Entrevista con Sébastien Tellier


En 2001, Sébastien Tellier hizo su gran entrada al mundo musical con “L’incroyable Vérité” (La Increíble Verdad). Ha sido un trayecto particular para el productor y artista francés, casi dos décadas y seis álbumes después llega Domesticated, un álbum dedicado a su nueva vida como padre y esposo. Pero Tellier es más feliz que nunca, entre risas y con mucho entusiasmo me contó por qué su vida por fin se siente completa y cómo eso lo llevo a grabar un álbum dedicado a los momentos más banales de la vida. Después de todo, se necesita un artista muy especial (y muy valiente) para escribir un sencillo sobre una escoba y hacerlo sonar tan hermoso.

¿Cuál crees que ha sido el mayor reto de lanzar un álbum en cuarentena?

Sébastien: Ha sido muy difícil porque durante la cuarentena me he sentido como si estuviera en una isla en medio del mar. Ha habido gente hablando y diciéndome que mi nuevo álbum les gusta y eso pero todo es caos. No sé de otros lugares pero en París el ambiente era terrible, era como una pesadilla hecha realidad o una película de terror. La gente peleaba en los supermercados y todo era gris porque el peor momento para nosotros fue en marzo.

Fue una experiencia muy extraña tener algo que vender sin alguien que lo quisiera comprar. Pero ahora París está volviendo a abrir, las terrazas y los cafés poco a poco están regresando. Si tuviera que describir la ciudad diría que su esencia es solo hablar y tomar y era imposible hacer eso. Pero hace unos días cuando todo volvió a abrir París se sintió como París otra vez y pude volver a disfrutar mi vida.

¿Cuál ha sido la recepción general del álbum?

Sébastien: Siento que tengo una doble vida ahora. Tengo mi vida como artista y ahí soy creativo, libre, magnífico, soy todo. Y luego tengo mi vida normal, mi vida como padre y esposo e intento ser un papá muy normal. Respeto los horarios de la escuela, comemos buena comida y limpio la casa. A veces es muy difícil pero en general es bueno porque ahora soy muy feliz. Creo que para ser feliz debes encontrar un balance, algo entre lo que es bueno y lo que es malo, con mi vida familiar y mi vida artística funciona de maravilla. Cuando era solo un artista me sentía algo triste porque mi vida era complicada sin razón. Siempre estaba pensando en mí mismo, en mi disco, en mi música, en mi ropa, en fotos de mi… blah, blah, blah. Era demasiado, se siente muy bien pensar en alguien más, en mi esposa y en mi hijo. Para mí es mejor así, estoy seguro de que estoy hecho para la vida familiar.


¿Crees que de ahí surgió la inspiración para el nuevo álbum?

Sébastien: Sí, seguro porque eso es lo más importante para mí. Haberme convertido en esposo y en padre lo es todo. Las otras cosas parecen insignificantes a comparación. Así que fue como un tsunami, y para mí fue muy obvio que tenía que hacer un álbum al respecto. Es un álbum sobre el proceso, está bien cuidar a tus hijos y admitir que a veces es terrible y sientes que te mueres, pero poco a poco vas cambiando tu punto de vista y te das tu tiempo para limpiar los vidrios o trapear el piso. Cuando acabamos de cenar y lavo los platos y veo la televisión con mi familia me siento bien porque los hice felices y me siento satisfecho. Estas pequeñas cosas son importantes para tener una buena vida.

Definitivamente es una perspectiva y una idea refrescante, porque la mayoría de la gente intenta evitar temas así cuando escribe mientras tú le dedicaste todo un álbum.

Sébastien: Como artista debo ser sincero, aunque no sea 100% verdad es importante. Es mi meta compartir lo que tengo en la cabeza. Mi disco pasado por ejemplo es sobre mi infancia, pero es una infancia falsa. Yo crecí en un suburbio de París y la reinventé imaginando que estaba en Brasil lleno de colores y de sabores, es muy importante para mi poder hacer eso. Así que siempre estoy intentando hablar de temas que me importan y ser transparente al respecto. Intento transmitirle mi verdad a la audiencia.


¿Por eso decidiste estudiar producción musical y convertirte en artista?

Sébastien: Sí, siempre quise ser alguien único y especial. Cuando era joven vivía en un suburbio muy duro con un ambiente muy pesado, pero tenía una familia muy linda, así que yo era feliz. Y un día solo decidí que no quería esa vida, no quería solo ser feliz en los suburbios. Estaba triste pero tenía la esperanza de cambiarlo. Me tomó mucho tiempo porque no es fácil llegar a París desde los suburbios e intentar conseguir conexiones. Recuerdo que al principio de mi carrera, hace 20 años, me era muy complicado hablar inglés y tuve que ir a Londres a una junta muy importante y profesional. Me mandaron un Jaguar a la estación de trenes y luego no dije nada en toda la junta porque mi inglés era tan malo que no pude. Creyeron que era muy raro y que solo no hablaba. Poco a poco tuve que ir a aprendiendo y son muchas cosas: ser un buen cantante, ser un buen compositor, un buen productor, hablar buen inglés, saber hacer la promo y tener una presencia en el escenario. Cuando quieres ser un artista definitivamente toma mucho trabajo.

Has hecho varias colaboraciones de todo tipo a lo largo de los años, ¿cuál ha sido el proyecto más interesante al que te han invitado?

Sébastien: Fue increíble trabajar en Sexuality con Guy Manuel [de Homem-Christo] de Daft Punk. Él conoce la música muy, muy bien en cuanto a producción. Cuando alguien es tan bueno la gente lo nota y en su mente entiende lo que la audiencia quiere. Crea un puente entre los músicos más especializados y la gente que solo ama la música. Fue increíble ver qué tipo de canciones o ideas tenía. Es una persona muy profesional, estaba muy impresionado y nos la pasamos muy bien. Fuimos a muchos restaurantes y fiestas locas, fue un muy buen momento. El proceso tomó uno o dos años y yo estaba casi en shock, estaba fascinado. Nunca olvidaré esa parte de mi vida porque aprendí mucho de él.


Me di cuenta de que uno de los lugares donde más te escuchan es la Ciudad de México, y ya has estado aquí algunas veces. ¿Cómo fueron esas experiencias para ti?

Sébastien: Primero que nada, y no te estoy diciendo esto solo porque es una entrevista mexicana, pero de verdad amo México. Tiene una vibra muy buena, llena de colores pero misteriosa. He ido muchas veces pero sigue siendo un misterio. También siento que tienen mucho amor y respeto por la música, cuando pienso en los mexicanos me imagino que la música es una gran parte de sus vidas. Pero tal vez es un cliché, no lo sé. Cuando fui a México amé los restaurantes, comía diez veces al día. Mi especialidad en Francia es el “chili con carne”, eso preparo para mis amigos. Es el país favorito de mi hijo, y creo que eso un vínculo muy bonito entre nosotros.

¿Planeas regresar cuando sea posible?

Sébastien: Sí, espero que sí. Siempre es un placer cruzar el océano y llegar en un bonito día soleado a tocar mi música. Además de conocer ese hermoso y misterioso país, definitivamente en cuanto pueda ahí estaré.


Tus canciones han sido sampleadas por varios artistas y también han llegado a aparecer en la televisión o en películas, ¿eso es algo que siempre quisiste o que creíste que iba a pasar?

Sébastien: Solo pasó, nunca le hablé a nadie para pedirle trabajo. A veces solo estoy sentado en mi casa y me llega un correo pidiendo permiso para alguna cosa, a veces digo que sí y a veces digo que no pero a The Weeknd le dije que sí, a Sofia Coppola por supuesto que le dije que sí, a muchos comerciales alrededor del mundo también les dije que sí. Con ese dinero me gano mi libertad, porque así puedo hacer lo que quiera con mi música. No tengo que hacer canciones con la típica estructura de intro, verso y coro. Eso no me importa. Solo quiero hacer música y compartir mi visión con el mundo. Así que puedo ser un artista libre porque algunas personas alrededor del mundo compraron mi música para su película o comercial o lo que sea. Tengo mucha suerte porque me siento libre y me siento exitoso. No soy una gran estrella pero puedo vivir de lo que hago. Tengo una hermosa vida.

Mi última pregunta es la clásica de Vibras. Si tu música fuera un animal, ¿cuál sería y por qué?

Sébastien: Un hamster porque con mi barba y mis ojos tristes parezco un hamster. Mi música es tierna pero nerviosa y profunda, definitivamente un hamster.


LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

IG - Fontaines D.C..jpg