Entrevista con Juan Wauters


juan-wauters-real-life-situations
Foto: Lucia Garibaldi

El cantautor, Juan Wauters, con tan solo una guitarra en mano es capaz de cautivar a cualquiera con la magia de sus cuerdas, su atmósfera de frescura, rayos de sol y un contemporáneo folclore latinoamericano, expone las situaciones que le rodean y las encapsula en hermosas canciones. Nacido en Uruguay, afincado en Nueva York y con espíritu viajero, la diversidad cultural se refleja en las melodías que suelta con ligereza y espontaneidad, repletas de vitalidad y contando los relatos de pie de calle con inmersivo detalle. Un amante de encontrar la belleza en lo insignificante, que ahora describe de manera melódica los pensamientos recopilados de un 2020 incierto con ‘Real Life Situations, y a pesar de no ser un álbum de cuarentena, toma la unión como un medio principal y un salto ecléctico entre nuevos paisajes musicales, que se fusionan a la perfección con el sello característico de Wauters: coros de júbilo, descoco y clásica poesía de ciudad.

Navegando por un mundo que cambia rápidamente en tiempo real, nos detuvimos unos minutos para platicar con Juan Wauters y conocer anécdotas de sus inicios, algunas curiosidades y adentrarnos a los temas que le dieron vida a ‘Real Life Situations: una montaña rusa que va desde soledad, paciencia y compañerismo, hasta una extraña colección de grabaciones que guarda en su bolsillo.

La historia de Juan Wauters no es de un día para otro, comienza con tus años como trovador. ¿Recuerdas cómo fue la primera vez que saliste, con música, guitarra en mano y tocarla en las calles? ¿Qué es lo que más disfrutas de eso?

JW: Cuando aún estaba Uruguay, aprendí a tocar la guitarra como un par de meses antes de mudarme a Estados Unidos y de los primeros recuerdos que tengo es que me aprendí una canción, un amigo hizo fiesta, yo decidí tocar y cuándo lo hice, les gustó mucho y comenzamos a cantar. Fue una sensación muy bonita. Ahora que haces esta pregunta, ese es el primer momento que viene a mi cabeza. Y desde la primera vez que agarré una guitarra han pasado muchísimos años, tengo también muchísimos recuerdos y están todos juntos, pero el primero, sin duda, fue ese.

En cualquier parte del mundo, Juan Wauters es que narran lo que muchos pasamos por desapercibido: la gente al pasar, los olores, las dinámicas… ¿Cómo se puede encontrar esa belleza en lo cotidiano?

JW: No sé por qué será, quizá yo soy así, pero yo disfruto de todo. Por ejemplo: allá en Ciudad de México, ir al Zócalo y estar en un lugar turístico, me encanta; pero también me encanta estar en una colonia equis, Con una comida corrida, eso da igual. Sí, tengo una cualidad que me permite disfrutar el espacio en el que estoy, en el momento que estoy. No quiero ser ese tipo de persona que se cree esa mentira de que solo, por el simple hecho de ser más conocido, tiene que ser mejor. Entonces, en serio, soy una persona que disfruta de todo y me encanta, así no me pierdo de nada.

La sinceridad, el realismo y la percepción también forman parte de lirismo característico que tienes, pero con tus propias palabras, ¿cómo definirías la verdad?

JW: Es relativo, porque la verdad es diferente para cada persona, ¿no? Para mí, ahorita que te acabo de mencionar que es una mentira, lo digo porque existen medios de comunicación, existe una opinión general ya formada y por poner un ejemplo: un periódico dice que la colonia Roma, es más chida que la Narvarte y tal vez no sabes por qué dicen eso, tal vez lo dicen porque venden ropa que viene de Estados Unidos, no sé. La gente se deja influenciar mucho por la opinión general y siento que hay que hacer un esfuerzo para ir un poco más allá, generar una opinión tuya, propia. Siento que la belleza están todos lados.

Ahora, justo por eso, definir la verdad es imposible porque no quiere decir que la verdad, es mi verdad. Depende de la verdad de cada persona, lo importante es que cada persona tenga posibilidad de darse cuenta qué es lo que prefieren, quieren o buscan, por ellos mismos, para ellos.


Sobre ‘Real Life Situations’…

¡Felicidades por este álbum!, me parece una joya. De lo que más llama la atención es que el disco comienza con un collage mental medio caótico y termina un final definitivamente más soñador. ¿Cómo dirías que fue crear ese hilo que conecta de principio a fin todo el disco?

JW: Al principio, todo era piezas separadas, que estaba trabajando en paralelo y después la busqué una orden. El final es un poema que escribí durante la pandemia, cuando estaba en Nueva York y un amigo mío lo vino a leer a la casa, y lo invité porque tiene un acento muy fuerte como el de una persona de Nueva York, pero como las de antes. Y el primero, yo pasaba mucho tiempo durante la cuarentena viendo la tele, en YouTube, escuchando la radio, mirando documentales, haciendo un rompecabezas o tocando la guitarra; entonces lo que yo quería hacer era darle un sonido a ese momento de mi vida. Imagínate que hay alguien tocando la guitarra, no le presta mucha atención, pero está sonando y al lado tuyo hay otra persona cambiándole a los canales de la televisión; están sucediendo diferentes cosas.


Las frases que aparecen ahí, en esta introducción, son frases que me llamaron la atención durante ese tiempo y ahora, mirando hacia atrás y con una nueva perspectiva, me doy cuenta de que tienen mucho que ver con el momento que estábamos pasando como humanidad, son muy representativas.

Es interesante como interviene la pandemia y que ‘Real Life Situationscomienza como un posible disco de colaboraciones, en un principio, ¿cómo fue para ti trabajar con los diferentes artistas y compartir ideas?

JW: ¡Estuvo buenísimo, la verdad!, porque todas las personas con las que colaboré, son amistades mías de hace mucho tiempo y gente que yo aprecio por la manera en la que hace música. Entonces, estuvo re bueno porque fue como juntarse con un amigo para hacer una canción, muy divertido y muy enriquecedor también, porque me di cuenta de que soy capaz de escribir una canción más espontánea, en el acto, con un estilo diferente y que esté buena. Son canciones con las que yo quedo feliz. Y finalmente, perdí ese miedo, porque nunca había escrito una canción de momento, yo iba los estudios con una canción ya escrita y ahora, fue escribirla juntos y let go, cómo se dice en inglés, lo dejamos ser, nos juntamos con la música y veamos que sale.

juan-wauters-real-life-situations-cover
Portada: ‘Real Life Situations’ de Juan Wauters

En este cantar y escribir, en español y en inglés, ¿cuáles son las bellezas que has descubierto en cada idioma?

JW: Antes cantaba solo en inglés, porque vivía en Nueva York y mi público eran puros gringos, trataba de cantar en un idioma que todo el mundo entendiera y cuando mi música empezó a llegar a países de habla hispana, comencé a cantar en español porque yo hablo en español perfecto. Siento que me expreso diferente en cada idioma, en el español puedo llegar a un sentimiento de manera diferente a como lo haría hablando en inglés, es lo que siento que más me ha enriquecido a mí es entender los dos idiomas perfectamente y con ambos hacer un idioma en común: usando expresiones en inglés cuando hablo en español y viceversa, para comunicar cosas que en el otro idioma no existen.

Hay una colección de grabaciones que guardas en tu celular, que aparecen principalmente en los interludes, pero cuando decides agregar una nueva, ¿qué los que te llama la atención para detenerte, escuchar y comenzar a grabar? ¿Tienes una grabación favorita?

JW: Muchas de esas grabaciones son de gente hablando y por ejemplo, una de las que más me gusta mi, es donde estaban dos muchachos en una donut shop y están tomando un café, comiendo una dona -ríe-... una escena muy de Nueva York y es muy lindo porque uno dice que llevaba meses sin hacer nada, el otro le responde que ya es “grande” y que hace unos días su padre le ofreció a tomar una copa de vino porque ya tiene 21 años. Siento que en esa conversación, de un momento casual entre dos amigos, que no sé quiénes son y que nunca más los volví a ver, ni me acuerdo de sus caras; pero me gusta que hablan de ese momento de la vida, cuando una persona empieza darse cuenta de que ya es grande, pero con 21 años sigue siendo una persona muy joven, pero él ya cree está viejísimo.


Me encanta ese momento de la vida, porque siempre estaremos en la edad de seguir creciendo Y aprendiendo, cuando tú tengas 50 años, después tendrás 60, ¿sabes? Así que me encantó, decidí grabarlo y lo escuchaba, después decidí agregarla al disco porque es una conversación muy tierna, muy suave. Es que es adorable, están teniendo esa conversación en una donería y que se crean grandes - la verdad, espero que lo escuchen en el disco y digan: ay, ese soy yo. Y en esas grabaciones hay de todo, son cosas que me hacen sentido en ese momento y que algunas aparecen en el disco para representar lo que estamos viviendo, tiene sus puntos tiernos, y también un par de violentos.

Por el otro lado, de la pandemia y lo que trae con ella, mencionas esta locura. ¿Dirías que este álbum es consecuencia de la locura o un relato de ella?, ¿o un poco de ambas?

JW: Inconscientemente, creo que este disco fue como un diario y siento que cualquier álbum es así: describen un momento de tu vida. Estábamos pasando por un encierro, y yo solo lo expresé así, con locura y estando muy sintonizado con mis sentimientos. Definitivamente, que el disco sea como es, es una consecuencia de la pandemia, como todo y en este caso porque cambio la naturaleza del álbum.


En estos momentos de incertidumbre en cuarentena, es fácil perder la esperanza y abrumarse con la realidad, ¿tienes algún consejo? ¿Has encontrado algo que no te deje caer en la locura?

JW: Por suerte a mí me agarró en un momento donde estoy económicamente bien, a pesar de que deje de trabajar y deje de hacer conciertos, tengo otro tipo de ingreso y no me tengo que preocupar por eso. Digo, siento que soy un privilegiado, por qué no es el caso de muchas personas, hay trabajos que dejaron de existir y han tenido que rebuscar, ingeniárselas para salir adelante - A esas personas no puedo darles un consejo, porque su situación está muchísimo peor que la mía. Lo que creo que a todos nos pasa, sin importar la situación, es que hemos estado en algún punto súper nerviosos y creyendo que se iba a acabar el mundo, A mí me ha ayudado mucho es este texto que me recomendó un amigo, qué básicamente dice: qué en vez de ponerte en contra, hay que aceptarlo y convivir con ello, con esa pena, con esa ansiedad, con esa incertidumbre… Dejarlo coexistir en tu vida. Siento que es algo que necesita escuchar el mundo y que podría ayudarnos a estar más tranquilos, hay veces que la situación es tan extrema, que lo que más nos cuesta es encontrar esa tranquilidad, todo lo sentimos mucho más estresante.

De la serie de interludes de JPW, del Juan del 2020 y lo que estaba pasando en su cabeza, ¿qué ha sucedido después de esas grabaciones? - si hubiera un nuevo interlude de lo que pasando ahora, ¿qué diría?

JW: Lo que yo más quería en ese momento era pasar un tiempo en Montevideo, Y sentí que ese era el momento. Me vine para acá y ha sido increíble, regreso a Nueva York el siguiente mes, pero la verdad es que estoy muy feliz en Uruguay y creo que voy a empezar a visitar más seguido. Así como ha cambiado tanto el mundo, también ha cambiado radicalmente mi vida - siento que es un poco ingenuo pensar que vamos a regresar a la vida de antes, es tan diferente todo, que no creo que sea así. Estoy tratando de mantener la calma, llevar un día a la vez y no sé si habrá conciertos como solíamos tenerlos antes, pero es también de las cosas que más extraño. Eso es lo que estado pasando últimamente en mi cabeza.

juan-wauters-real-life-situations
Foto: Lucia Garibaldi

Curiosidades de Juan Wauters


Un clásico de Vibras: si pudieras ser una fruta, ¿cuál te gustaría ser y por qué?

JW: Allá en México tienen muchísima fruta, fue ahí donde escribí “Disfruto la fruta” y la que más disfruto es la papaya. Quiero ser la papaya, pero no sé si soy la papaya. Y quiero serlo porque es exquisita, la textura me encanta, el jugo y tú la ves por afuera, crees que es súper aburrida, pero la abres y es como magia. Pero si no soy la papaya, de acá, en Uruguay, me gusta mucho la uva y también las clásicas manzanas, peras, frutillas... me gusta toda la variedad, quiero ser todo el bowl. No sé cuál me describa mejor a mí, quizás la pera, porque es como una fruta de otoño y también es muy jugosa -ríe-. La verdad es que no sé, pero te menciono mis favoritas.


¿Harías una estación de radio en el espacio?

JW: ¡Claro!, ¿por qué no? Me encantaría, pero me parece súper lejano y no creo tener el tiempo para poder hacerlo.


LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

Portada FB.png
Portada Fb.png