Entrevista con Hippo Campus


Foto: Tonje Thilesen

Recordar la década de los 2010’s es algo que, a nosotros los veinteañeros, ya nos provoca bastante nostalgia. Pareciera que el tiempo no ha avanzado tan rápido hasta que te das cuenta que en ese entonces es cuando recién estabas entrando a la prepa, descubriendo un nuevo mundo musical con el que te sentías identificado y al cual querías pertenecer, optar ese estilo y hacerlo tuyo. Pero de repente, ¡pum! 12 años ya pasaron por encima de tus ojos y ni siquiera te diste cuenta en que momento creciste. Ahora eres un adulto con responsabilidades, pero sabes que nunca, nunca dejaste ese cariño por la música que te acompañó en lo que tal vez fue una de las etapas más densas y complejas de tu vida: la adolescencia.

Esto es un poco de lo que ocurre con la evolución de Hippo Campus y su regreso a la música después de un largo rato. Este grupo de amigos que un día por la tarde, saliendo de la escuela, se juntó a jammear en una habitación solo por diversión y casi diez años después han lanzado su tercer disco de estudio.

‘LP3’ es el nombre que lleva este nuevo material, en el cual se enfocaron precisamente en retratar los buenos tiempos que pasaron cuando recién empezaban como banda en el 2013 pero, al mismo tiempo, dejando lecciones en sus canciones de lo importante que es soltar el pasado para poder sostener y vivir las nuevas etapas de la vida.

“Quisimos enfocarnos en nosotros, en la razón de por qué hacemos esto y regresar a esa etapa en la que solo éramos un grupo de amigos pasando el rato tocando música”, dice Nathan Stocker, vocalista y guitarrista de la banda.


Tomaron casi dos años creando, produciendo y escribiendo el nuevo álbum. “Escribimos la mitad del álbum juntos, luego en marzo del 2020 fue cuando llegó la pandemia y tuvimos que terminar de escribirlo cada quien aislado en su casa, fue una experiencia entre ambas cosas”.

Las canciones que componen ‘LP3’ fueron trabajadas hasta obtener el resultado deseado pero “Ride Or Die” fue una de las favoritas de la banda en componer. En palabras de Nathan dice que “estar abierto para empezar una canción así en la que todos colaboráramos se convirtió en lo que es el mensaje de la canción. ‘Ride Or Die’ hace referencia a nosotros, a lo que somos, lo que fue escribir mientras tureabamos e íbamos en la camioneta por todo el mundo. Es un himno a nuestra amistad”.

En el caso de “Boys” esta fue la más compleja de armar y tardaron bastante hasta que quedó perfecta: “desde mi experiencia esa canción se siente como si estuviera muriendo cada vez que la escucho”, mencionó Nathan.

Antes de lanzar ‘LP3’, la banda tuvo la repentina idea de sacar un EP de forma instantánea, por así decirlo. “Cuando terminamos de escribir este álbum se nos ocurrió sacar algo rápido y empezamos a escribir lo que fuera, enseguida sacamos lo que fue ‘Good Dog, Bad Dream’. No nos tardamos más que un par de semanas trabajando en ese EP y nos robamos una canción que iba a ser para ‘LP3’. Fue como arrojarlo por la ventana a ver qué pasaba y ya”.

Portada: ‘LP3’ de Hippo Campus

Durante este proceso de creación entre el álbum y el EP fue que se dieron cuenta que estaban entrando a una nueva etapa musical en su carrera y mucho influyó el hecho de poder mudarse a un mejor estudio en Minneapolis, donde pudieron estar al mando de casi toda la elaboración de su nuevo material. “De este nuevo espacio es que salió ‘Good Dog, Bad Dream’, lo hicimos casi todo por nuestra cuenta y se sintió bastante bien, no solo estuvimos detrás de las letras, también de la producción y la grabación. Así que sí, el nuevo estudio fue como pasar a un nuevo capítulo”.

Después de darle tanta vuelta a la nostalgia, al constante pensamiento de soltar, pero al mismo tiempo sostener y todo lo aprendido en estos casi diez años, el mensaje que le darían a aquel Hippo Campus del 2013 es “se honesto y amable con las personas, asegúrate de estar en constante contacto con tus amigos. Hemos crecido y madurado bastante, siento que es algo salvaje”.

‘LP3’ es como un viaje al pasado y al presente, a lo que somos ahora, donde la única opción es seguir creciendo, evolucionando junto con la vida y todas sus bajas y sus altas, porque al final, eso es lo que nos convierte en quienes somos.

“Mientras nosotros como banda estemos cómodos y orgullosos de nuestro trabajo, no importa lo que digan los demás.”



LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

beach-house-once-twice-melody-album