Festival Adverso 2020

Fotos: Carlos Oliva | @carloosoliva

Motorama @ Festival Adverso, 2020

Un nuevo festival llegó a la ciudad de Guadalajara anunciándose hace unos meses, el cual llamó la atención de muchos por su propuesta musical tan diferente a la gama de festivales que dan en la ciudad.

Sin nada más que esperar, este fin de semana llegó el momento del debut del Festival Adverso. Un festival que nos prometía un día lleno de psicodelia, punk y rock en sus diferentes tintes y matices que nos traía el variado line-up.

Sin mucha expectativa, más que la de poder disfrutar de la música, llegamos a Terraza Vallarta dónde se abrieron puertas desde las 3:00 p.m. Con el sol en la cara recorrimos el área que adaptaron para el festival y sentimos el gran alivio de encontrarnos con los dos escenarios principales uno a lado del otro (por lo que correr para ver al siguiente artista no sería necesario).

Una producción sencilla y básica, dónde podías encontrarte con algunas opciones para comer o cumplir un antojo, así como algunas marcas locales vendiendo su merch.  Y si andabas valiente y con tiempo podías perforarte y/o tatuarte en la carpa del estudio Soulflower.

De primera impresión se pudo sentir que nuestro Adverso es un bebé en pañales. El tercer escenario (bajo el sol) tuvo dificultades de tener relevancia al ser opacado por el sonido de las bandas que tocaban en los escenarios principales. Sin embargo, más allá de lo evidente en la primera impresión decidimos seguir disfrutando de lo que nos fue ofreciendo el festival en el día, en el cual desde la primera banda se sintió una vibra liviana, de alegría y ganas de bailar, cantar, gritar y llorar.

Empezamos escuchando al talento local de Birdhaus, en el escenario Adverso, que se encargaron de darle oficialmente inicio al festival con su ligereza sonora, haciéndonos entrar en un arrullo psicodélico. Seguido de Mortemart que explotó las ganas de bailar de los asistentes.

Así se nos fueron las primeras horas de la tarde entre la propuesta nacional (principalmente tapatía), que nos hizo disfrutar incluso del calorcito que ya quemaba la piel. Conforme avanzó sentimos como la esencia del festival se desarrolló, llevándonos del rock progresivo de The Polar Dream al rock avant garde de Descartes A Kant.

Descartes A Kant @ Festival Adverso, 2020

Algo importante de mencionar es como el Girl Power se sintió presente todo el festival teniendo a bandas como Descartes a Kant, Blackwater Holylight, Light Asylum y a nuestra querida Airin, bajista de Motorama, y Anna, baterista de Metronomy.

El tiempo del talento internacional lo abrió Leto V Gorode, cantante de Motorama con su proyecto en solo, sin más que su voz y sintetizadores nos hizo bailar al ritmo de una electrónica ochentera, dándole paso a las chicas de Blackwater Holylight.

Helado Negro se encargó de musicalizar los nuevos romances, tan espontáneos y llenos de emoción que sólo se dan en festivales de música. Algunos lloramos, algunos bostezaron, pero sin duda nos ofreció un lindo espectáculo y un respiro para la intensidad sonora que vendría ya caída la noche.

Blackwater Holylight @ Festival Adverso, 2020

Y así fue como Light Asylum dio la bienvenida a una noche inolvidable con la intensidad de su post-punk nos hizo bailar, brincar y gritar (todo esto desde la fila para comprar una cerveza, era larguísima)… razón por la cual , más allá de las fallas del festival en su primera edición, nos llevamos un muy buen sabor de boca y ganas de ver que nos trae el próximo año.

El momento esperado por tantos llegó al darle la bienvenida a Motorama, los brincos no pararon en la hora que tocaron con su inigualable perfección rusa y definitivamente sacaron a la nostalgia de sus fans a bailar y despertaron grandes emociones de aquellos que no seguíamos su trayectoria.

Y así vino el interludio del acto final, el cual muchos ansiaban que empezara. Sin minimizar el gran espectáculo que el dúo Battles nos ofreció, con su rock experimental no nos dejaron descansar del baile.


Entre empujones y gente abarrotándose en el escenario principal, las luces se apagaron y dieron la bienvenida a los chicos de Metronomy, quiénes desde las primeras notas nos sacaron saltos y cantos de sus letras a todo pulmón. Sin duda, el festival cerró con broche de oro conjugando toda la experiencia de su curaduría musical con el rock electrónico de la banda europea. Quiénes expresaron su amor por México y su nuevo amor por la perla tapatía al sentir todo el amor que a gritos expresaban sus fans.

El Festival Adverso es un festival que como concepto tiene un gran potencial, en su primera edición lograron crear una experiencia musical exquisita para los amantes del rock progresivo y géneros alternativos. Con muchas cosas que pulir en cuanto a la experiencia del espacio y logística, sin duda esperamos que anuncien una segunda edición con mucha curiosidad de ver cómo evoluciona su propuesta.


GALERÍA


NOVEDADES x VIBRAS