Entrevista con Jackie Mendoza



Diferente

Con su voz sincera y pesada como piedra, Jackie Mendoza me aseguró sin vacilar: “Es difícil ponerle género a mi música”. La firmeza de sus palabras es demostrada con la canción “Mucho más”, pues tratar de describir el sonido psicodélico y la fortaleza del ritmo es una proeza del ingenio. Sólo con decir que, al inicio de esta, unos pasos duros retumban sobre la línea de un golpeteo incesante demuestra la naturaleza musical extraña de la que hablo.

Su nuevo EP LuvHz, con la colaboración del productor Rusty Santos, es una muestra de esta apuesta de la joven cantautora: hacer algo diferente. “No le puedes poner un nombre a mis sonidos, no puedes decir que es pop o música electrónica o rock. Siento que eso la hace diferente y distinto a otros proyectos”, señaló en entrevista con Vibras.

Para inspirarse y hacer esta diferencia musical, Jackie Mendoza pone el canal de National Geographic, vídeos de animales o de peces en un acuario. Además, cuando empieza a trabajar en su música, “a veces sí me tengo que sentar y decir: 'ok, hoy tengo que componer una canción'; me voy a sentar aquí una hora y tengo que hacer algo. Hay otros días que no tengo intención de hacer música, pero algo me viene a la mente; una melodía o un bit o lo que sea. Yo tengo que correr y hacerlo en la computadora antes de que se me olvide”, explicó.


Ahora, con Rusty Santos, el proceso no cambió mucho, pero la evolución de la creación ha mejorado. “Siento que el sonido mejoró por la mezcla de Rusty. Estando con el estudio con él se me vinieron más ideas, siento que tengo más ideas para mi música. No me quiero poner en una cajita, quiero mejorar y tratar cosas diferente y experimentar más con el ukulele, cantar más con mi voz y con la producción también”, aseveró la cantautora.

“Por muchos años estuve buscando un productor para ayudarme con mezclas y con mi producción, porque no soy la mejor para los detalles, las mezclas y la masterización. Él me ayudó mucho con esto. Él le agrego su propio estilo. Me encantó trabajar con él y creo que para mí próximo álbum también voy a trabajar con él”, reveló Mendoza.

También, su disquera la apoya mucho. Ella cuenta que: “Tenía unas opciones de disquera, pero con Luminelle fue más natural la conversación de firmar con ellos. Me sentí más cómoda con ellos, porque me gustaban mucho los artistas que tienen, me gusta que sea una disquera nueva, que estaban emocionados de promover mi música. Es difícil ponerle género a mi música y ellos se emocionaron mucho de que es un sonido nuevo que no habían escuchado”.

Chula Juana

El 15 de enero de 1993, en San Diego, California, nació una niña con ojos de noche despejada. Sin embargo, como su familia vivía en Tijuana, sus primeros 6 años los pasó en tierra caliente. Después migraron a Chula Vista, California, que está a 10 minutos de la frontera. “Ahí casi todos son mexicanos. Le dicen Chula Juana, porque sientes que estás en Tijuana, más que estar en San Diego”, recordó Jackie.

En esos años, cuando la cantautora era más chica, su mamá notó que su hija era introvertida. “No me gustaba hacer nada, no me gustaba hablar con gente. Me gustaba quedarme en mi cuarto sola. Entonces mi mamá me empezó a llevar a clases de instrumentos o de natación para que hiciera amigos o para que encontrara mi hobbie. Creo que así encontré que me gusta la música. Si mis papás no me hubieran llevado a clases, hubiera sido más difícil abrirme y tratar cosas nuevas”, comentó la mexicoamericana.

Al ver que su hija tenía un gusto por la música, su familia apoyó sus nuevas aficiones. "Mis papás siempre me apoyaron en lo que he hecho; me llevaban a clases de piano, de guitarra, a mis clases de teatro musical. Mi infancia fue muy bonita, creciendo en Tijuana y en San Diego”, explicó Mendoza.


Aunque creció escuchando a OV7, Luis Miguel, Julieta Venegas, Shakira, Abba, Britney Spears y a las Spice Girls, la artista comentó que desde chica le gustó mucho la música electrónica. Expresó que “Siempre les ponía atención a todos los sonidos. Cuando estaba más chica me encantaba la banda Air y cada vez que los escuchaba pensaba: 'yo quisiera hacer esos sonidos' o '¿cómo lo hacen?'”.

Sin embargo, fue hasta el segundo año de la Universidad cuando empezó a componer con un sentido más profesional. Recordó que “antes de eso tocaba ukulele, guitarra y piano; todas las canciones que hacía eran más acústicas, pura voz y un instrumento. Ya cuando empecé a producir música, me gustó tener la libertad de usar cualquier instrumento que me viniera a la mente, agregar todos los sonidos, hacer este sonido nuevo que nunca había escuchado yo en mi vida y juntar todos estos géneros también. Así fue como empecé a expresarme mejor en la música con producción”, añadió Jackie.

Ahora, a sus 26 años, consiguió sobresalir en el festival South by Southwest (SXSW). Eso le valió para firmar con la disquera Luminelle Records, lazar su primer EP (LuvHz) y mirar hacia el futuro con su primer disco de larga duración, en el que ya trabaja. Además, ya inició su gira por los Estados Unidos y comenzará otra para Europa en noviembre de este año.


Escucha 'LuvHz' de Jackie Mendoza



NOVEDADES x VIBRAS