Entrevista con This Is The Kit


This Is The Kit, el proyecto casi solista de la británica Kate Stables, nunca se ha molestado en seguir las convenciones de la industria musical. Diecisiete años después de iniciar su carrera, Stables sigue haciendo las cosas a su manera, sin importar a dónde la lleve. Unos días antes del lanzamiento de su nuevo álbum, Off Off On, platicamos con ella sobre su nueva etapa y el mensaje que espera dejarnos con su nueva música.

¿Cómo fue el inicio de tu carrera?

Kate: Comencé This Is The Kit cuando tenía alrededor de diecinueve o veinte, estaba escribiendo canciones y dando conciertos. Después me mudé a Bristol y seguí haciendo lo mismo, vendía mis CDs y ese tipo de cosas en conciertos. El primer álbum lo grabé con John Parish, él me propuso que hiciéramos un álbum juntos y fue un asunto solista, no tenía una banda, así que cuando salía de gira solo me acompañaban quienes estuvieran disponibles. Con el pasar del tiempo se volvió cada vez más estable y ahora es una alineación bastante constante.

¿Qué te motivó a convertirte en artista?

Kate: Es algo que siempre he hecho. No tengo metas de ser rica o famosa o conocida, solo quiero poder hacer mi música de manera sostenible. Mientras me sigan buscando para conciertos, podré seguir haciéndolo. Es parte de mi personalidad y de mi vida y es algo que necesito para mantenerme sana.

¿Cómo sientes que ha evolucionado tu música en los últimos años?

Kate: Espero ser menos penosa que en el primer álbum. Creo que los temas que toco en las canciones se han expandido un poco, al principio escribía de cosas muy personales y últimamente he incluido mis observaciones sobre el mundo en general. Aunque tampoco creo ser la persona correcta para responder esa pregunta. ¿Qué es lo que más extrañas de salir de gira?

Kate: Es la mayor cantidad de tiempo que he pasado sin dar un concierto desde que tenía veinte. Es muy extraño para mi, extraño la interacción con la audiencia y toda la energía de la música en vivo. Además, también extraño mucho a mi banda, son mi segunda familia y no poder verlos es terrible.

¿Cómo te has mantenido conectada con tus admiradores y con la gente que escucha tu música?

Kate: He tenido mucha comunicación en línea para promover el álbum, he grabado muchos videos y he dado conciertos en línea, pero no es lo mismo. Prefiero que las cosas pasen en la vida real y no a través de una pantalla.

¿Cómo describes el proceso de grabación del nuevo álbum?

Kate: Escribí mucho cuando estaba de gira, lo cual no hago casi nunca. Usualmente escribo sola, así que fue interesante cambiar eso. Después de que terminé de escribir pasamos una semana ensayando en una pequeña casita en Gales, nunca habíamos hecho algo así antes y creo que hizo una diferencia importante en la dinámica de grupo y en los arreglos de las canciones. Luego solo fue una semana en el estudio. Escribirlo se sintió como un proceso largo, pero terminarlo fue muy rápido. ¿Crees que hay algún elemento en este álbum que tus fans tal vez no se esperaban?

Kate: No lo sé, creo que Josh Kaufman, el productor, le dio una energía muy buena al álbum, junto con cierta instrumentación que nunca se me habría ocurrido a mí, así que eso es bueno. Todos sus toques le dieron un sonido diferente al de mi música anterior, pero no sé, para mi todos mis discos suenan diferente, para alguien más pueden sonar todos iguales.

Tu carrera empezó hace diecisiete años, la industria ha evolucionado mucho desde entonces. ¿Cómo crees que te han afectado esos cambios tan extremos?

Kate: Pues es la industria en la que trabajo, y depende de cada persona qué tanto se involucra con la nueva tecnología. Hay artistas como Jonathan Richmond, que ni siquiera tiene un celular, y artistas que están completamente sumergidos en las posibilidades que les presentan estos avances. Me siento más del lado de Jonathan Richmond, no me interesa tener una gran presencia en internet, solo me interesa dar conciertos.

Siendo una artista independiente creo que es mucho más fácil poder trabajar y distribuir tu música, lo cual es muy bueno. Antes la industria tenía mucho control sobre qué se escuchaba y ahora es un proceso mucho más democrático.


Estando en una disquera como Rough Trade, ¿consideras que es importante el aspecto físico de un lanzamiento o es algo que no te llama la atención?

Kate: Para mi siempre ha sido importante tener lanzamientos físicos porque nunca quiero tener que obligar a alguien a usar internet, quiero que tengan lo opción. Además, si vives de dar conciertos, tu principal fuente de ingresos es vender CDs o LPs ahí. Así es como me gusta escuchar música y creo que no soy la única persona, así que mientras ese siga siendo el caso todo funcionará bien.

Fuiste parte del último álbum de The National, ¿Cómo fue esa experiencia?

Kate: Es muy bueno no estar a cargo ni tener que tomar ninguna decisión creativa, solo estar ahí y disfrutarlo. Además, The National es una banda muy famosa, la mía no, así que siempre es interesante observar lo diferente que es el ambiente de trabajo. Ellos son amigos muy cercanos y es bueno poder trabajar con tus seres queridos, obviamente también amo a mi banda, pero es divertido cambiar de ambiente de vez en cuando.

Regresando al álbum, ¿Cómo describirías su narrativa?

Kate: Nunca tengo una sola idea para un álbum, no hago discos conceptuales. Lo que sí creo es que habla mucho sobre el estado del mundo y cómo nos cuidamos unos a otros en ese contexto.

Has mencionado que “This Is What You Did” habla sobre ataques de pánico y sobre sentirte atrapada, ¿Cómo te has sentido en los últimos meses?

Kate: ¿En estos meses en los que todos estamos atrapados? [ríe] Creo que he tenido mis momentos de perder la cordura, mi situación ha sido bastante estándar. Muchas veces estás muy mal y muchas veces te sientes muy afortunado de que tu situación no es peor. Tengo suerte de que he podido pasar mucho tiempo con mi familia, tengo donde vivir, hay un buen sistema de salud, puedo seguir trabajando, incluso puedo seguir dando conciertos, aunque sea en línea. Todo marcha bien.


¿Por qué decidiste hacer Off Off On el título del álbum?

Kate: No es necesariamente porque haya elegido a esa canción como una representación del álbum, más bien es la idea de ir hacia adelante y hacia atrás y de ver el progreso no como algo lineal, sino como algo más. De la misma manera que las luces se prenden y se apagan, también la vida, también la respiración y también el poder. Habla de usar nuestro poder colectivo para hacer del mundo un lugar mejor.

¿Qué te gustaría que se quedaran las personas que escuchen el álbum?

Kate: Debemos cuidarnos a nosotros mismos para así poder cuidar a los demás. Debemos estar ahí para nuestros vecinos, nuestras comunidades y nuestros seres queridos. Creo que algo horrible que existe en este momento es la mentalidad egoísta, la gente pregunta “¿Qué hay de mí? ¿Qué hay de mis cosas?” Nadie está pensando en qué puede hacer para mejorar las vidas de los demás. Si todos pudiéramos tener un cambio de perspectiva sería de gran ayuda para apoyar a quienes muchas veces elegimos no ver.


LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

Vibras 002 4_5.png