Entrevista con IAN SWEET


Foto: Lucy Sandler | @lucysandler

Cuando la realidad se siente como un golpe de ansiedad, es a través de una neblina pop, melodías invertidas y un constante ejercicio de auto-perdón, hace que nuevas verdades floten a la superficie, y Jilian Medford aka IAN SWEET, ha creado los mantras perfectos para hacer desaparecer el caos y convertirlos en una magia hipnótica que sana el alma. Su tercer álbum, Show Me How You Disappear, es una obra maestra con una calidez caleidoscópica, nadando entre inquietudes eléctricas y un resplandor fascinante, que funciona como un hilo que hace, deshace y te vuelve a unir. Medford hace brujería con sus cacofonías, experimenta con guitarras pesadas y distorsiones astrales, con una voz suave y honesta que te habla al oído, consciente de un mundo que alienta al peligro - este disco te hace mirarte al espejo y finalmente reconocer a esa persona que ves en el reflejo.

IAN SWEET es la medicina perfecta para cantar en voz alta y visualizar la catarsis mental que a todos nos acecha, es exuberante y mágico, un hechizo completamente sanador, en el que la misma Jilian nos comparte cómo ha sido construir ese mundo de ensueño, escapes y reflexión, revisitar sus bandas favoritas, recitar afirmaciones, conectar con sus emociones y darle vida a este nuevo episodio con: Show Me How You Disappear.

He seguido la historia de IAN SWEET desde hace unos años y me he dado cuenta que hay mucho talento detrás: haces gorros, fotos, videos y música - todo muy creativo. ¿Recuerdas qué es lo que querías ser de grande cuando eras niña?

JM: ¡Wow! Hay tantas cosas que quería ser, tenía muchísimos intereses y pasatiempos diferentes. Al principio quería ser diseñadora de modas, tomaba como un curso y tenía clases de costura, me gustaba hacer túnicas, vestidos o lo que fuera, para que mi mamá se las pusiera y las modelará. Quería hacer algo relacionado con la moda, hasta que agarré una cámara análoga y comencé a tomar fotos como loca, a todo lo que me rodeaba, y quise ser fotógrafa o hacer películas. Siempre estaba detrás de las cosas creativas, eso es lo que más me gustaba hacer, estar probando nuevos hobbies e intereses. Luego, cuando tenía 13 o 14 años, comencé a tocar música, y creo que algo en mí me dijo: “me gusta mucho esto, debería seguir haciéndolo por un buen rato”, y aquí estamos.

Foto: Lucy Sandler | @lucysandler

Tengo entendido que Coldplay es tu banda favorita, ¿es correcto? ¿Recuerdas cuándo fue la primera vez que te enamoraste de ellos?

JM: Sí, son mi banda favorita y a mucha gente le llama la atención, no lo entiende. Cuando estaba en la escuela secundaria, había una biblioteca en la que podrías alquilar CDs y esa fue la primera vez que tuve mi primer acercamiento con Coldplay y su primer álbum, Parachutes, me lo llevé a casa y lo escuché. Fue como, no sé, solo sentí que había sido lo mejor que había escuchado en mi vida y me convertí en una súper fan. Los amo, podrá ser muy cursi y lo que sea, pero tienen un lugar especial en mi corazón porque fue muy emotivo para mí. Yo estaba muy fascinada, muy enamorada - por eso son mi banda favorita, porque en serio los disfruto mucho.

Existe el ‘IAN SWEET World’, que es como un mundo de ensueño, con hadas, muchas guitarras, un pop invertido y muy dream-poppero, pero desde tu perspectiva, ¿cómo lo definirías?

JM: Es gracioso que la gente lo define como: dream-pop. ¿Qué significa dream-pop?, no lo sé. Para mí, el mundo de IAN SWEET es mi vida y mis experiencias, lo que estoy tratando de transmitir y que otras personas me intenten entender, sentirse conectadas conmigo y con la forma en que escribo música. Nunca pienso en la forma en que va a sonar tal canción o en el género que será, simplemente sale lo que tiene que salir y aparentemente lo que sale suena como: ¿sueños con pop? ¿Qué carajos significa eso? ¿Soy como si fuera un sueño?, quizás, sí, como ese lado soñador, combinado con lo que es solo mío, como mi propia diversión y mi sentir. Me gusta, porque estoy siempre tratando de escapar y mi cabeza es como esa nave espacial que te aleja de la realidad, creo que tal vez por eso se considera un sueño, porque no se siente realmente como si fuera la realidad, se siente como un escape de ella. ¡Felicidades por este nuevo álbum! ‘Show Me How You Disappear’ es una joyita para llorar, bailar y cantar. En ese disco fuiste un poco como curadora: seleccionando la mejor producción para cada canción. ¿Cómo fue esta experiencia?

JM: Sí, nunca pasó por mi mente: ir solamente con un productor para el disco y realmente, no fue mi intención tener un productor diferente para cada canción, fue algo que se dio naturalmente. Un día terminaba saliendo con amigos y decíamos -“¡hagamos una canción!”-, y resultó que cada uno de ellos tenía su propia versión, eran visión completamente diferentes de una idea, así que terminé escogiendo quién sería la persona perfecta para trabajar con cada canción. Luego, es súper extraño, porque cuando todas las canciones se juntan, encajan a la perfección, pero la mayoría fueron trabajadas por productores diferentes - pero juro que no lo planeé así. Creo que tenía que ser así, porque el resultado es increíble, darme cuenta que todas encajan, me vuela la cabeza; probablemente sea porque sí, los productores eran diferentes, pero yo siempre estaba en el medio, monitoreando, esperando que todo sonara lo más coherente posible.


Este disco fluye a la perfección, de principio a fin. La primera canción tiene este toque de intensidad y al final, todo suena mucho más pacífico. ¿Cómo fue seleccionar el orden de las canciones y poder obtener efecto de fluidez?

JM: Sí, me gusta que la primera canción sea tan intensa y caótica, porque refleja cómo me sentía cuando comencé a escribir este álbum, estaba en un momento difícil, mi vida, mi salud mental, no estaban en su mejor momento. Estaba lidiando con muchos problemas, así que empecé con ese caos a escribir y con el tiempo todo fue progresando, los problemas empezaron a resolverse y mis emociones evolucionaron. Cada canción es como acercarse un poco más a esa claridad, que al final, esos problemas tienen una solución, las preguntas tienen una respuesta, y concluye en algo más claro y conciso. Por eso es que digo que el álbum fluye como agua, porque el inicio representa ese lugar en el que estaba, y la última canción es más como una comprensión abierta de mis sentimientos. Es una progresión natural de cómo escribí el disco, porque algunas personas escriben un disco y luego ponen las canciones donde suenen mejor, pero esta vez no, este álbum fue escrito en orden cronológico. He visto los vídeos musicales que han salido a la mano de este álbum, y son una locura. Además fuiste la directora en cada uno de ellos, ¿cómo fue trabajar con ellos y crear este aspecto visual del record?

JM: Me encanta tener un aspecto visual del disco, es muy importante para mí y siempre lo ha sido, me resulta fascinante e interesante. Pero en particular, en este disco, he estado muy a cargo de él: he estado dirigiendo, pensando y haciendo cada uno de los videos - en parte por la pandemia y en parte porque lo disfruto mucho. Ha sido una experiencia increíble porque siento que reflejan quién soy en realidad y eso ha sido un gran aprendizaje, me hace sentir que todo este disco es como un espacio sagrado que creé y hace que me sienta muy orgullosa de lo que estoy haciendo.

Todavía falta un pequeño cortometraje por salir y si todo va bien, lo verán en abril y estoy muy emocionada, porque tiene un montón de canciones del disco, englobadas en una sola historia. ¡No puedo esperar! En sí, todas las imágenes: la portada, las fotos, los videos, todo eso, son realmente importantes porque pueden ser un gran complemento, o un nuevo mensaje, que van junto con la música.

‘Show Me How You Disappear’, es el título y una canción del álbum, ¿por qué dirías que está frase es la mejor para encapsular toda la esencia del record?

JM: Creo que esa canción realmente abarca el disco como un todo. Se trata de querer mi ansiedad y quererme a mí, porque el trauma, los ataques de pánico y todo por lo que estaba pasando, simplemente quería que desaparecieran de mi vida, que nunca regresarán y perderlos de vista. En ese momento, sentía que estaba haciendo mucho trabajo y dándolo todo para tratar de mejorar, agradar y llegar a un lugar saludable - es realmente agotador, inundar tu mente de solo esos pensamientos y desear que vayan, que dejen de ser; pero la moraleja de la historia es: no es así como funciona, tienes que esforzarte para mejorar y sentirte bien en tu cuerpo, no solo pensarlo o desearlo, tienes que tomar acciones para lograrlo. Aunque a veces es imposible no tener días en los que simplemente quieras desaparecer, o dejar de sentirte de cierta manera.

Portada: ‘Show Me How You Disappear’ de IAN SWEET

Creo que con muchos de estos sentimientos, quienes lo escuchan también pueden sentirse identificados. En lo personal, pude sentir cómo esa magia de sanar se transfería con cada canción. ¿Cómo se siente que una experiencia tan personal y catártica, también pueda ayudar a alguien más?

JM: En este álbum estaba tratando de curarme a mí, de dejar salir todo; pero si mi música también ayuda a alguien más en su proceso, creo que es lo más bonito que puede suceder: conectar y sanar juntos. Mucho de eso fue como una manifestación, estaba intentando hacer mucho más de esos recordatorios y afirmaciones en mi vida, para poder sanar y mejorar, perdonarme a mí misma. Todo eso lo puse en mi música, todos los mantras que me ayudaron a sentirme mucho mejor, así que si quien lo escucha puede sacar algo de eso, conocerse mejor, adoptarlo a sus propios sentimientos y recordarse a sí mismo que las cosas se van a poner mejor - sí hay una queja magia en ello. Sí, claro, en la música en general y en IAN SWEET, por supuesto, siempre está esa magia que amo tanto.

Entonces, ¿dirías que la música tiene una especie de magia o funciona como una medicina para cualquier mal?

JM: En general, para mí, puede ser muy difícil expresarme sin música. Descubro mis emociones mientras escribo una canción y siento que conozco un poco más de mí cuando tomo mi guitarra y comienzo a cantar, esa es la mejor manera de procesar lo que siento. Estoy segura de que muchos músicos se sienten así, que la música nos ayuda a desbloquear sentimientos que tenemos escondidos, que nos muestra la luz al final del túnel… Y es por eso que me encanta hacer música, se siente como la mejor forma de terapia, de auto-conocimiento y también, de auto-apoyo.

Para alguien que está pasando por un mal momento, que no sabe que hacer o lidiar con una bomba de sentimientos, ¿qué consejo le darías?

JM: Tú, eres la única persona que sabe realmente lo piensas, la única persona que sabe lo que sientes y lo que te gusta, cómo te gusta estar en el ahora. No hay nadie más. Entonces, no necesitas gustar o buscar aprobación con alguien más. Da eso por sentado, como si solo tuvieras una vida y esa fuera solo tuya, tienes que tratar de amar sus momentos y amarte a ti mismo, como si fueras tu mejor amigo. Realmente, al final del día, eso es todo lo que tienes y necesitas. Y eso es algo de lo que tenía que darme cuenta, que: necesito estar presente y no dar por sentado mi cuerpo, mi vida…

Hay más cosas por las que estar agradecido, aunque a veces es tan difícil verlo; personalmente, estoy muy feliz de estar sana, que tengo un perro al que amo y con el que disfruto pasar el rato. Sí, sí, sí, es mucho de aprovechar las cosas de las que estás agradecido, en lugar de todas las cosas que te consumen tanto emocionalmente. They suck, leave them alone!


Es cierto, el famoso Blueberry. ¿Cómo está?

JM: ¡Es un milagro!, está dormido. ¡Ay!, lo amo demasiado, quiero que sea famoso. Ahora ya entiendo a las ‘stage moms’ cuando ven a sus hijos en el escenario, crecen y se emocionan - así veo a Blueberry.

Un clásico de Vibras: si IAN SWEET pudiera ser una animal, ¿cuál sería y por qué?

JM: Realmente, amo a las nutrias y pienso mucho en lo bonito que sería poder ser una, porque flotan en el agua, son como pequeños ositos y son tan lindos; pero simplemente flotan en el agua todo el día y se dan la mano. Realmente las amo, creo que son muy divertidas.

Conociendo mejor a Jilian Medford…

¿Nubes o estrellas?

JM: Nubes.

¿One Direction o Justin Bieber?

JM: Justin Bieber

Hacerte un tatuaje en: ¿las piernas o en los brazos?

JM: En las piernas. Ahora estoy tratando de borrar algunos de los brazos y duele demasiado.

¿100 gecs o Dorian Electra?

JM: 100 gecs, mi novio los ama.

¿Slowdive o My Bloody Valentine?

JM: My Bloody Valentine.


LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

Portada FB.png
Portada Fb.png