Entrevista con Melenas



Ciudad de México, 2020. Una pandemia que comenzó en el lado oriente de la Tierra casi cumple su cuarto mes en el mundo. Algunos llevamos en casa casi cuatro meses y otros nos vamos haciendo a la idea de que la nueva realidad cada vez es más tangible. Entre la música para abrazarnos el alma, el arte para sobrevivir y las relaciones afectivas para reducir el miedo, surge una gigantesca armonía que proviene de Melenas, un grupo de mujeres de Pamplona que desde 2016 están haciendo eco con sus poderosas letras y estrepitosas melodías transmutando entre lo claro y el obscuro.


Con la llegada de su segundo material de estudio, ‘Días Raros’, en Vibras encontramos la oportunidad perfecta para contactarlas y charlar con ellas sin que las millas provocadas por el Atlántico fueran un límite. En este encuentro en el que la amistad, la música, la magia y las vibraciones extrasensoriales estuvieron presentes, hablamos de la vida, los cambios y las diferentes formas de existir. Que lo disfruten.

“Puede que ya no esté tan mal... ¿qué piensas?”

En Vibras estamos muy felices de poder platicar con ustedes y de escuchar su nuevo disco. Cuéntenos cómo se sienten con ‘Días Raros’ en estos días tan raros.

Oihana: Por un lado estamos contentas porque nos da muchísima ilusión sacar un disco después de tanto trabajo. Empezamos a grabarlo en verano del año pasado y la vida nos lo ha hecho emocionante, pero por otro lado lo sacamos y no podemos tocar en vivo... No podemos tener esa energía de vuelta después del esfuerzo y eso es duro.


¿Cómo definirían los días raros en los que se basaron para hacer esta producción?

Leire: De manera muy resumida son días de interior. Días en los que estás dentro de tu cabeza pensando en proyectos o en sueños, o escuchando música, pero sin dejar de estar contigo misma. También son días que te hacen un pequeño desajuste con lo que es el exterior.. Como si hubiera una cortina que te separa del resto y que te lleva a estar más recogida de lo normal. La casualidad es que ahora mismo todos hemos tenido que recogernos...

Laura: Los días raros hablaban de una sensación personal y ahora se han convertido en algo global...

Oihana: ...Hacemos bromas de que para la próxima vez nos lo pensaremos mejor antes de elegir el nombre de un disco... Por lo que pueda pasar (risas)...



Son cuatro personas dentro de una misma banda y el día raro de una no es el mismo día raro de la otra. ¿Cómo logran fusionar sus ideas para componer música y cómo llevan a cabo este proceso creativo?

Oihana: Yo creo que hay un punto que compartimos las cuatro y es que tenemos una forma de ser parecida. En relación a estos días de los que hablamos, pues somos bastante melancólicas y soñadoras, pero por otro lado tenemos algo que es muy enérgico y nos lleva a salir y a despojarnos de todo eso. Creo que esa dualidad, que también la reflejamos un poco en las canciones, también la compartimos y a nivel de proceso creativo primero yo empiezo las canciones en la casa, con la guitarra o con el teclado., y en la sala de ensayo entre todas las acabamos. Aunque a veces eso se convierte en una cosa bastante caótica y divertida, entre todas hacemos las letras.

María: Hay veces que para llegar a una letra primero pasamos por mil burradas...

Laura: ...O también recuerdo ocasiones en las que todas llegábamos con una idea de lo que pensábamos que iba a tratar la canción... Dentro de que a veces es complicado que se nos ocurran las cosas o de que dejemos de decir unas chorradas horribles, al final nos vamos poniendo de acuerdo, y creo que una vez que entramos en ese proceso creativo nos complementamos bastante bien entre nosotras.


Desde que nos entregaron 'Melenas', su primer disco homónimo, pasaron tres años. ¿Qué estuvieron haciendo en este tiempo?

Leire: Tocábamos tanto que no nos daba tiempo de ensayar ni hacer canciones nuevas.

Laura: Sacamos un single en ese intervalo, pero también tocamos muchísimos. Todas trabajamos o estudiamos, entonces fueron años de mucha actividad frenética y de aprendizaje, porque al final tocando mucho se aprende muchísimo.

Leire: Aparte de tocar los fines de semana, entre semana teníamos que trabajar y ensayar, entonces se nos iba así el tiempo así hasta que...

María: ...Hasta que nos sentamos un día e hicimos un calendario con las fechas y grabaciones y fuimos sacando el trabajo. El verano pasado fue un verano de mucho trabajo y estuvimos o en ensayo o grabando.



¿Qué significa para cada una de ustedes Melenas y cómo surge la idea de crear una banda?

María: La idea surgió en el Nébula, que es un bar al que íbamos todas. Ohiana había escrito unas canciones y una noche de fiesta me dijo “oye, me gustaría montar un grupo” y yo “pues a mí también” (risas), después contactamos con Lauri y con Leuri y así surgió la banda.

Oihana: Ves que la gente a tu lado hace música y dices “joder, a mí con lo que me gusta esto, también quiero hacerlo”.

Leire: Y para mí significa algo con lo que siempre he soñado... No sé, desde los 13 años quería tener una banda y ver que de pronto estás tocando en los festivales a los que has ido... Te hace vivir lo que siempre habías soñado.

Oihana: Para mí significa eso y más, porque para mí el tener una banda ya me parecía la leche (risas)... Jamás hubiera imaginado poder viajar.

Leire: Poder coger la furgoneta e irnos a recorrer España o viajar a Estados Unidos, a Inglaterra... Es una maravilla, un regalo.

María: Es como un sueño que jamás pensabas que se iba a cumplir... Yo creo que si a nosotras de pequeñas nos hubieran dicho que iba a existir Melenas y que iba a ser esto, y que íbamos a lograr todo lo que estamos haciendo, hubiera sido un subidón, como llegar al espacio.

Laura: Y quizá otra cosa que nos une es que a todas nos ha gustado mucho la música y que todas hemos soñado con estar arriba de un escenario una y mil veces... Yo al menos de pequeña, lo recuerdo perfectamente, siempre tenía esta idea rondándome la cabeza... Vivirlo es impresionante, lo que también es impresionante el trabajo que involucra lograrlo.


Si pudieran encontrarse con esas chicas de Melenas de 2016, quienes apenas ideaban formar una banda en el Nébula, ¿qué les dirían?

Laura: Que sigan adelante con sus ilusiones, que al final es lo que importa... O no sé, ¿qué les dirían, chicas?

María: Que lo vais a flipar, chavalas.

Laura: Que durmaís mejor (risas)...

Leire: Que sigaís... Platicábamos Laura y yo que conforme nos han pasado cosas chulas hemos aprendido a motivarnos para esforzarnos y para que todo el trabajo valga la pena. Te pasa otra cosa chula y dices “joder, si sigo trabajando, me van a seguir pasando cosas como esta”.

Laura: Al final todo es una cuestión de perseverancia y trabajo, pero también de recibir, porque hemos recibido muchas recompensas por este trabajo. Desde el primer momento nos han ido pasando sorpresas o feed backs positivos que no esperábamos, entonces lo único que se me ocurriría decirles a las Melenas antiguas es que sigan adelante.



¿Cuál es el recuerdo más bonito que tienen con Melenas y cuál sería uno de los momentos más turbios de este andar musical?

Oihana: Para mí uno de los más especiales fue el de la primera vez que viajamos a Estados Unidos, porque al principio parecía una cosa tan gigante y tan mágica y tan soñada que al encontrarnos ahí, rodeadas de todas las otras bandas que nos encantan, no sé, para mí fue una cosa de otro mundo.

Leire: Vivimos unos conciertos loquísimos, conocimos sellos, revistas, eventos chulísimos...

Oihana: ... Era como si de repente todas las cosas se hubieran fusionado.

Laura: Fue una experiencia increíble y, aunque hemos vivido muchas cosas más, como momento mágico ese podría ser uno de los mejores. En cuanto a momentos "malos" solo diría el cansancio, pero no como algo malo, sino como la parte negativa. No tengo ningún recuerdo de alguna anécdota chunga que nos haya pasado... No lo sé.

María: Para mi lo más duro igual es el cansancio porque cuando a veces llevamos todo el día trabajando y hay que ensayar en la noche, o cuando hemos tenido que recorrer media España en furgoneta y tocar guay y luego regresar a Pamplona en furgoneta nos encontramos con momentos complicados... Pero que también tienen su parte positiva.

Oihana: Estamos en un punto en el que la banda requiere mucho tiempo y también trabajamos, entonces eso es un estrés bastante fuerte... Si pudiéramos dedicarle todo el tiempo a esto pues...

Leire: Y otra cosa que nos gusta mucho es la gente con la que nos hemos encontrado durante estos cuatro años.

Laura: Yo siempre digo que es una de las cosas más positivas. Al menos a mí me hacen reconciliarme con la humanidad porque la gente en general es maja, te tratan bien, es gente buena, entonces te vas a casa con una sensación muy buena, como si hubieras recibido amor o amistad.


Además han tocado con grupos grandes como Los Punsetes y eso nos lleva a la siguiente pregunta; después de estar en escenarios importantes y compartirlos con estas bandas, ¿qué sueños le quedan a Melenas por cumplir?

Oihana: Nos gustaría mucho girar por Europa y girar por el resto del mundo. Viajar y seguir conociendo lugares, gentes, ¡tener aventurillas!

Laura: Ese es nuestro mayor deseo, lo que pasa es que con la situación actual se ve comprometido. Si no es ahora, nuestro gran paso más que pensar en trayectoria o en carrera histórica es tocar y tocar lo máximo posible. Vivir esas experiencias que tanto nos dan.



En este contexto que lamentablemente nos envuelve a todos, ¿qué impacto podrían decir que ha tenido la pandemia en Melenas?

Leire: Cambió totalmente el plan que teníamos de lanzamiento con la promo del disco, con el verano que venía detrás, con lo que podría haber surgido como ofertas de tocar en algún sitio y con el tipo de cosas que pasan después de sacar un disco que recibe buenas críticas... Esa parte genial se nos ha truncado y nos ha frenado un poco.

Laura: Eso en lo negativo, y en lo positivo yo creo que nos ha dado tiempo también de parar un poco, de preparar bien la parte mental y dejarnos trabajar bastante bien, de manera organizada. Durante la cuarentena hemos tenido tiempo extra y eso nos deja apoyarnos en estos momentos que estamos viviendo todas.


¿Qué les ha dejado la música y cómo ha sido su relación con ella en estos días?

Oihana: A mí, como siempre, me ha resultado un acompañamiento total y continuo que me da muchísima alegría y felicidad.

Laura: A mí me pasa que escuchas canciones que has encontrado en otro momento de tu vida y ahora tienen un significado diferente. Pasa no solo con la música, sino con muchos productos artísticos. Eso te enriquece y te acompaña mucho. Con la música, pues se escucha de una manera más reposada y atenta.

María: A mí me ha permitido crear. Crear también en cuestión de danza y movimiento. Yo estudio arte dramático, entonces unido a este momento que vivimos me permite crear de otra manera.


¿Cómo definirían el arte desde sus perspectivas y cómo lo fusionan dentro de Melenas?

Leire: Yo lo he sentido, por lo menos un par de veces dentro de esta cuarentena, como un alimento ¿sabes?. La lectura y el cine me hacen sentir que me alimento y que lo hago bien. Me llenan y es como si me (risas)...

Laura: Eso quizá desde el punto de vista cuando tu consumes, pero desde la perspectiva de creador sigue siendo una forma de expresión que comunica algo que tienes dentro. Al final es la mezcla entre comunicar algo y recibir algo tú también. Es la mezcla de dos caminos.

Oihana: Para mí es una manera de imaginar y soñar por otras vías, sigue siendo un acompañamiento en tu mente.

Laura: Es un viaje también. Muchas veces hay lecturas, no solo de texto, con una capacidad increíble que te hace moverte e ir a otras partes.



Si pudieran cambiar una cosa en el mundo, a raíz de la pandemia o ajena a ella, ¿qué sería?

Leire: La maldad, la desigualdad entre clases.

Oihana: La desigualdad en general.

María: Y en estos días, que a final parece que también algunos políticos van contra otros estaría bien que hubiera más honestidad, que hubiera políticos honestos que vieran por el bien de los ciudadanos...

Oihana: Y no por consensos o votos

Leire: Que no hicieran una campaña política de todo todo el rato.

Laura: En España la lucha política, desde el principio de la pandemia y últimamente, da mucho asco (risas)...