‘Everything Else Has Gone Wrong’ de Bombay Bicycle Club


El devenir de este nuevo año trajo en este invierno resurrecciones inesperadas y es que los chicos londinenses del Bombay Bicycle Club nos presentan ‘Everything Else Has Gone Wrong’, un formato que no busca apoyarse de algún sonido que esté en tendencia y es que a decir verdad ese descanso indefinido desde 2016 no fue lo mejor porque esta es una de esas bandas que se redefine en cada disco, o sea son tan auténticos, que tienen creatividad de sobra para reinventar su sonido en cada entrega.


41 minutos disfrutables de una maduración experimental que les ha costado ir conformando y pese a ser comparados con bandas como -Fleet Foxes- a los que igualan en tonalidad vocal y -Passion Pit- más por el lado de las melodías y peor aun teniendo como referentes a bandas tan grandes como -Bloc Party- o -The Maccabees-, la banda de Jack Steadman aprendió la fórmula para ser atemporales. Así llegan 11 temas que envuelven un sonido arquetípico, es decir, un sonido tradicional del indie-pop británico de la época más tardía de los 2010´s.


“Get Up” nos abre las puertas con fuertes influencias del jazz, un tema divertido que sugiere dar el salto a una divertida aventura plagada de sintetizadores y un sonido muy electropop. Pasamos rápidamente con “Is It Real” tema con una base animada, pero letra algo melancólica.


Aquí es cuando el primer punto fuerte del álbum sale a hacer frente “Everything Else Has Gone Wrong” desde el segundo uno atrapa con ese bajeo super sucio y rasposo, el cual, contrasta con la voz melodiosa de Steadman y la propuesta musical de estos chicos. El sencillo logró conjuntar bien en 4 minutos el resumen del álbum pero ese es el gran problema del mismo, también. Ya llegaremos ahí…



Si bien hay momentos super destacables, cómo “People People” que personalmente es mi favorita por la actuación de Liz Lawrence, “Good Day”, “Eat, Sleep, Wake (Nothing of You)” o la propia “Do You Feel Loved” en mi humilde opinión es un disco muy repetitivo, en cuanto a construcción sonora. Los Bombay Bicycle Club me tenía muy acostumbrado a las atmósferas tan diversas que nos hacían atravesar en sus trabajos. Por los consiguiente, yo me sentí estancado en este.


En realidad no es que sea un mal disco es solo que partimos del espectro tan grande que dejó el “So Long, See You Tomorrow” de 2014 y nos preguntamos: ¿En dónde quedó el componente exótico al que nos acostumbraron?

Esperamos sin duda que lo encuentren, porque la idea de regresar fue buena. Ahora, solo falta pulir el majestuoso talento que desbordan para, si bien, no volver los orígenes, si regresar a lo que en su momento hicieron muy bien.


Conclusión: Disco disfrutable pero no el mejor, brillante por momentos, monótono y repetitivo por otros. Se nota el hiato, se nota la nula unificación de direcciones, se nota la poca naturalidad con la que fluye el proyecto en este disco acartonado, sin textura, sin ganas. 6/10 contando la excelsa “People People”.

Ojala que por el bien de todos los Bombay Bicycle Club encuentren pronto el camino que los regrese por el sendero que decidieron dejar inconcluso de aquel, ya lejano, 2016.


NOVEDADES x VIBRAS