Entrevista con Triángulo de Amor Bizarro


Triángulo de Amor Bizarro es la banda gallega que desde el 2004 ha conquistado al mundo con una fusión de indie rock, noise rock y post-punk completamente alucinante, con un lirismo de fuerza política y melodías que se inyectan en forma de adrenalina. Ahora han regresado con uno de los mejores álbumes del año, para hacernos ver el mundo con una nueva perspectiva a través de oɹɹɐzıqɹoɯɐǝpolnƃuɐıɹʇ y explorar una nueva etapa de la banda: más íntima, alejándose del centrismo y liberando sus influencias. Con su segundo homónimo, Triángulo de Amor Bizarro ve su personalidad lúgubre y enérgica reflejada en el espejo, con guiños contemporáneos y una sensibilidad personal, al abordar temas personales como el amor y la nostalgia. Isabel Cea Álvarez, Rodrigo Caamaño Díaz, Rafael Mallo y Zippo han hecho que su distorsión y surrealismo sonoro trascienda a través de generaciones, demostrando que no tienen miedo a los riesgos, ni a experimentar con lo diferente. Tuvimos la oportunidad de platicar con Isabel Cea y poder conocer a profundidad los detalles y nuevas experiencias que formaron oɹɹɐzıqɹoɯɐǝpolnƃuɐıɹʇ, hacer un recorrido por la historia de la banda, el feminismo y lo que significa ser mujer en la música, estar en cuarentena y un poco de brujería. ¿Cuál es el primer recuerdo que tienes de la música y cómo es que decides comenzar a hacer tus propios sonidos?

Isa: Empezamos duro, ¿eh? No tengo un recuerdo específico, o sea en mi casa siempre se escuchó música y bueno, mis padres se divorciaron cuando yo era muy joven y, sobretodo, mi madre escuchaba mucha música de los 60s y mucho del rollo yeye también, era bastante crítica y no era muy viejuna, me gustaba bastante la música que ponía y le gustaba bailar el twist con nosotros, que éramos un porrón de hermanos, o sea somos cinco hermanos. Lo pasamos bastante bien, y pues mi vínculo con la música fue desde temprano, muy cercano y muy divertido ¿no? Sobre empezar a tocar, creo que a muchos nos pasa que en la casa hay una guitarra olvidada que no sabes ni de quién es, ya sabes, la típica guitarra española. Pues en casa había una guitarra acústica que era de mi padre, que por supuesto, él nunca tocó, y cuando era adolescente, en el verano comencé a ir a unas clases para aprender a tocar, lo típico que te enseñan, nada serio y te aprendes la típica canción horrible: el arpeggio de “Stairway to Heaven” y esas cosas horrorosas. Ya con el tiempo fui encontrando mi propio rollo, siempre fue algo más autodidacta y nunca fue de meterme de saco lleno a estudiar música, porque de aprender a tocar fue con el grupo. Cuando nos juntamos para hacer la banda, éramos una pandilla de gente totalmente desintegrada de la música y que queríamos hacer algo a nuestro gusto, fue con ese pretexto con el que comenzamos a tocar y en ese entonces, éramos Rodrigo, Blas y yo, el Triángulo de Amor Bizarro principal. Como yo tocaba nada, como tocaba de todo, en realidad me daba un poco igual sí yo tocaba la batería, la guitarra o el teclado, yo con que sonarán dos notas seguidas sentía que ya era increíble, ¿sabes? Que todos pudiéramos hacer sonar la misma nota, ya me daba una sensación fascinante y me flipaba muchísimo. Fue un poco así de verdad, no tengo una gran historia. Termine tocando el bajo al final, fue porque Blas se compró uno y no le había gustado tocarlo, pues dije -pásamelo, que lo toco yo-, por cierto, era un bajo horrible de cerezo que pesaba como 8kg; pero me moló, me moló bastante el rollo del bajo porque podías construir una canción con pocas notas y pues, me quede con ese instrumento.



Triángulo de Amor Bizarrose caracteriza por tener un atrevimiento musical, que experimenta con su sonido. A la hora de hacer una canción, ¿cómo es su proceso creativo? ¿Cómo dirías que logran encapsular esa energía?

Isa: Ahorita que estamos hablando de los principios de la banda, se puede entender que siempre hemos intentado buscar algo de eso, algo de esa magia que se creaba cuando no sabías que iba a pasar y aún quedaba todo por hacer. Ese rollo de: “¿cómo tienes que hacer las cosas?”, es algo que deberías preguntártelo siempre y no dar nada por hecho. Cuando son los procesos de grabación, siempre intentamos comenzar y hacerlo desde sitios que no conocemos, para seguir buscando esa parte desconocida que no sabes a donde te llevará. Crear es ir hacia algo que todavía no existe, y para nosotros es pura creación, es crear dé la nada, siempre buscando esa magia y sobretodo, que nosotros sintamos que algo está pasando, que algo importante está sucediendo donde antes no había nada. Eso es algo importante para nosotros, no quiere decir que estamos construyendo desde la ambición, que esto tiene que sonar tal y tal; a nosotros nos importa que de repente algo nos suene con luz, que descubramos algo como nuevo.



Ha sido una larga espera y finalmente tenemos nuevo álbum de Triángulo de Amor Bizarro, ¿cómo fue el proceso de hacer este álbum? ¿Qué fue lo que más disfrutaste?

Isa: La idea de este disco era hablar mucho del ahora, del presente, de lo que estaba en el ambiente flotando y que de hecho resultó ser baste acertado, bueno, que se cumplieron algunas cosas de las que hablamos en el álbum; porque realmente yo creo que todo lo que va a pasar, de alguna manera ya está en el ambiente, ya se nota, ya está flotando y te invade, que con la música y con las canciones es más fácil de expresarlo y encapsular ese sentimiento. Entonces, queríamos hacer un disco de eso: de capturar ese ahora y también, ser más personales que en otros álbumes, donde quizá hablábamos más desde una figura más política o más abstracta, y ahora somos más directos, más íntimos y de cierta manera, hemos hecho de nosotros mismos los catalizadores de los momentos que nos llevan a ese ahora. Todo esto que representa el ahora, también se refleja en estos nuevos instrumentos y en estas nuevas herramientas para hacer música, que existen hoy y no existían hace como 10 o 5 años. Trabajamos mucho con bucles y el ordenador, partimos de sitios desconocidos, como los que decía antes, para sentirnos un poco perdidos por ahí y en vez de empezar las canciones como lo habitual (guitarra, bajo y batería), ahora las empezamos con un bucle, con una aplicación del móvil o trabajado las bases en el ordenador y llevarla de un sitio a otro; supongo que es una forma de trabajar mucho más actual, pero nosotros nunca la habíamos utilizado. Lo decidimos hacer así para sonar a este momento y que todo conectará, que tuviera sentido. Su nuevo álbum viene bajo el nombre de la banda, sería su segundo homónimo, pero decidieron poner las letras de cabeza. ¿Por qué fue esta decisión? ¿Qué representa?

Isa: Lo de los títulos de las canciones y del disco, siempre es algo que para nosotros es muy importante, siempre lo hacemos al final y le damos bastantes vueltas y tal. ¿Sabes?, después de estar trabajando en el disco por un año y pico, no sabes lo que tienes hasta que te sientas, lo escuchas y dices -vale, ¿qué es esto?-. Entonces, cuando tuvimos este disco terminado, nos dimos cuenta que era muy del presente y que reflejaba lo que somos nosotros ahora mismo. Nuestro primer disco también se llama Triángulo de Amor Bizarro y nos preguntamos qué había sucedido todo este tiempo, en todo este proceso, lo que significaba antes y que significa ahora: cuando antes ni siquiera sabíamos si íbamos a durar como banda, que tipo de música íbamos a seguir haciendo y al final, nos dimos cuenta que este es el Triángulo de Amor Bizarro de ahora, el de antes y el que siempre fuimos. Durante todo este tiempo, fue como vernos a nosotros mismos reflejados a través del espejo.


Me agrada bastante lo de verse reflejados en el espejo, porque no es que estén las letras de cabeza, sino que representa un reflejo de lo que son…

Isa: Se te está empezando a notar que eres un poco bruja. Yo también soy un poco bruja, sí, pero yo soy bruja mala, yo me fió de bruja mala, que la bruja buena es un aburrimiento. Una bruja mala es la que hace lo que se supone que no hay que hacer. Hablando de brujas y mujeres, Acosadores” tiene todo el girl power, grabada con Ariadna Punsetes y con un mensaje feminista muy poderoso, ¿cómo fue trabajar y hacer esta canción?

Isa: ¡Fue súper divertido, eh! Yo soy medio desastre, ya te harás haciendo una idea. Entonces, yo tenía esta canción ya grabada con varias melodías hechas y a mí me apetecía que hubiera otra voz, sabía que hacia falta eso, lo tenía clarísimo. Como la canción habla de nuevos trajes y Ari es una diseñadora muy innovadora y mola mucha, ya la tenía en la cabeza desde hace tiempo. Así que, nos fuimos como un mes a grabar en Madrid y un día antes de grabar esta canción en el estudio, digo -¡Ostia, tengo que marcarle a Ari! ¡Qué se me ha olvidado!-, tenía que llamarle para que mañana viniera, decirle que tiene que grabar una canción conmigo y además, tenía que aprenderse la letra de un día a otro. Esa tarde le llamé y dije- tía, ya sé que soy un desastre, pero vente mañana para grabar parte de una canción conmigo-, le comenté la idea, le tarareé un poco y estuve pensando en una armonía que funcionará para su voz, porque tenemos voces similares ¿sabes?, hay varios que aún siguen pensando que es mi voz doblada, pero no, en realidad es Ariadna. En fin, grabé un audio y sé lo mande por WhatsApp para que se lo aprendiera. Como Ariadna es una tía súper guay, súper talentosa y súper estudiosa, al día siguiente ya tenía la canción lista y la grabó en cinco minutos. Se aprendió todo y le salió a la primera, salió bastante bien y me salió bien a mí, porque podía ser un desastre con todo lo que hice mal: de llamar tarde, pensar una melodía ese mismo día, mandársela… pero mira, al final, yo siempre apruebo estudiando cinco minutos antes.


Ser mujer en la industria de la música es un acto muy punk, ¿por qué dirías que importante llevar el feminismo a la música?

Isa: El feminismo es igualdad, la música no puede hacer a un lado la sensibilidad de la mujer, porque es de las cosas más importantes y más artísticas que hay en este planeta. La creación es gracias a la mujer y la mujer es la que crea por mucho Dios que digan. Es tan absurdo, que han sido miles de años de adoctrinamiento, de decir que tenemos que hacer, de quedarnos en casa, que es lo que está bien, cuales son nuestros labores y que no te metas en esto porque es cosa de machos… ¡Ay, es tan absurdo que no puedo ni explicármelo! Hay cosas que de verdad me frustran muchísimo. Que el hombre y la mujer no tengan el mismo peso en las decisiones y en la creación, en todo lo que es vivir, ¡vamos, es absurdo! En la música deben de tener también ese mismo peso, igual que en todo. ¡Vamos!, sí las mujeres somos las putas amas de la discoteca, ¿por qué no lo vamos a ser encima del escenario? Sí somos las que más bailamos, las que más nos divertimos, las que más comunicamos, ¿cómo no vamos a estar en el escenario haciendo todo eso? Y que lo hacemos mucho mejor, desde siempre y por naturaleza. ¡Yo abogó por la igualdad!, no quiero pisotear a nadie, pero sí hay que pisotear, se pisotea. Que se vayan ellos a cantar y nosotras a hacer rock n’ roll. Me encanta, porque tienes razón. Cada vez hay más mujeres animándose a hacer sus propios proyectos y liderarlos, es una revolución de la mujer necesaria…

Isa: Y es que no es solo empoderamiento, es una realidad. Es que, vamos, no sé puede seguir diciendo que está lloviendo cuando te están meando en la cara, no puede ser. Sí te tienen alejada de todo y te tienen en la ignorancia, es porque la sociedad es muy cerrada y no quieren que las veas, porque todo ya es un plan de cómo debe funcionar, que hacer y tal. ¿Sabes qué me da mucha rabia? Las mujeres que tienen más recursos, las que son mujeres de ministros o del rey de España, que son gente que realmente tiene estudios, posición social, que tiene poder y no hace nada, ¡eso si que me jode muchísimo! Porque yo entiendo que la presión que tiene la sociedad sobre las mujeres más vulnerables, sin estudios, con pocas oportunidades o encerradas en un país debajo de un velo, es muy difícil para ellas tener esa perspectiva de la verdad y de cuáles son sus derechos; pero esas que lo tienen de cerca y no hacen nada para cambiarlo, eso sí que me jode. Sí es una revolución necesaria, pero vale, vamos y sigamos, que sino nos vamos a encabronar.


Sobre sus canciones…

Canción favorita de este nuevo álbum: Es la primera, “Ruptura”, es una declaración ya de intenciones de muchas cosas que van a pasar en el disco, me mola mucho. Tiene mucha energía, esta súper guay.

Canción que te representa más: ¡Ay! No voy a cantar algo con lo que no me sienta representada, pero tú dices de ahora. Yo creo que sería “Cura Mi Corazón”, como es una canción de estar en casa y en la habitación, es donde paso todo el tiempo ahora.

Canción favorita para tocar en vivo: Yo creo que la de la fama, “Canción de la Fama”, porque ese tipo de canciones que son así, más rock n’ roll, las disfruto mucho: primero, porque yo no canto, me dedico solo a tocar y eso es algo que me relaja bastante y me divierto, no significa que cantando no lo haga pero me estresa eso de acordarme de la letra. Un clásico de Vibras: si tu música pudiera ser un animal, ¿cuál sería y por qué?

Isa: Pues sería una serpiente, porque ya con el hecho de decir serpiente suena muy rock n’ roll ¿no?, eso mola mucho. Bueno, una serpiente tiene ese rollo de tentación, de romper un poco las reglas, de veneno y que también tiene el veneno de la eterna juventud, que es el bótox y agrada la idea. No sé, la serpiente es muy versátil. Una respuesta bastante bruja ¿no?, aquí hay mucha de esa energía, muy witch.


Triángulo de Amor Bizarro ha hecho música por alrededor de 16 años, ¿cómo dirías que ha sido la evolución de su sonido y las dinámicas de la banda?

Isa: Para mí ya es una forma de vida. Empezamos el grupo cuando terminas de estudiar y tienes que tomar una decisión de que vas a hacer por el resto de tu vida, bueno, nos daba muchísimo horror a todos ponernos a trabajar. ¿Sabes?, nosotros no estábamos rodeados de músicos, éramos gente que no sabía lo que es tener una banda y era meternos a una movida completamente ajena a nosotros, no sabíamos que iba a pasar y queríamos provocar, hacer sentir, por eso nos animamos. Ya con el tiempo vemos que sí puede ser una forma de vida, que nos permite expresarnos en el mundo y nos decidimos al cien por cien, ser un grupo de música las 24 horas al día por siete días a la semana y ya no hicimos nada más. Así que nuestra evolución todo este tiempo ha sido hacer música todo el rato, vivir siendo un grupo sin saber lo que era y moldearlo a nuestra manera. Nos venimos a la Aldea, a una casa muy de bruja también, nos construimos un local de ensayo y allí construimos nuestra vida. A nuestra manera, sí, no pedimos mucho más que decir lo que se nos dé la gana y poder tocar lo máximo posible, con esa premisa llegamos hasta aquí, no sé como llegamos pero aquí estamos. ‘Triángulo de Amor Bizarroha visitado México múltiples veces, ¿qué es lo que más disfrutan de México?

Isa: México es nuestro sitio favorito en el planeta y hemos ido un montón de veces, siempre que sacamos disco es de tenemos que irnos a México ahora, ya tenemos otra excusa para volver. Es una puerta muy grande para bandas como nosotros, que cantamos en castellano y que apostamos por nuestro idioma, en un mundo donde el rock n’ roll es tan anglosajón y tiene tantos prejuicios con cualquier idioma que no sea el inglés, poder juntarnos con los países que tienen nuestra misma lengua, que además es muy rica y tiene muchas posibilidades, es para nosotros una oportunidad muy guay. Tener países a los que podemos ir y que conecten con nosotros como en México, es mágico y nos encanta la energía que siempre encontramos cuando vamos allá a hacer conciertos, nos encanta la comida y la chela fresca con buen taco al pastor, nos encanta lo abierto de la ciudad. Yo creo que México, musicalmente es un espacio donde entra de todo y la gente que le gusta la música no se encasilla, no es que solo a unos les gusté el pop británico y a otros el heavy metal, en México no, depende si les gusta o no, no importa el estilo. Cuando todo esto terminé, ¡seguro regresamos!


Sabemos que la situación mundial es muy complicada, pero ¿cómo ha sido para Triángulo de Amor Bizarroestar en cuarentena? ¿Qué papel tiene su música en estos días difíciles?

Isa: Yo no quiero ser nada pesimista, porque no soporto a la gente que ve el lado negativo de la situación, entiendo que es un bajón y una putada, porque hay de todo, imagínate hay de los que están encerrados con sus compañeros de piso o de encierro, pero también hay situaciones horribles. Estamos todos ya jodidos, todos no podemos salir, coño, estamos todos igual y puede caer un puto meteorito radiactivo en la Tierra, hay que joderse, es lo que hay. Ahora no se puede salir y pues no se sale, ya saldremos. Nosotros, como Triángulo de Amor Bizarro tomamos la decisión de sacar el disco, sí o sí, porque el 20 de marzo ya estábamos aquí a tope con todo esto, pero va lo sacamos y en vez de que lo escuchen en el coche camino al trabajo, ahora lo escuchan en su casa y a lo mejor, hasta les cuadra más. Era un momento que el disco estaba hecho, tenía que salir y la gente lo iba a escuchar, en estos días a mí también me mola y agradezco tener algo que escuchar, como el disco del Columpio Asesino o cosas así que van sacando, que me hacen mucha compañía. También puede quedar como el disco de Triángulo de Amor Bizarro, que es negro por fuera y salió en plena pandemia, o sea que yo creo que todo tiene mucha coherencia. Conociendo más a ‘Isa’ de Triángulo de Amor Bizarro

Una cura para el corazón: Una buena canción, siempre. Sí pudieras viajar al pasado para ver a una banda, ¿a quién verías?: ¡Que guay! Hay tantas, pero no sé, me molaría ese rollo así francés de Serge Gainsbourg, es hombre pequeñito y orejudo cantando esas canciones tan increíbles y alucinantes. Libro Favorito: También tengo muchos. Ahorita estoy recomendando mucho, La doctrina del shock de Naomi Klein, y que bueno, es de prepararte porque las crisis están con buitres detrás para privatizar, hacerle de Dios y a crear un mundo mucho más capitalista, salvaje y horrible. Ahora que estamos hablando de brujas, está el W.I.T.C.H., que es la Conspiración Terrorista Internacional de las Mujeres del Infierno y bueno, es un panfleto feminista muy interesante. Finalmente esta, La Lámpara Maravillosa de un autor gallego, que es un libro fantástico, este disco tiene mucho de este libro porque es muy mágico y este tío escribe de manera muy moderna.



NOVEDADES x VIBRAS