Entrevista con Momma


Etta y Allegra son dos chicas de Los Ángeles, Estados Unidos, que crean mundos y criaturas a través de su música. Su propuesta está apegada al grunge-pop pero, más allá de los sonidos que reproducen, también son capaces de consolidar una realidad alterna a la que conocemos.

Después de su EP, “Interloper”, lanzarán “Two of me”, un disco que el 5 de junio podrá escucharse; en el cual, no sólo su nuevo material verá la luz, sino que los personajes e historias que imaginaron e incluyeron en las canciones que lo componen, también conectarán con nuestro espacio.

Es por eso que Vibras platicó con Etta y Allegra sobre la diferencia entre su pasado material y el álbum que está próximo a salir, así como en qué consiste “The Bug House”, un espacio ficticio donde llegan las personas que cometieron crímenes y en donde pagan por ello, además de la relación que mantienen con los demás integrantes del proyecto.

En la secundaria es cuando inician su proyecto juntas pero, ¿desde cuándo empezó su inquietud por consolidar una banda?

Empezó porque yo ya quería crear un grupo y fue cuando le pregunté a Etta que si quería que tocáramos juntas y empezamos a hacerlo. Ahí nos dimos cuenta que no solo queríamos tocar música a menudo, sino que también este ejercicio fortaleció nuestra amistad. Las cosas de fueron dando naturalmente. Yo ya había estado en otra banda previamente, pero después empecé a crear música por mi parte y la quería llamar “Momma”, así que después adoptamos ese nombre y fue el que se quedó.


Leí que parte de sus canciones provienen de lo que les gusta escribir a partir de lo que viven, sienten y piensan.

Lo que escribimos parte de algunos pensamientos personales que podemos hablar con la gente pero desde un punto más creativo. Por ejemplo, con el siguiente álbum, el concepto son mundos que creamos, historias de criaturas o bien, de situaciones que la gente podría entender sin la necesidad de vivir en los lugares que imaginamos. Son hechos que podrían verse en la realidad pero bajo otro espacio.

¿Qué diferencia encuentran entre su EP y “Two of me”, su próximo álbum?

Creo que con el álbum más actual fue un poco más precipitado, desde escribir las canciones y al grabarlo, por ello es que el lanzamiento fue más rápido. Mientras que con el anterior, nos tomamos más tiempo, fueron alrededor dos años para escribirlo y también tardó porque quisimos repasar bien los sonidos que manejaríamos.

¿De qué va el concepto de “The Bug House”?

Es un mundo ficticio que creamos. Es un lugar donde envían a las personas que cometieron crímenes, una especie de castigo y espacio en el que habitan por lo que hicieron. Además, a lo largo del álbum, también desarrollamos otras criaturas que complementan esta idea de un mundo alterno y que bien podrían ser mandados a ese lugar. Todo se reúne ahí.


¿Cómo se complementan Etta y Allegra con el resto de la banda?

Siento que nos complementamos muy bien entre todos, además de la banda, tenemos una gran amistad. Todos somos muy diferentes, entre personalidades, estilos, incluso los rangos vocales y otras cuestiones de este tipo. Normalmente tocamos la guitarra o nos reunimos para dar ideas que pueden ayudar.

Por ejemplo Zach, el baterista, suele ser muy independiente y eso, junto a su estilo, es algo que respetamos demasiado. Lo que él crea con su instrumento contribuye a lo que los demás agregamos para las canciones. Al final todo esto, las diferencias entre unos y otros, son las que nos ayudan a componer y crear más música. Nuestra relación también se enfoca a ver cómo podemos escribir juntos.

¿Qué canción de la banda podrías recomendar para las personas que todavía no conocen a Momma?

Yo creo que “Apollo” podría servir para la primera impresión, fue lanzada junto a “Highway” hace un año. Es una melodía que nos gusta mucho y, además, tenemos buenos recuerdos con ella. Al grabarla fue muy divertido. Así que creo que ésa podría ayudar a darnos a conocer más.


NOVEDADES x VIBRAS