Entrevista con Melenas



Ciudad de México, 2020. Una pandemia que comenzó en el lado oriente de la Tierra casi cumple su cuarto mes en el mundo. Algunos llevamos en casa casi cuatro meses y otros nos vamos haciendo a la idea de que la nueva realidad cada vez es más tangible. Entre la música para abrazarnos el alma, el arte para sobrevivir y las relaciones afectivas para reducir el miedo, surge una gigantesca armonía que proviene de Melenas, un grupo de mujeres de Pamplona que desde 2016 están haciendo eco con sus poderosas letras y estrepitosas melodías transmutando entre lo claro y el obscuro.


Con la llegada de su segundo material de estudio, ‘Días Raros’, en Vibras encontramos la oportunidad perfecta para contactarlas y charlar con ellas sin que las millas provocadas por el Atlántico fueran un límite. En este encuentro en el que la amistad, la música, la magia y las vibraciones extrasensoriales estuvieron presentes, hablamos de la vida, los cambios y las diferentes formas de existir. Que lo disfruten.

“Puede que ya no esté tan mal... ¿qué piensas?”

En Vibras estamos muy felices de poder platicar con ustedes y de escuchar su nuevo disco. Cuéntenos cómo se sienten con ‘Días Raros’ en estos días tan raros.

Oihana: Por un lado estamos contentas porque nos da muchísima ilusión sacar un disco después de tanto trabajo. Empezamos a grabarlo en verano del año pasado y la vida nos lo ha hecho emocionante, pero por otro lado lo sacamos y no podemos tocar en vivo... No podemos tener esa energía de vuelta después del esfuerzo y eso es duro.


¿Cómo definirían los días raros en los que se basaron para hacer esta producción?

Leire: De manera muy resumida son días de interior. Días en los que estás dentro de tu cabeza pensando en proyectos o en sueños, o escuchando música, pero sin dejar de estar contigo misma. También son días que te hacen un pequeño desajuste con lo que es el exterior.. Como si hubiera una cortina que te separa del resto y que te lleva a estar más recogida de lo normal. La casualidad es que ahora mismo todos hemos tenido que recogernos...

Laura: Los días raros hablaban de una sensación personal y ahora se han convertido en algo global...

Oihana: ...Hacemos bromas de que para la próxima vez nos lo pensaremos mejor antes de elegir el nombre de un disco... Por lo que pueda pasar (risas)...



Son cuatro personas dentro de una misma banda y el día raro de una no es el mismo día raro de la otra. ¿Cómo logran fusionar sus ideas para componer música y cómo llevan a cabo este proceso creativo?

Oihana: Yo creo que hay un punto que compartimos las cuatro y es que tenemos una forma de ser parecida. En relación a estos días de los que hablamos, pues somos bastante melancólicas y soñadoras, pero por otro lado tenemos algo que es muy enérgico y nos lleva a salir y a despojarnos de todo eso. Creo que esa dualidad, que también la reflejamos un poco en las canciones, también la compartimos y a nivel de proceso creativo primero yo empiezo las canciones en la casa, con la guitarra o con el teclado., y en la sala de ensayo entre todas las acabamos. Aunque a veces eso se convierte en una cosa bastante caótica y divertida, entre todas hacemos las letras.

María: Hay veces que para llegar a una letra primero pasamos por mil burradas...

Laura: ...O también recuerdo ocasiones en las que todas llegábamos con una idea de lo que pensábamos que iba a tratar la canción... Dentro de que a veces es complicado que se nos ocurran las cosas o de que dejemos de decir unas chorradas horribles, al final nos vamos poniendo de acuerdo, y creo que una vez que entramos en ese proceso creativo nos complementamos bastante bien entre nosotras.


Desde que nos entregaron 'Melenas', su primer disco homónimo, pasaron tres años. ¿Qué estuvieron haciendo en este tiempo?

Leire: Tocábamos tanto que no nos daba tiempo de ensayar ni hacer canciones nuevas.

Laura: Sacamos un single en ese intervalo, pero también tocamos muchísimos. Todas trabajamos o estudiamos, entonces fueron años de mucha actividad frenética y de aprendizaje, porque al final tocando mucho se aprende muchísimo.

Leire: Aparte de tocar los fines de semana, entre semana teníamos que trabajar y ensayar, entonces se nos iba así el tiempo así hasta que...

María: ...Hasta que nos sentamos un día e hicimos un calendario con las fechas y grabaciones y fuimos sacando el trabajo. El verano pasado fue un verano de mucho trabajo y estuvimos o en ensayo o grabando.



¿Qué