‘i,i’ de Bon Iver


Con cuatro nominaciones a los Gramys por su proyecto musical, Bon Iver, Justin Vernom nos regala una vez más una pieza donde lo sublime denota en cada elemento sonoro.


Esta vez, la banda de Wisconsin comienza con "Yí" una pieza de poco más de 30 segundos que nos adentra a una sala con ruido blanco y sintetizadores, que juegan con las múltiples voces que ya caracterizan su sonido.


Inmediatamente nos encontramos con "iMi", una melodía donde el folk se combina con la electrónica y nos lleva a agudizar los oídos para reconocer todos los instrumentos que juegan un sencillo, pero indispensable rol dentro de la canción, que puede interpretarse como la soledad más pura y plena que un hombre puede atravesar.


Llegamos después a "We", donde al compás del saxofón y las notas industriales nos hacen cruzar un tema que es una de las canciones más oscuras dentro del LP. Vernom, ingresa voces que secundan al bajo con toques de R&B. y el espiritualismo se hace presente para continuar este sendero de tonalidades musicales.


Al finalizar este puente viene "Holyfields", que nos cobija con un sonido peculiar que hace del cuarto track una de las canciones más potentes y redentoras, con una de las líricas más emotivas y que hacen compañía a "Hey, Ma", donde una etapa experimental de la banda se muestra a flor de piel, siendo parte del intermedio del disco e invitándonos a reparar sobre el verdadero significado de la buena vida.


Llegando al clímax de la transición, nos recibe "U (man like)" donde al unísono, voces cálidas y un piano se unen para cantar "It'll a long day of fixing, Make something else your misión". En esta parte del disco, nuevamente compartimos el ritual diario que cada persona debe aplicar para ser mejor.


Tras una breve pausa, nuevamente nos envuelven los ecos de voces con "Naeem" -que en árabe significa "paraíso" - y que hace referencia a la canción que titula, pues nos presenta un himno de fortaleza que no solo los fans de la banda acogerán como una de sus canciones favoritas.


Llegando con distorsionados sintetizadores que parecieran unirse a la luz que el otoño nos regala, "Jelmore" nos conduce a través de una de las más completas experiencias sonoras, con corrugados sonidos que bien fungen como el sinónimo de calmante.


Con la paz necesaria para mirar el atardecer, nos encontramos casi en la recta final, pero aún efusivos y en perfecta sintonía con el paisaje, respiramos y "Faith" nos sostiene con guitarras tenues y un conjunto de sintetizadores que a la perfección nos muestran que de los errores se aprende y que siempre es momento de continuar.


De la mano, como si se tratara de una agradecida despedida "Marion" en tan solo 2 minutos, concreta nuestra conexión con el disco.


Así, logramos caminar a través del agudo pero constante compás que al ritmo de notas agudas convergen con trompetas y violín a la perfección anunciando "Salem" que nos quema el corazón y termina con todos esos momentos difíciles, pero al final, lecciones que conlleva vivir.


"Sh'Diah", es el penúltimo track, y partir de él primer pre- coro, logramos prescindir de cualquier sentimiento alojado que no nos dejaba respirar. Con esta canción, nos encontramos llegando a la puerta que será nuestra salida, pero no sin antes saborear al saxofón y su melancolía, es la canción perfecta para sentarte a sentir la brisa en la cara, después de el pasado.


Hemos culminado y con todos los colores sonoros, "RABi" es nuestro desenlace con guitarras eléctricas; el compañero perfecto al final de un viaje intrapersonal que seguramente será parte de un disco que en palabras del propio Justin, "es uno de los más honestos pues completan un ciclo: con el invierno en ‘For Emma, Forever Ago’, llegó la frenética primavera de ‘Bon Iver, Bon Iver’, y el trastornado verano de ‘22, A Million’. Ahora, el otoño llega desde antes con ‘i,i’”.


Cabe mencionar que el disco, ya cuenta con visuales en YouTube que hacen de esta producción, un momento emocional que todos necesitamos.


Definitivamente un disco que debes escuchar ante la pronta caída del otoño y que hará que Bon Iver, se vuelva una de tus bandas en lista reciente, pues sus letras y sonidos, han consagrado a la banda, dejándola en un lugar que permanecerá durante mucho tiempo.


LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

Vibras 002 4_5.png