Entrevista con Liza Anne


Lo más importante para Liza Anne siempre ha sido la conexión que su música le ha permitido crear con sus fans. Con su nuevo álbum, Bad Vacation, esto se ha vuelto más evidente y la música más personal que nunca. Desde su cuarentena en Saint Simmons Island, Georgia, Anne nos habló de su nueva música, sus influencias y del lado positivo qué espera sacarle a la pandemia. Bad Vacation ya lleva algunas semanas disponible, ¿cómo ha sido la recepción? ¿Cómo se siente haberlo lanzado por fin?

Liza: Se siente muy especial, creo que poder dar cualquier cosa en estos momentos de dolor me ha dado mucha calidez. Me gusta saber que puedo darle a alguien una manera de escapar o de sentirse conectado consigo mismo, se siente bien. Pero no sé, también se siente raro, hacer cualquier cosa este año se siente raro. En general ha sido muy positivo. ¿Cuál es la parte más difícil de lanzar un nuevo álbum?

Liza: Creo que lo más difícil es que es solidificar todas las experiencias por las que estaba pasando y sobre las que estaba escribiendo, ya no puedes ocultarte de ellas porque ahora son públicas. Al mismo tiempo eso es muy importante y curativo, tener conversaciones al respecto, abrirte a otros… Lanzar un álbum es una parte muy importante del proceso de superación para mi, pero siempre es aterrador porque hace todo más real. Fuera de eso creo que lanzar música es mi parte favorita de estar viva, así que no hay tanto de que preocuparse.

Considerando que tu música es muy personal, ¿Alguna vez se te ha dificultado ser tan abierta con el mundo?

Liza: No estoy segura, siento que escribir siempre ha sido un salvavidas para mi. Incluso cuando era pequeña escribir siempre fue una herramienta muy importante para explorar partes mas oscuras de mi cerebro. No puedo imaginar escribir música que no sea honesta con lo que estoy viviendo en ese momento, así que nunca he sentido una dificultad de ser abierta. Ha sido un proceso muy natural en el que solo me pregunto: “Bueno, ahora que hablé sobre esto, ¿qué más puedo explorar que me haga sentir aún más libre?” En mi álbum Fine But Dying hablé mucho sobre mi salud mental y ahora en Bad Vacation hablé sobre cómo se sentiría librarme de esos problemas. Cada álbum ha tenido sus propios problemas, pero siempre decido hacerlo porque sé que me voy a sentir mejor una vez que esté fuera. ¿Entonces dirías que utilizabas la música más como una especie de herramienta de desahogo o siempre supiste que querías dedicarte a ello?

Liza: Creo que siempre fue lo primero, incluso ahora que es mi trabajo sigue sintiéndose así. Sé que si en algún momento dejara de ser mi carrera, yo seguiría escribiendo porque es muy, muy importante para mi no ser interrumpida cuando estoy intentando crecer o procesar algo. Nunca he sido muy comunicativa sobre mi dolor y creo que la música siempre ha sido un lugar donde me he sentido segura para crecer y expresarme y ser honesta conmigo misma. Tu sonido ha evolucionado mucho desde tu primer álbum, incluso cambio de género. ¿Fue un cambio intencional o solo sucedió?

Liza: Creo que solo sucedió porque he crecido junto con mi música, mis álbumes han documentado todo lo que ha pasado desde los 18 hasta mis 26 años y creo que cualquier persona que ha vivido ese periodo es testigo de que es un momento de cambio y crecimiento importante. Es casi como una segunda infancia donde descubres qué te gusta y qué no entonces eso se vio reflejado en cuanto a sonido. También he escuchado mucha más música en los últimos seis años de la que escuché cuando era más joven y naturalmente expandió lo que yo sentía posible para mi misma.

Hablando de eso, quería saber qué artistas inspiraron este nuevo álbum. Me recuerda a After Laughter de Paramore y a Sometimes I Sit and Think and Sometimes I Just Sit de Courtney Barnett.

Liza: Adoro a Paramore, esa es una gran referencia. Lo que más estuve escuchando mientras escribía este álbum fue St. Vincent y Kate Bush. También escuchamos mucho ese disco de Paramore cuando estuvimos de gira, estábamos explorando cosas nuevas como banda. Tocábamos las canciones de Fine But Dying pero las llevábamos a nuevos límites. Fue una combinación de tocar como banda por dos años y de toda la música que estuvimos escuchando, todo eso eventualmente se convirtió en Bad Vacation. Recientemente ha surgido esta ola de mujeres haciendo música similar para expresar su enojo y creo que este álbum encaja muy bien con eso y quería saber si fue algo que hiciste conscientemente.

Liza: Sí, siento que cuando estás abierto a expandir tu sonido y a crecer, todo va a evolucionar naturalmente. Nunca quiero sacar el mismo disco dos veces. Creo que siempre quiero sorprender a las personas para que no se aburran escuchando mi música.

¿Cuáles han sido tus álbumes favoritos de este año?

Liza: Esa es una gran pregunta. Es una locura, Becca Mancari sacó un disco llamado The Greatest Part y es increíble. Hayley Williams sacó Petals for Armor, que es literalmente el disco perfecto. Hay demasiadas cosas. El nuevo álbum de Haim también es maravilloso.

¿Qué te gustaría que le deje el álbum a quienes lo escuchen? ¿Qué te dejó a ti hacerlo?

Liza: Creo que me gustaría que fuera diferente para cada persona. Siento que a mi personalmente me dio permiso de dejar una relación emocionalmente tóxica y me dejó explorar todas las emociones que hay dentro de mi, no solo lo bueno. Así que creo que quiero que saquen lo que necesiten de él. Si necesitan que este álbum los deje abrir una puerta, que así sea, y si necesitan que cierre otra, también. Genuinamente creo que este álbum tiene algo para todos, y espero que lo encuentren.


Me gustó mucho la introducción del álbum, una grabación de 14 segundos de la playa en donde creciste. ¿Por qué decidiste incluirla en este álbum?

Liza: Conforme fui grabando este disco me sentí reunida con partes de mi misma con las que no me había sentido conectada desde pequeña, así que creo que abrir el álbum con los sonidos de dónde crecí fue un primer paso muy importante para entrar a Bad Vacation. Quería que se sintiera como un momento de agradecimiento a mi infancia, a pesar de que hubo muchas cosas por las que me sentí enojada por años. Quería tener un momento de gratitud antes de entrar al álbum.

Cuando me metí a leer las letras de las canciones me di cuenta de que tienen varios mensajes ocultos, ¿siempre has hecho eso? ¿De dónde surgió la idea?