Entrevista con Gustaf


gustaf-audio-drag-for-ego-slobs-album
Foto: Felipe Torres

Con una energía maníaca y grooves contagiosos, Gustaf es uno de los proyectos más divertidos para elevar tus niveles de stamina. Tine Hill (bajo), Vram Kherlopian (guitarra), Melissa Lucciola (batería), Tarra Thiessen (voz, percusión) y Lydia Gammill (voz principal), son la receta perfecta para un caos necesario, un proyecto que nace en un parpadeo poco más que un nombre y un puñado de camisetas, se convirtieron en “la banda para ver en vivo”. Como un pequeño secreto en escena musical de Brooklyn, han conquistado todos los escondites y creado un mundo a su manera, un mundo cargado de melodías arrogantes, emociones catárticas, un post-punk artístico con una presentación exagerada, aterradora y magnética. Gustaf podría volarte la cabeza en los primeros segundos de escucha y con ‘Audio Drag for Ego Slobs’ (2021) lo demuestran, un álbum que captura su esencia en el escenario y en el estudio, y es capaz de convertirte en un amante de los ladridos directo a los oídos.

Como un guiño musical que estalla en un espíritu de hipérbole, de percusiones inquietas, pavor existencial y una alegría a ciegas. Gustaf es un proyecto imperdible y que apunta a lo grande, a convertirse en un clásico atemporal. En una conversación con Lydia Gammill que explora los sueños y las casualidades, el pegamento de una buena banda, su filosofía musical, los próximos planes para expandir su universo y demostrar por qué no hay que perderlos de vista.

De pequeña, ¿qué es lo que más querías ser de grande? ¿En algún punto te imaginaste haciendo música?

LG: Pienso en que quería ser muchas cosas, porque eso es algo que siempre está cambiando, más cuando eres pequeña. Desde que tengo memoria, recuerdo que actuar y cantar, eso era lo que más me gustaba hacer. Así que imaginaba convertirme en algún tipo de artista, era mi más grande sueño. Pero te apuesto que por mi mente, también pasó ser doctora, actriz, cantante, todo eso y más al mismo tiempo. A medida que envejeces, te das cuenta de la importancia de dirigir tu atención hacia un sueño y hacer lo que más te apasiona. Y es una locura poder hacer lo que estoy haciendo y pensar, que mi yo más joven, mi yo de niña, soñaba con hacer todas estas cosas. Eso sí, no necesariamente sabía cómo hacer que sucederían. Así que ha sido divertido vivir ese camino y que mi sueño de pequeña se esté haciendo realidad.


La historia de ‘Gustaf’ es como una coincidencia, algo que sucedió inesperadamente. Después de hacer música en proyectos diferentes, ¿qué fue eso que te hizo quedarte con ‘Gustaf’?

LG: Creo que hay mucha inercia e impulso en lo que estamos haciendo como Gustaf. Brooklyn es una escena muy divertida, muy interesante, todos tocan en una banda y están en otras dos más, así que es difícil encontrar un músico que no forme parte en esa dinámica de: “tocar en cuatro proyectos diferentes”. Cuando empezó la banda, hubo algo en mí que lo sabía, sabía que iba a funcionar, porque comenzó bastante rápido, muy orgánico. Un día estábamos conduciendo hacia South by Southwest, y después ya éramos band-mates. La ventaja con Gustaf es que realmente no teníamos tiempo para pensar, era la combinación de estas cinco personas y lo que tenían que sacar, que querían tocar y hacer todo un espectáculo. Que a la vez es un lugar seguro para nosotros, rodearse de amigos maravillosos: tan únicos y talentosos, y con la misma visión - ese fue el pegamento que hizo que todo se juntará y funcionará.

¡Me encanta como hablas de tus compañeros de banda! Me preguntó, ¿cuáles son esos ingredientes qué hacen que ese pegamento funcione? ¿Qué es lo que más admiras de cada uno?

LG: Todos son tan creativos y divertidos, y un reflejo de eso es: Gustaf, se ve en nuestra banda y en que nadie parece perdido en la confusión. Creo que cuando nos miras y asimilas lo que estamos haciendo, es más cómo ver a cinco personas únicas e increíbles, en lugar de solo un grupo de personas vestidas de la misma manera y haciendo todo un poco más cuadrado. Considero que en una banda, o al menos en la que yo quiero estar y en la que estoy, todos aportan su propio giro fantástico a las cosas. Sobre Tarra, cuando comenzó la banda, ella solamente conducía el coche y después empezó a componer coros, jugar con las percusiones, es una multi-instrumentista asombrosa, puede convertir cualquier cosa en un instrumento y explotarlo en los shows en vivo y en su papel en la música. Vram se transforma en esta persona súper genial con la guitarra y es un músico increíble, tiene una actitud tan cálida: me enseña sobre plantas y esas cosas, es impresionante. En la batería, Mel es muy divertida, sarcástica y sensata, ella cambió algunas cosas y adaptó su personalidad para la banda porque lo que tocaba antes, no era necesariamente lo que estaba tocando antes, sus aportaciones siempre le dan al clavo y tiene una perspectiva maravillosa al hacer música. Tina es tan enérgica y fantástica, cualquier persona que la conozca termina enamorada de ella porque tiene una gran personalidad, es una bajista increíble, tiene una especie de presencia fuerte y simpática, ilumina todo el lugar…

gustaf-audio-drag-for-ego-slobs-album
Foto: Felipe Torres

Hablando de lo que hace a ‘Gustaf’, ‘Gustaf’. En sus redes siempre usan el emoji de la naranja, ¿cuál es la historia detrás? ¿Por qué dirías que los representa?

LG: Fue una cosa súper aleatoria que sucedió y después se quedó con nosotros. No sé si retiraremos la naranja como nuestro emoji oficial, pero como dije, todo se formó muy rápido. Así que tuvimos que armar fotos de la banda lo antes posible, mientras estábamos andando por todo el país en coche, yo insistía en que debíamos tocar en el camino, y sí, entre cambiar neumáticos y tocar, estábamos haciendo muchas cosas sobre la marcha. Nuestra primera sesión de fotos, fue interesante, algunos nos conocíamos mejor que otros y queríamos hacer evolucionar la química. Había una naranja en la mesa de Tarra, y yo estaba como -bueno, chicos, no sé, todos deberíamos tocar la naranja y unirse, para conocernos, tenemos que concentrarnos en esta naranja-. Entonces hay una foto de nosotros con esa naranja y una gran historia. Al mismo tiempo, estábamos comenzando las cuentas de redes y eso es algo que nos representa, que podíamos repetir y es divertido, además de que ayuda a las personas a reconocerlo y asociarlo con algo. Así que el emoji de naranja llegó antes de que tuviéramos algo, eso fue el primer distintivo de Gustaf y nos ha tocado verlo florecer, y ahora, viendo hacia atrás, tenemos tantas cosas en lugar de solo un emoji.

Son un proyecto que comparan mucho con ‘Talking Heads’ y ‘ESG’, pero personalmente creo que existe una diferencia entre sonar a tal banda y hacer de un movimiento como el art punk algo atemporal, porque ‘Gustaf’ suena a esta combinación de cinco personas que está haciendo música ahora, con el contexto de ahora. No sé, ¿qué opinas?

LG: ¡Creo que eso es importante y agradezco que lo digas de una manera tan amable! Porque sí, la gente se confunde entre las cosas aspiracionales y corre a encapsularlo en el nombre de otra banda. Cuando comienzas a hacer música, no todo es necesariamente solo lo que estás escuchando, las cositas que te gustan de tus bandas favoritas, a veces lo más valioso es lo que te hace sentir. Y creo que con toda nuestra música, he encontrado ese tipo de catarsis atemporal (de alguna manera). Pero también es ser derivados, no demasiado repetitivos de algo que ya hemos visto antes, a mí me gustan canciones simples y con ritmo, pero las haremos a la manera Gustaf.

Es interesante escuchar la radio hoy, porque mucha de la música que escuchas no es necesariamente de esta década o toman inspiraciones de sonidos a lo largo de historia, digo, yo solo estoy tratando de encontrar fórmulas fascinantes, sónicamente agradables y duraderas, siempre es algo que nos gusta pensar al hacer la música. Ahorita estamos empezando a planificar el próximo álbum y es intrigante pensar en la continuación del primer material y cómo lograr expandirlo. Me gusta imaginar en ello, en cómo la música envejece, se vuelve atemporal, compararla con un vino que podría vivir en el futuro como algo viejo y fascinante.


Ahora que estamos platicando y siento que eres una persona súper amigable, lo cual es extraño porque la primera impresión que tengo es de ti es esta persona intensa y ruda, que me ladra al oído cuando escucho ‘Gustaf'. ¿Cómo y cuándo nace la idea de este personaje?

LG: Me gustó mucho la idea de trabajar con las limitaciones que teníamos cuando la banda empezó, y todas posibilidades que teníamos simplemente porque no sabíamos lo que íbamos a ser, hacia dónde íbamos a ir. Moldear un concepto específico es más fácil con limitaciones, hace que sea más fácil determinar ese algo y crearlo. Entonces, con este primer álbum, salió un personaje hiperbólico, que es un desastre y está indignado - me pareció divertido jugar con la exageración. Siempre hay emociones desagradables, hay momentos en tu vida en los que te equivocas, pero crees que tienes razón… Todos lidiamos con eso. Y creo que en mi mente, necesitaba de una broma divertida que funcionará como un exorcismo para sacar eso que duele y a veces funciona mejor cuando lo haces con la música, con punk, con rock and roll.

Además, no he estado en tantos shows punks, donde la gente es muy intensa, a veces se sienten un poco falsos, y la gente quiere ver un espectáculo enojado, y yo quiero darles eso, tratando de hacer todo más divertido, más multifacético. ¡No pierdes nada en intentarlo! Pisar el escenario con esa energía es increíble, es contagioso y quieres interactuar con esta persona medio tonta e intensa, para intentar colarte, formar parte. A mí me ha ayudado a generar resistencia, pero entiendo que para muchas bandas, es como si fueran más personales que ellos mismos o solo algo para apegarse a sus composiciones. Y creo que para mí es algo que necesito, que es liberador y me ayuda a despegarme, conocerme mejor en todas las facetas.

En las letras de ‘Gustaf’ se usan mucho los verbos imperativos, pero el que más me llama la atención es el “WATCH!”. ¿Qué es exactamente lo que quieres que veamos?

LG: ¿Qué quiero que veas? Bueno, primero creo que este personaje es una especie de antiheroína perdida: es alguien que en el exterior es muy agresiva, considera todo un poco desagradable y eso probablemente proviene de un dolor interno, que necesita atención, necesita ser visto. Todo el mundo ha pasado por momentos de frustración, ira e indignación y siento que todo eso se puede reducir al hecho de que esa persona no siente como si la hubieran visto, como que ha podido decir todo lo que quiere decir. Así que el ‘watch’ hace referencia a esos momentos en los que estás con la necesidad de que alguien me mire, que pueda verme y escuchar lo que tengo que decir.

gustaf-audio-drag-for-ego-slobs-album
Portada: ‘Audio Drag for Ego Slobs’ de Gustaf

Sobre ‘Audio Drag for Ego Slobs’, es el primer álbum y por ende, la primera carta de presentación al hablar de ‘Gustaf’ (por ahora). ¿Cómo fue trabajar con el y capturar la energía de los shows en vivo?

LG: ¡Fue interesante trabajar este álbum! Estuvimos tocando puros muchos shows durante dos años, así que tomó un rato para lograrlo, tener algo afuera. Luego tomamos el primer año de pandemia para grabar y terminarlo, era interesante porque primero nos establecimos con una banda en vivo y fue traducir eso en una grabación. También porque andábamos tocando en todos lados y la verdad no teníamos ningún material para que pudieran escuchar después, la gente quería continuar escuchando nuestras canciones. Tampoco queríamos decepcionar, porque solo tienes una oportunidad de hacer que una canción suene cómo quieres que suene y una canción en vivo siempre suena diferente cuando la grabas, e igual, cuando la tocas tanto tiempo en vivo la reajustas y la reajustas. Lo que estábamos haciendo era muy efímero.

En el estudio se tomaron muchas decisiones diferentes, fuimos muy rudimentarios, como si estuviéramos de gira, armar un álbum con el equipo mínimo, enchufar cosas y crear nuestro sonido. Parte de la diversión era que, al momento de la función y presionar el botón de grabar, hacer lo mejor con lo que teníamos y descubrir lo que realmente queríamos. Después fuimos agregando más cosas sobre la mezcla, revisando todo y ajustándolo, añadir instrumentales, voces y al final, equilibrar.

Ahora quiero saber todo sobre el siguiente álbum, ¿hacia dónde se va a expandir el universo de ‘Gustaf’? ¿Qué tienen en mente?

LG: Antes de que llegara la pandemia, ahí por el 2019, prometí que no tocaríamos ninguna de nuestras canciones hasta que se grabaran y las lanzáramos. Me parece una decisión adecuada, porque luego nos atascamos, la canción no funciona, la cambiamos o solo esperamos a que todo se resuelva solo y pasamos a lo que sigue. Comenzamos a escribir un nuevo set, pasamos un mes en Los Ángeles, conseguimos un contrato discográfico y nos sentimos realmente afortunados. Así que hemos estado tocando, con esta especia de todo el set completo, construyendo y destruyendo eso, revisando y agregando algunas canciones nuevas. Te lo advierto, es un mundo muy diferente al del primer álbum, aún con las bromas y las hot-takes a la era moderna. Creo que en lo que vamos armando este álbum, ha sido tratar de descubrir cómo continuar con la narrativa y al mismo tiempo proporcionar canciones que puedan estar solas, fuera de este personaje. Ser divertido, pero más edificante, como algo deprimente sin llegar ser cursi. Algo honesto, pero, ¿quién sabe?

Personalmente, es un álbum que me emociona y me emociona más la idea de poder verlos en vivo, experimentar a ‘Gustaf’ en su máxima potencia. ‘Audio Drag for Ego Slobs’ es mi disco favorito para hacer ejercicio, así que quiero presenciar ese exceso de energía.

LG: Me alegra que te guste el disco, prometo que siempre lo tocaremos en vivo y más si en un futuro podemos ir a México. Y pues tocarlo más en general, porque el año pasado pudimos alocarnos muy poquito. Para mí es un gran cumplido que sea tu álbum para hacer ejercicio, puedo verlo y me fascina. He estado en carreras y maratones, pero mi álbum para correr es ‘More Songs About Buildings and Food’ de Talking Heads y por alguna razón me ayuda cuando estoy corriendo, a saber exactamente dónde estoy en la carrera, y digo, está genial, son las canciones, el ritmo, todo. Así que me alegra saber que el tuyo es Gustaf.


Conociendo mejor a Gustaf…

¿Cuál es el “Best Behavior” qué podemos tener?

LG: El mejor comportamiento es el que dicen siempre en esa cita famosa que a la gente le encanta repetir en las graduaciones, y es que el mejor consejo que le puedes dar a alguien más es que sea amable. Sé amable, porque hace falta amabilidad en este mundo.

Si ‘Gustaf’ fuera un animal, ¿cuál sería y por qué?

LG: Es un ornitorrinco, o algo así. No me quiero subir al hype del ornitorrinco, porque no es así, simplemente me gusta y es lo primero que se me vino a la cabeza con esta pregunta. En teoría es un animal al que le suceden muchas cosas, ¿no?, tiene cola de castor, el pico de pato, mamífero que pone huevos, garras y ojos extraños. Cinco elementos y cinco personas. Me gusta eso.

¿Cuál sería tu desayuno de campeones?

LG: Mi desayuno de campeones es una taza de café. Aunque el mejor desayuno de Nueva York es un bagel y queso crema con café, así que depende del estado de ánimo.


LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

rex-orange-county-who-cares-album
metronomy-small-world-album