Entrevista con MOURN


Foto: Christian Colomer | @christiancolomer

Lo que nació de una colaboración entre Jazz Rodríguez y Carla Pérez, amigas de la adolescencia que compartían sus gustos por el indie rock de los noventas, se convirtió en MOURN, una de las bandas promesa de España, iniciando con videos de sus canciones en versión acústica que circularon por el internet, para ahora escuchar su cuarto álbum de estudio: ‘Self Worth’.


Desde la creación de la banda hasta este momento, MOURN ha pasado por diversos integrantes pero también hemos escuchado una madurez sónica por la cual la banda ha conformado una personalidad musical. “Hemos cambiado mucho como personas y como grupo, hemos tocado muchísimo (menos de lo que nos gustaría) y vas evolucionando en la forma de tocar, en cómo te entiendes personal y musicalmente con las otras compañeras. A la hora de componer estamos mucho más seguras que antes y pensamos en qué queremos tocar encima de un escenario para pasarlo muy bien”. Todas las experiencias que han tenido dentro y fuera del escenario han contribuido para que MOURN construya un camino claro para su proyecto musical.


Durante los seis años que la banda lleva haciendo música, han explorado diversas aristas musicales hasta encontrar donde se sienten más cómodas y pueden expresar sus sentimientos, un proceso muy largo y no del todo fácil. “Lo más difícil que hemos enfrentado ha sido encontrar el equipo con el que trabajar cómodas, que respetara nuestras ideas y que sintiéramos que estábamos avanzando a la par de esas personas. Pasamos a tocar en muchos países muy rápido y fue muy difícil entendernos con las primeras personas que nos llevaron el booking… También creemos que de las cosas más difíciles que hemos encontrado en el camino es la precariedad que vivimos los músicos ya que te hace estar muy inestable”.


A pesar de encontrarse con dificultades en el camino, la banda no se da por vencida y continúan haciendo música que llegue a más personas y las inspire a crear. “En ningún momento nos hemos planteado dejar de hacer música, ya sea con el grupo o por separado. Amamos lo que hacemos y nos sale casi por necesidad componer canciones. Sí que es verdad que antes de grabar este nuevo disco tuvimos que hacer un cambio con los integrantes del grupo, ya que si no lo hacíamos, no hubiese sido posible la composición de ‘Self Worth’”. El constante cambio es una característica que ha influenciado a la banda para seguir descubriendo nuevas formas de crear música fresca.


Con la llegada de su cuarto disco de estudio, ‘Self Worth’, escuchamos a chicas más maduras, con mucho poder y energía, que prestando atención a las letras, nos hablan de temas muy profundos que nos llevan a la reflexión. “Nuestras letras siempre reflejan nuestro diario personal, retratamos en canciones nuestras vivencias y sentimientos. Al ser mejores amigas, Carla y Jazz hablan de lo que les pasa por la cabeza a menudo. Así que cuando decidimos empezar a escribir las canciones, esos temas de los que habíamos pasado tantas horas hablando, los escribimos a nuestra manera”. Y es la forma tan sutil y orgánica de abordar las emociones que nos hacen sentir identificados con los sentimientos que nos provocan las canciones de este disco.


Doce canciones que son muy diferentes entre sí, pero que tienen un toque que las une y nos cuentan una gran historia. “Con este disco en concreto no teníamos una idea clara de cómo queríamos ordenar las canciones, así que pedimos ayuda a nuestro equipo, amigues y familiares para que nos echaran una mano… Desde que empezamos a componer, siempre decíamos que nos gustaría tener un tema donde Jazz y Carla cantaran sin tocar la guitarra. Así que escribimos una letra larguísima y nos encerramos en el local de ensayo junto a Leila y Víctor para hacer la música para “Apathy” de cero. Cuando la acabamos, nos flipó muchísimo el resultado y ahora es uno de nuestros temas favoritos del disco, ¡nos morimos de ganas por tocarlo en directo!”. De las pequeñas ideas pueden surgir canciones tan maravillosas como esta, donde también podemos ver que el trabajo en equipo no fue nada difícil para la banda.

Portada: ‘Self Worth’ de MOURN

Además de encontrarnos con emociones tan personales, este disco representa una realización más para MOURN dentro de la industria musical, demostrando que las mujeres también pueden estar dentro del mismo. “Hablamos de cómo nos sentimos simplemente existiendo dentro de un mundo capitalista y centrado en la visión del hombre cis blanco en la canción “Men”. En esa canción somos totalmente sinceras y sin tratar el tema como algo “delicado” ya que creemos que es un tema que es necesario hablarlo. Ojalá la gente la escuche y les haga empezar el cambio en ellos mismos… Las mujeres y las personas no-binarias también hacen música, ya existen. Hasta que las grandes instituciones de la industria musical dejen de formar parte del patriarcado no veremos ese cambio radical que es tan necesario…”.


‘Self Worth’ representa un paso más en la carrera de MOURN, donde escuchamos un juego entre la madurez y experimentación sónica, pero que también ahonda en temas mucho más personales. “Con este disco encontramos por fin un espacio completamente tranquilo para crear, escucharnos a nosotras mismas y decidir sobre lo que nos funciona o no, experimentar y dejarnos llevar con nuestros instrumentos, darnos cuenta de la importancia que tiene la salud mental, empezar un cambio del autoaprendizaje y respetarnos como personas y músicos”. Una experiencia que trajo consigo no solamente música nueva, sino nuevos retos para las integrantes de MOURN, que continuarán creando música que llegue a lo más profundo de nuestros corazones.


LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

Portada FB.png
Portada Fb.png