Entrevista con Hipnotica


Hipnotica es la dualidad de voces entre Hernán Ortiz y Nahuel Barbero. Los dos cantando crean una nueva versión de ellos, un sonido hipnótico que surge de la combinación de ambos y de los distintos sonidos que han incluido en A la luz (2012), Ese lugar imaginario (2015), Clásico (2018) y ahora con Algo, el primer sencillo de su próximo álbum.


La agrupación que nace en Córdoba, Argentina, tiene más de una década de estar junta. Con ligeros cambios en la plantilla inicial, Hipnotica siempre ha encontrado la forma de darle la vuelta a los ritmos que han querido cubrir.


Este grupo es de las imágenes representativas de que Sudamérica tiene grandes fuerzas musicales. No solo ha sido el reggaetón y la música urbana, sino también el rock y el pop que se han mantenido fuertes durante tanto tiempo. El cambio es inevitable, pero hay quienes confían en que se puede seguir creando música con base en los sonidos del pasado pero con la frescura del presente.


En entrevista para Vibras, Hernán y Nahuel platicaron sobre su nuevo sencillo, el cual da pie a su próximo material discográfico. También contaron cómo han sido los 12 años de carrera y la manera en que ellos han vivido esta evolución digital desde el inicio de su proyecto y que se intensificó ahora, con el internet como la base de todo.


“Algo” es una melodía catchy, la escuchas una vez, dos, tres, y a la cuarta, ya te sabes la letra. Simplemente te atrapa. Ante esto, Nahuel comentó que la idea era salir con una canción potente y que cumpliera con ese sentido.


Con el video sucede algo semejante, dan ganas de reproducirlo varias veces por la dinámica, los colores y la tonada que te envuelve de principio a fin. Hernán, por su parte, compartió que todo fue dirigido por Elefante Diamante.


“Todo el video, la idea, los actores, el equipo que participó, fue diseñado por Iván Pierotti”, explicó, “Con él hemos trabajado desde hace varios años. Él desarrolló la idea y también armó el equipo que está en el video: la localización, los vestuarios, actrices, actores, la paleta de colores…”


Nahuel, por su parte, comentó que todo les había fascinado: “Le dijimos qué era lo que queríamos encarar a nivel visual y estético de esta nueva etapa, del comienzo de este nuevo álbum. Iván tradujo lo que le mencionamos, las referencias que teníamos. El resultado final fue muy bueno, el video quedó re loco, nos encantó”.



Su estilo nos remonta al pop de hace veinte años, ritmos que aunque ya no suenan tanto, sirven como influencia para trabajar con lo que existe en la actualidad.


Hernán compartió que la preproducción la manejó Nahuel y luego, Nico Cotton, su productor de base, terminó por darle fuerza a la idea. “Fue un poco inconsciente en un punto. Esto por el hecho de que nosotros somos de la generación de MTV. Fuimos grandes consumidores del pop de finales de los 90 e inicios de los 2000”, agregó una de las voces de Hipnotica.


Por su parte, Nahuel, agregó el por qué apostar por este género.


“Fue el desafío que teníamos al encarar esta música nueva. Queríamos sonar mucho más modernos, mucho más a 2020 a nivel de producción y recursos sin caer en el facilismo del reggaetón o del trap, que es lo que más se está consumiendo hoy. Ese fue nuestro reto: sonar a lo que se escucha hoy pero en pop”.


A pesar de que el reggaetón ha sido de los géneros más sonados en el mundo, el dúo quiso revitalizar a otro género como otra de las virtudes que se escucha en América. “Nosotros, acá, tenemos grandes exponentes: Soda Stereo, Cerati, Charly García, Spinetta... grandes figuras latinoamericanas que también están impresas en nosotros y que esta vez quisimos enfocarnos pero de otra forma”, aclaró Hernán.


Internet ha sido una herramienta indispensable para la publicación y difusión de la música en, por lo menos, los últimos 15 años y precisamente, con Hipnotica, ha sido un espacio muy importante. Ellos usaron MySpace para distribuir sus melodías cuando recién iniciaban. Sin embargo, ahora con la pandemia, ha cobrado importancia esta red para el contenido que producen.


“No hay opción y no es algo que solo está pasando en la industria de la música sino que está sucediendo en muchas. Más que por elección, es por la necesidad de tener que subsistir a través del mundo virtual; hoy ofrecen oportunidades increíbles. El máximo provecho que nosotros sacamos del internet fue entre nosotros mismos. Fue el flujo de comunicación que necesitábamos y que le hizo muy bien al proyecto tanto musical como fuera de este”, agregó Nahuel.



Doce años no son fáciles, sin embargo, en ellos ha significado una trayectoria donde vivieron distintos cambios en la banda como en su persona.


“Es una locura que haya pasado tanto tiempo. No se siente como tal”, dijo Hernán, “Ha sido un viaje muy orgánico de aprendizajes. La evolución también ha sido muy natural, de una búsqueda interna y que se ha trasladado al proyecto. Yo estoy agradecido con la vida por la posibilidad de hacer esto: crear música, pasarla bien, ser felices y que exista alguien del otro lado que la quiera escuchar”.


Por su parte, Nahuel agregó que definitivamente han madurado: “En un principio había una ingenuidad, una inocencia muy hermosa y una falta de profesionalismo que con el tiempo fuimos adquiriendo. Eso fue en todos los aspectos que nos rodean: como compositores, intérpretes y también como managers en un punto; de saber los objetivos, cómo queremos construir nuestra carrera, qué queremos transmitir, cómo lo queremos decir... Todo esto ya lo tenemos más claro”, comentó para Vibras.


Hipnotica sabe que todo se mueve, que el contexto es diferente conforme la sociedad avanza y las concepciones se modifican; de esto, la música no está exenta. Aunque ellos no son partidarios de un movimiento como tal, sí tratan de hacer un cambio al usar, en sus redes sociales, el uso del lenguaje incluyente. Por su parte, Hernán aclaró esto:


“Nosotros tratamos de aportar nuestro granito. Personalmente entendemos que el lenguaje es dinámico y que es natural que vaya cambiando y se adapte como muchas cosas tendrían que hacerlo. [...] Si hay gente que se sienta incluida por cambiar una letra, me parece que no tenemos nada que cuestionar. Entendemos la resistencia y que llevará su tiempo. En lo que podemos, en donde sabemos que podemos hacer un mínimo cambio, tratamos de estar ahí”.



LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

Vibras 002 4_5.png