sido una locura pasar de estar pisando tierra, a ver las cosas desde el aire, con otra perspectiva. IF: Pues un montón de cosas de entrada. Nuestros gustos fueron cambiando. La forma de hacerlos, también. En el primer disco teníamos más un rush, que en realidad no existía, pero en nuestra mente sí y era que: habíamos tocado de México, nos fue chido y como que sentimos que había que darle continuidad a nuestra música. Había que aprovechar el hype y pues todo fue muy rápido, de que hay que grabarnos, ir a la ciudad, preparar las rolas… Entonces todo fue muy rápido, sin pensarla mucho y eso también está chido. Con este disco, pues nos habíamos preparado con tres sencillos antes, después encontrar un estudio en donde nos sentimos más cómodos y un productor que entiende muy bien cómo, por donde va la cura. Y pues nada, también ir al estudio constantemente, de alguna manera te entrena o te hace tener más callo, hay más seguridad y sabemos más de lo que nos gusta más. Además, en el primer disco también hacía las ilustraciones y el arte visual, pero estaba muy novato en ese entonces, ¿sabes? Ahorita ya hay más seguridad, tal cual y se siente un poco más… más sabio.

policias-y-ladrones-nubes-album-entrevista
Portada: ‘Nubes’ de Policías y Ladrones

¡‘Nubes’ me parece un álbum súper bonito! Pero ahora desde un aspecto más técnico, construir y hacer que las cosas funciones para lograr el disco, ¿cómo fue esa aventura? IF: Pues todo fluyó muy chido, hubo mucho tiempo también porque empezamos a hablarlo y planearlo durante la cuarentena. Entonces como que de alguna manera se convirtió en lo único que teníamos que hacer, algunos de nosotros dejamos de trabajar por un tiempo, porque muchos negocios quebraron en consecuencia de la pandemia. Así que el álbum, en verdad, se convirtió en nuestra única responsabilidad, había que enfocarnos machín él, ¿no?, y empezar a componer el resto. Me acuerdo que nos clavamos mucho en los detalles, a lo mejor no sé nota, pero queremos ser los más perfeccionistas posibles siempre y sobrepensar demasiado. En algún punto necesitábamos de ese rush, fue de ‘wey, ya hay que agendar una ida al estudio y sin pensar tanto las cosas’, poder ponerle un deadline y sentir ese “faltan dos semanas, hay que ponernos las pilas con la canción”, como que empujarlo al límite y pues, así fue. Fuimos solo cinco veces al estudio, allá Long Beach, Los Ángeles, y salíamos bien tempranito desde Tijuana, saliendo como a las siete de la mañana y regresando casi a media noche. En esos viajes siempre escuchando las canciones y pensando en qué le podemos agregar o que le quitábamos, pero estuvo muy chido. Igual no fue lo ideal porque el estudio no estaba tan cerca, así que algo cansado, pero trabajar ahí siempre nos pone de buenas. Sé que el álbum no fue escrito durante un período de tiempo específico, pero de principio a fin se siente muy bonito, ¿cómo fue pasar de “:)” a “Dominas”? - hay un gran cambio de empezar con ‘si me voy de aquí’, a ‘quiero estar mejor’. IF: Es que sí, eso es lo que me gusta. Creo que muchas de las canciones, yo diría cómo que la mitad, fueron escritas sin pensar que iban a ser parte de un álbum. Entonces fue más de: tenemos el producto final y ¿cómo lo juntamos?, ¿cómo hacemos que tengan coherencia? Yo estuve pensando mucho en el orden de los tracks y curiosamente, no iba a venir la rola de carita feliz, o sea, el disco iba a empezar sin esa canción, y pues no sé, quería que hubiera momentos emotivos durante todo el álbum, por eso aparecen los interludes, algo medio distorsionado… quería que fuera toda una experiencia, sin pensar tanto en álbum conceptual. Aunque al final si es un álbum conceptual -ríe-, entonces, no sé, supongo que fue un poco de no pensarla tanto y también conectarlo todo.

Ya había hecho esta pregunta en un Q&A que hicieron en Instagram y era sobre el porqué titular el álbum, ‘Nubes’, y mencionaron algo de que hacía todo el sentido. ¿Podrías elaborarlo más? IF: Si ves a las nubes, simplemente hacen click con nuestra música. Creo que así se siente estar atrapado en un sueño y ahora, las canciones son más introspectivas, como si te permitieran estar en un universo propio y reflexionar en algún punto. Es que es medio dreamy este rollo, cuando pienso en este álbum, viene a mi mente el color baby blue -por eso me pinté el pelo de azul-, porque siento que tiene algo, como muy de “sueños”. Y también, no sé a veces se me hace corny decir esto de la cuarentena, pero creo que es normal sentirse atrapados y muchas personas estaban en su mundo, nosotros igual ¿sabes? Es más o menos por ahí va la onda. Con un álbum tan íntimo e introspectivo, ¿cuál dirías que es la canción que personalmente sientes más cerca de tu corazón o que significa mucho para ti? IF: Para mí es “Piscis”, porque creo que fue la canción más colaborativa (a nivel personal) con Alonzo. Yo saqué el riff de guitarra, y la verdad es que yo no toco la guitarra, pero quedo blues-ero y les gustó. En esta canción nuestras voces están al par, pero suena como una y eso me parece bastante interesante. Una canción especial, pues es esa, esta muy en mis feelings y me hace sentir bien, me recuerda a la playa y a un día soleado. También, “Dominas” porque es la canción más vieja del álbum, la tenemos desde el 2019, pero ahí estaba, muy huérfana, no sabíamos qué hacer con ella y le dimos otra vibra con los sintetizadores, e igual, es muy especial. Muy bonita para terminar el disco. Un clásico de Vibras: si Policías y Ladrones fuera un animal, ¿cuál sería y por qué? IF: Pienso que sería como un perrito, pero especialmente Snoopy. Creo que nosotros somos como muy tranquilos, y porque vivimos cerca de la playa, siento que somos más lentos, con la vida playera donde todo es bien relax. Así que seríamos tal cual como Snoopy, tirados en la arena y viendo al cielo… a las nubes… todo muy Snoopy.

policias-y-ladrones-nubes-album-entrevista

¿Cuál dirías que es el mejor escenario para escuchar ‘Nubes’ en su máximo potencial? IF: Yo siento que en la carretera o en un viaje, de hecho, ya hay personas que nos han hecho tag de que están escuchando el disco en el avión y nos mandan las nubecillas. A mí no me ha tocado escucharlo en escenario, pero siento ha de ser una buena experiencia. Así que viendo desde la venta, ya sea desde un avión, en el coche con una gran vista y viendo todo, puede ser algo muy chido. Yo lo he escuchado en la carretera, rumbo a Ensenada, y pues es una carretera muy bonita, porque vas manejando y miras todo el mar. Así que creo que esa sería una manera muy linda escuchar el álbum. Sobre los conciertos, hubo uno en Tijuana hace algunas semanas, ¿cómo fue retomar los shows en vivo? ¿Qué pasará en la CDMX? IF: Pues yo organice ese evento con unos amigos y pues fue muy cansado, porque literal fue en una bodega abandonada y el escenario hasta el extremo, invitamos a unos grafiteros a rayar la pared, todo ese rollo… pero muy chido, estuvo súper perro. Y fue regresar, porque se sentía como un show, ¿no?, donde la gente no está sentada en mesas y todo separado. La verdad muy muy chido. Ahora pronto viene la CDMX y a ver qué nos espera.

Conociendo más a Iván Felix de PYL… Forma de nube más extraña que has visto: IF: Ayer me quedé viendo una durante el atardecer y parecía como un bebé payaso. A mí me gusta mucho encontrarle figuras a las cosas y me pierdo, me quedo a ver la pared y ver si sale por ahí alguna carita. Una vez vi algo súper loco, no sé si era una nube, pero era algo enorme y hasta salió en las noticias, para mí era una nube brillante en forma de aro. El mejor plan para el último día del mundo: IF: Yo creo que comería un chorro de cosas: unas hamburguesas, mis bebidas favoritas… Cotorrear con amigos y hacer una fiesta con una parrillada de hamburguesas. Eso es lo que haría. Mejor signo del zodiaco: IF: Piscis, porque es el más noble y el más feliz.