Entrevista con Margaritas Podridas


Sumergirte en un sueño lúcido, de atmósferas florares y cielos de caleidoscopio, donde las los pétalos suelen prenderse en llamas con los rayos del Sol y pueden sentir en la yema de tus dedos la belleza del caos; así es la energía de la agrupación de Hermosillo, Margaritas Podridas. De un sonido visceral, punk y presencia grunge, ahora oscila entre las nubes de la psicodelia y la magia del shoegaze para contemplar los pequeños detalles de la vida y cuestionarse sus males. Carolina, Esli, Rafael y Alfonso nos dejan en espera de su segundo álbum, que después de un abrasador debut, Porcelain Mannequin y sus últimos sencillos, “Wow” y “Pétalos Mordidos”, pronostican una distopía de ensueño.

En una mañana de cuarentena, cuando comienzan a salir las nubes y transformarse en diferentes figuras, platicamos con Rafael Domínguez sobre la historia de la banda, los detalles de su último lanzamiento, las luchas de justicia y crear consciencia en la actualidad, del amor y también el fourloko.

¿Cómo comienza la historia de ‘Rotten Daises’ y se transforma en el ‘Margaritas Podridas’ que conocemos hoy en día?

Rafael: Carolina empezó la banda junto con Sofía, que actualmente ya no forma parte del proyecto, pero empezó junto con ellas. Caro y yo nos conocimos en la escuela, después me invitó a tocar en su banda y fue tan simple como eso. Empezamos a tocar con algunos covers de Nirvana, con el tiempo compusimos unas cosas y poco a poco fuimos reuniendo esos sonidos medios grunge, que nos dieron la posibilidad de grabar esas canciones en un estudio. Así logramos sacar un material, un álbum que la gente comenzó a darle seguimiento.

Posteriormente comenzamos a buscar otro tipo de influencias, para ese entonces Sofía ya había dejado la banda, Esli entra como guitarrista y Poncho también. Después, cada uno sacó algunas canciones, con nuevas influencias e inspiraciones que afectaron positivo a la banda y cambiaron muchas cosas: las letras, el contexto que teníamos, cambiamos de inglés a español, el nombre también. El sonido en general cambió muchísimo.

¿Cómo dirías que el nombre, ‘Margaritas Podridas’, representa el proyecto?

Rafael: Sentimos que el nombre en español, Margaritas Podridas, está todavía más pegajoso que en inglés y nos representa más como banda. Es una combinación de palabras fuertes y sensibles, esos dos a la vez. Eso es lo que diría que mejor nos representa.

En la banda hay más que una relación de solo músicos, hay amor y amistad. ¿Cómo disfrutan también pasar el tiempo? ¿Cómo es la química entre ustedes?

Rafael: ¡Muy buena!, de hecho Esli y yo nos conocimos desde que estamos en la secundaria, a Poncho lo conocí un poco más tarde, pero igual fue desde que éramos mucho más jóvenes, y cuando entré a la otra escuela, en la preparatoria conocí a Carolina. Fue en ese entonces cuando todos nos hicimos amigos y digo es muy padre tener una banda con todos tus amigos, hay mucha conexión. Otra cosa que creo que a todos nos gusta, son las artes visuales, creo que a Esli muchísimo más porque ella estudia artes plásticas y lo ha desarrollado mucho más que nosotros, eso es interesante.


Aún no hay un nombre para el segundo álbum, pero ya han salido dos sencillos en su representación. ¿Por qué “Wow” y “Pétalos Mordidos” son los primeros en salir?

Rafael: Cuando fuimos a la Ciudad de México y a Monterrey, tocamos esas canciones por primera vez frente a un público, y fue ya después, que comenzaron a tomar otra vibe. Eso me parece muy interesante, el poder presentar al mundo estas dos partes: la primera, cuando apenas estamos componiendo las canciones; la segunda, cuando ya las exploramos y les metemos mil cosas. Se nos hizo chido hacer eso. Ya los próximos sencillos serán de canciones nuevas, que nadie conoce.

¿Cómo ha sido trabajar en este segundo álbum?

Rafael: Ha sido muy interesante trabajar en este álbum, de hecho Sebastián Neyra de Mint Field, vino desde Ciudad de México a trabajar con nosotros para producir este álbum, fue muy interesante ver cómo se dio toda la química y eso. Por decirlo de alguna manera, las canciones ya estaban compuestas. Por ejemplo: en “Pétalos Mordidos” y “Wow”, yo compuse la música y Caro la letra, entonces fue muy importante el uso de un pedal Deluxe, para hacer toda la música, porqué así puedes grabar riffs de guitarra o líneas de bajo, y le vas agregando la vibra que quieres que tenga la canción. Eso ayudó mucho para que las canciones se completarán.

“Pétalos Mordidos” es el última lanzamiento de ‘Margaritas Podridas’, y habla de una impotencia en la lucha de género. ¿Cómo te sientes frente a esta situación? ¿Cómo dirías que la música lo representa?

Rafael: Es mucha impotencia, son muchas noticias diarias de cosas muy feas que están pasando en el mundo. Creo que Carolina tenía muchos sentimientos guardados y los ha manifestado muy bien en esta canción. Es muy feo todo lo que estaba pasando en el mundo, más ahorita que todos están encerrados y hay muchos sentimientos, emociones acumuladas. Está horrible todo. Sobre la relación con la música, el bajo es lo más enérgico de la canción y es lo que está tirando más fuerza. Por lo tanto, las guitarras también están agregando un sentimiento ahí, pero no tan fuerte, no tan intenso, es algo que se ha guardado. Creo que está representando esta lucha de alguna manera.


La mujer tiene un papel muy importante en las letras de ‘Margaritas Podridas’, ¿por qué crees que la música tiene un papel relevante en la lucha de justicia y en la búsqueda de crear consciencia?

Rafael: Creo que la música es algo que te da energía, te da voz en la cual puedes manifestar lo que sientes y eso ayuda mucho. Las bandas de los 90s, antes del 00s, como Bikini Kill y así, son un grito de desesperación para que todos sepan lo que está pasando con las mujeres. Creo que es algo muy padre que tengan ese espacio donde puedan manifestar todo lo que sienten, hacer todo lo que quieran y que la gente las apoye.

Desde tu perspectiva masculina, ¿qué crees que puedes hacer como hombre para ayudar a está lucha?

Rafael: Como hombre, también es importante rechazar cualquier acto de machismo y opresión, hay que hacer eso asumiendo nuestra postura. Es lo más útil que puedes hacer siendo hombre: rechazar a todas las personas que hagan algo mal y hacérselos saber, hacérselo saber a todos, para que dejen de seguir trabajando y haciendo lo mismo desde sus pedestales.

Para alguien que aún no haya escuchado a ‘Margaritas Podridas’, ¿en qué estado mental deben estar y que es lo que esperas hacerles llegar a través de su música?

Rafael: Hay muchas bandas que nos inspiran porque exploran sonidos medio orgánicos, efectos y cosas así, que te muevan. Así que también me gustaría que muy receptivos, que estén abiertos a cualquier sonido que salga, porque cada canción en el disco tiene lo suyo, no es nada de un sonido, son muchos sonidos en todo el disco que te mueven. Entonces esperaría que la gente pueda ser más receptiva, por qué viene este álbum con sonidos muy interesantes. Está vez la música se va a expresar a través de la experimentación de sonidos y cuando estás abierto a muchas nuevas experiencias, a escuchar nueva música, es algo que tiene recompensas: en lugar de ver solo una perspectiva, puedes sumergirte a ese todo.


Un clásico de Vibras: sí tu música pudiera ser un animal, ¿cuál sería y por qué?

Rafael: Tal vez un conejo, porque está bonito y siempre lo usamos, siento que es una imagen linda que tenemos. Ya hemos sacado algunos diseños con conejos y siento que transmiten ese lado romántico que tiene la banda.

Ahora, muchas cosas se han intensificado por la cuarentena y la situación actual del mundo, hay muchas nuevos movimientos y emociones. ¿Qué han encontrado entre ustedes para brindarse apoyo y un tiempo de paz en estos días difíciles?

Rafael: Hemos hablado entre nosotros y hemos tenido una que otra video llamada. Creo que hablar de la banda es un poco, no sé, nos ha mantenido un poco concentrados, porque antes de qué todo esto empezara, ensayábamos muchísimo e incluso, íbamos a presentarnos en algunos lugares y le estábamos dando muy duro para esos shows. Luego de la nada nos dejamos de ver, fue algo muy repentino. Siempre nos hemos estado hablando mucho, sacando bromas entre nosotros y cosas así para distraernos. Sí nos hemos visto, para grabar algunas cositas nada más, con las medidas necesarias y de seguridad.

Conociendo más a Rafael de ‘Margaritas Podridas’…

Sabor de Four Loko de tu preferencia: Tal vez el de uva, el que tenga menos alcohol.

La cosa en el mundo que más te hace decir ‘wow’: La música. Me hace sentir muchas cosas, y crear muchos escenarios mentales, aveces me hace dudar de la realidad.

Película de terror favorita: No solía ver películas de terror antes, pero cuando conocí a Carolina, me empezó a meter en este mundo. Hace poco vimos una película muy rara que se llama La Casa de Cera, literal la recomiendo, porque está muy rara.



LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

Vibras 002 4_5.png