top of page

Entrevista con Gruff Rhys



gruff-rhys-sadness-sets-me-free-album-entrevista
Foto: Mark James

Gruff Rhys, un artista versátil y polifacético de Gales, se embarca en una nueva travesía musical con su último álbum, Sadness Sets Me Free, que vio la luz el 26 de enero de 2024, bajo el sello Rough Trade Records. Este proyecto marca su 25º álbum en una carrera discográfica que abarca 35 años, consolidándose como un referente en la escena musical británica. Con una rica trayectoria que abarca desde pueblos mineros en Gales hasta comunidades de expatriados en la Patagonia, Gruff Rhys continúa desafiando las convenciones y explorando nuevos horizontes sonoros. En esta entrevista, profundizaremos en su último lanzamiento, así como en su perspectiva única sobre la música y la vida.

 

Has descrito “Celestial Candyfloss” como una sinfonía de bolsillo sobre distancias cósmicas. ¿Cómo logras traducir conceptos tan vastos en una experiencia musical accesible?

GR: Cuando grabé el álbum, estábamos todos en la misma habitación, lo que le dio un toque en vivo. El video, dirigido por Mark James, da vida a la portada del disco, mostrándome perdido en el espacio. Mi idea era transmitir que, a pesar de mis problemas, son insignificantes en la escala universal.

 

El video de “Celestial Candyfloss” te muestra tocando en un contenedor perdido en el espacio. ¿Qué inspiró la elección de este entorno lunar y cómo se relaciona con el tema de tu álbum Sadness Sets Me Free?

GR: Mark James y yo buscamos dar vida a la portada del disco. Queríamos que el video reflejara esa sensación de estar perdido en el espacio, pero con problemas personales que, aunque importantes para mí, son insignificantes en la escala universal.



En “Bad Friend” exploras la idea de “malos amigos”. ¿Cómo abordas el equilibrio entre relaciones amistosas y las expectativas modernas sobre el tiempo y el rendimiento?

GR: La canción es una reflexión sobre la amistad incondicional. La vida moderna hace difícil dedicar tiempo a todos los amigos, y esta canción es casi una disculpa. Quisiera darles más tiempo, pero la realidad del siglo XXI complica cumplir con todas las expectativas.

 

Mark James ha dirigido varios de tus videos. ¿Cómo colaboras con él para visualizar la esencia de tus canciones y cómo influye en la interpretación visual de tu música?

GR: Mark y yo somos amigos de toda la vida, lo cual hace que trabajar juntos sea divertido y sin inhibiciones. Por ejemplo, en “Bad Friend” grabamos el video en Gales sin equipo, simplemente con su teléfono y una pequeña cámara, capturando la autenticidad del momento.

 

En “I'll Keep Singing” mencionas “live for now and dream afar”. ¿Cómo manejas la dualidad entre vivir el momento y aspirar a sueños lejanos en tu propia vida?

GR: Mi amor por estar en el momento presente se refleja en mi música. El álbum captura momentos en vivo, sin un tempo electrónico. Cuando toco en vivo, disfruto no saber qué sucederá después, creando una experiencia emocionante tanto para mí como para la audiencia. 


gruff-rhys-sadness-sets-me-free-album-entrevista
Portada: ‘Sadness Sets Me Free’ de Gruff Rhys

A lo largo de tu carrera, has explorado una variedad de géneros y estilos musicales. ¿Cómo aseguras frescura e innovación en tu música después de tantos años?

GR: Aceptó que parte de mi música seguirá siendo similar, pero trato de ponerme en entornos diferentes al grabar. Cada álbum es una oportunidad para aprender algo nuevo, y sigo sintiendo que estoy en constante evolución.

 

En “Silver Lining Lead Balloons” hablas de enfrentar la realidad y no exagerar. ¿Cómo influye la realidad en tu proceso creativo y cómo evitas la exageración artística?

GR: Incorporo la realidad en mis canciones, pero las mantengo ficticias. Son como pequeñas piezas de ficción con detalles de mi vida. Quiero que las personas se identifiquen, pero sin revelar demasiado para proteger la privacidad de mis amigos.

 

Con giras en Europa y Estados Unidos, ¿cómo influyen las diversas culturas y audiencias en tu música y cómo lo percibes?

GR: Me encanta experimentar con diferentes culturas. Viajar me inspira, y una de mis cosas favoritas es explorar tiendas de discos en diferentes países. No solo aprendo sobre la música, sino que también obtengo una visión más profunda de las culturas locales.



Sadness Sets Me Free fue creado en una sesión de tres días en París. ¿Cómo influyó la atmósfera de la ciudad en la creación del álbum?

GR: La comida en París hizo una gran diferencia. Tener un chef en el estudio creó un ambiente positivo, todos estábamos contentos y grabamos mucho. Es un recordatorio de cómo el entorno puede impactar la creatividad.

 

Con giras en Europa y Estados Unidos, ¿hay planes de llevar tu música a México? ¿Cómo percibes la audiencia y la escena musical mexicana?

GR: Me encantaría llevar mi banda a México. He tocado en solitario y con Super Furry Animals, pero llevar Sadness Sets Me Free sería emocionante. Después de esta entrevista, llamaré a mi agente para explorar la posibilidad de un concierto en México.

 

A lo largo de tu carrera, has colaborado con una amplia gama de artistas. ¿Hay alguien con quien aún no hayas colaborado pero te encantaría hacerlo?

GR: Me encantaría colaborar con Björk. Ambos compartimos una conexión con la naturaleza y exploramos sonidos únicos. Una colaboración con ella sería fascinante y, estoy seguro, muy creativa.

 

En el eco de estas reveladoras respuestas de Gruff Rhys, nos sumergimos en la complejidad de un artista cuya música va más allá de las notas, trascendiendo a la esencia misma de la vida y las relaciones. Rhys nos ha llevado en un viaje cósmico con “Celestial Candyfloss”, donde lo personal se encuentra con lo universal, y en un paseo lunar con “Bad Friend”, explorando las complejidades de la amistad en la era moderna.

 

La dualidad entre vivir el momento y aspirar a sueños lejanos, expresada en “I'll Keep Singing”, nos recuerda la importancia de abrazar cada instante mientras perseguimos nuestras metas. Y mientras Gruff confiesa su constante evolución musical, nos invita a experimentar con él, a explorar nuevos sonidos y a sumergirnos en la frescura que cada álbum aporta.

 

Su conexión con la realidad, evidente en “Silver Lining Lead Balloons”, nos muestra cómo sus composiciones son como pequeñas ventanas a su vida, una vida que el artista protege con maestría, tejiendo la realidad con la ficción para crear una experiencia auténtica pero cautelosa.

 

El encuentro con diversas culturas y audiencias durante sus giras no solo enriquece su música, sino que también revela la curiosidad y la apreciación de Gruff por la diversidad del mundo. Su deseo de llevar su música a México es un testimonio de la universalidad de su arte y su voluntad de sumergirse en nuevas experiencias musicales y culturales.

 

La influencia de París en Sadness Sets Me Free va más allá de la música, destacando la importancia del entorno en el proceso creativo. La atmósfera de la ciudad, la comida deliciosa y el ambiente positivo en el estudio encapsulan la magia de cómo la creatividad puede florecer en entornos inspiradores.

 

Y, por último, la revelación de Gruff sobre su deseo de colaborar con Björk, un anhelo que destila una pasión compartida por la naturaleza y la experimentación sonora, nos deja con la anticipación de una posible sinfonía única que podría nacer de esa colaboración.

 

En conclusión, las respuestas del artista galés no solo nos brindan una visión profunda de su música, sino que también nos invitan a reflexionar sobre la vida, las relaciones y la creatividad. Su enfoque serendípico y su disposición a dejar que el azar guíe su camino son testamentos de un artista que abraza la incertidumbre, llevándonos a través de su viaje musical con una autenticidad que resuena en cada acorde y palabra. Gracias a Gruff Rhys por abrirnos la puerta a su mundo sonoro, donde la música y la vida convergen en armonía.



Facebook - Vibras I Vol.14.png

LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

bottom of page