Entrevista con Polimá Westcoast


En los últimos años, el trap latino ha estado luchando por ganarse un pedestal al igual que el reggaetón. Sudamérica ha sido la cuna principal del subgénero y del nacimiento de traperos y artistas en potencia gracias a las redes sociales, y por supuesto, al arte del freestyle.

Al hablar de trap, casi siempre se nos viene a la mente Argentina. ¿Pero qué hay con el resto de países? Últimamente han surgido artistas que han dejado en alto el nombre del trap en el resto de Latinoamérica y justo ese es el caso de Polimá Westcoast, trapero originario de Chile quien recientemente estrenó el sencillo “Run Run Stop” junto a Duki. Platicamos con él acerca de la versatilidad de los artistas, su propia clicka y su carrera dentro de la escena del trap.

¿Cómo empezaste en este camino musical?

Polimá: Empecé desde pequeño. Mi primer acercamiento a la música fue cantando en el coro del colegio, después en una iglesia cantando música cristiana. Luego de eso yo mismo me compré mis cosas, como a los 13 años, y empecé a producir mi propia música. Todo eso es parte de lo que soy ahora. He tenido muchas influencias musicales muy distintas, porque yo me crié con mi mamá y mi abuela; y mi madre escuchaba música más romántica como Juanes o Luis Miguel, pero por otro lado, en el colegio y en la calle siempre tuve al reggaetón y el hip hop, y fue lo que formó parte de mí.

¿Cómo fue el proceso de creación de tu álbum Eqilibrio?

Polimá: Fue un proceso rápido y ágil. Nos demoramos poco en hacerlo pero mucho en lanzarlo, porque ese fue un proceso extenso, la parte como de negocios. La música fue muy fácil hacerla porque el trap es como nuestra zona de confort y tratamos de variar muchos ritmos en ese disco. Hablando de las negociaciones, ¿en el mundo del trap es fácil tener acercamientos o colaboraciones con otros artistas exitosos del género?

Polimá: Yo creo que es fácil. Creo que con el internet es muy fácil conectarse directamente con los artistas y ahora como que todos quieren compartir con otros artistas de otra parte del mundo. Ahora el trap es mucho más multicultural, como que se puede disfrutar y combinar distintas raíces.

¿Qué opinas de que a todo lo relacionado con el rap, trap, hip hop, r&b, etc; se le esté denominando en conjunto “género urbano”? ¿Te gusta este término o preferirías que cada género o subgénero sea llamado por su nombre?

Polimá: Creo que “urbano” lo hace un concepto amplio. Por ejemplo el trap, dentro de esa palabra estaría inmerso el reggaetón y otros ritmos populares si lo llamamos “urbano”. Para mí eso es el movimiento urbano o género urbano. Pero el trap siempre va a ser el trap y siempre va a ser un subgénero que viene del hip hop, y no encuentro algo más allá. Además, ahora como que todos los artistas pueden hacer lo que se les da la gana, porque ellos sienten que pueden hacer de todo y eso está bien y para mí está muy bien, porque es como no encasillar a cada género, darle un concepto amplio a cada uno.

Vi que tú preferías “no dejar amarrarte a etiquetas”, entonces, ¿cómo definirías tu estilo musical? Porque además de trap, también le entras a ritmos muy reggaetoneros

Polimá: Muy loco para mí porque en verdad a mí me gusta mucho la música. Nunca estoy pensando en una sola cosa, siempre estoy pensando en varias. La verdad es que soy muy diverso al momento de crear algo, siempre quiero hacer algo nuevo e innovador y no me conformo con solo una cosa. Creo que eso es una parte de mí y no me gusta encasillarme, porque sé que hoy día puedo hacer un trap, mañana un reggaetón, pasado mañana un funk.

Además es muy valiosa esa capacidad en los artistas de ser versátiles

Polimá: Claro, porque uno puede satisfacer a más gente, la música es algo universal y en estos momentos con el internet, algo puede internacionalizarse más fácilmente. Creo que eso es importante.


El trap ha tenido su auge en Argentina, pero tú estás haciendo que también sea visibilizado en Chile. Además, por eso mismo, creaste el movimiento Brokeboyz. Cuéntanos de qué trata.

Polimá: Es un sello musical familiar, en él está mi hermano también. Es algo que inicié yo en 2018 con base en un sencillo que me viralizó que se llama Brokeboi. Así nació este sello donde hay más artistas, productores, "Big Makers”, gente que se dedica a lo audiovisual también. Es algo muy orgánico, muy natural, muy pensado aunque siempre actuamos por impulso. Ahora estamos tratando de darle ese giro más profesional y serio pero esto es un aprendizaje. En Chile esto es muy grande porque hay mucha gente que se siente identificada con el concepto, hay muchos niños y jóvenes que se identifican con nuestro estilo de vida.


A alguien que quisiera acercarse a este movimiento o dedicarse a esto, ¿qué podrías aconsejarle?

Polimá: Que sigan sus sueños, que no sigan al sistema y que el mundo es libre, podemos estar en cualquier parte del mundo y ojalá que puedan dedicarse al 100% y dedicarse en cuerpo y alma para lo que ellos quieran hacer.

¿Cuáles han sido otras de tus influencias musicales?

Polimá: Hay mucho que me influencia, muchas cosas que están ocurriendo aquí en Chile que me motivan a hacer música, muchas situaciones. Musicalmente me motivan artistas como Wiz Khalifa, A$AP Rocky, The Weeknd; siento que el trabajo que hacen ellos es muy pulcro y casi perfecto. Lo que hacen ellos es trabajar con un concepto amplio y ellos le pueden dar el camino que quieran tanto en lo visual como en lo musical. Eso es lo que me gustaría hacer.

Y hablando de artistas de Latinoamérica, ¿con quiénes te gustaría colaborar en un futuro?

Polimá: Con Nicki Nicole y KHEA, hay muchos artistas de Argentina que me gustan mucho. También de España y de México, como Alemán. Me encanta lo que él hace. Es un rap muy duro y lo admiro por eso y por la apreciación que ha ganado últimamente.


LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

IG - Fontaines D.C..jpg