Entrevista con Fármacos


Desprenderse de una persona o un recuerdo siempre es difícil, pero Fármacos nos regala “Manual de una Pérdida”, una canción que explora los rincones de aquellos recuerdos que siguen en nuestra mente y que no podemos dejarlos ir. “Se desarrolla un oficio entre escribir un diario de vida a escribir un poco desde la fantasía y la ficción, que van estimulando sensaciones… Esto me inspiró a retratar la dualidad de una pérdida, desde dejarlo ir y apreciar ese sufrimiento, a la vez cuando uno se pone en ese sentido absurdo donde uno ruega que esa persona o situación no se vaya porque pareciera que a uno le hace mal”. La misma música genera en Diego Ridolfi la capacidad de crear letras que desgarren el alma junto con la melodía, “mi escuela fue escribir, tener la música e improvisar las melodías encima con palabras cualquiera. Después ya empezaba a reinterpretar eso, me fijo mucho a la hora de escribir, en cómo suenan las palabras. No solo es sentarme a escribir la letra y olvidarme de cómo suenan… Para este disco fue un proceso un poco distinto, el primer verso nació cuando estaba haciendo la canción… El coro me parecía muy entregado, casi como escena de tele serie, ya no me lo podía sacar de la cabeza y ahora me gusta… Lo demás fue con base en eso, para mí, si ya tengo el estribillo, que es lo principal, y una parte de la primera estrofa, ya con lo demás tengo una ruta…” Los procesos de composición son distintos para cada artista y para Diego, esta vez quiso encontrarse más consigo mismo para el nuevo material de Fármacos, “uno puede escribir de una vivencia a una ficción, o inspirarse en un estímulo y en el momento la letra no me cierra por completo, pero pasa el tiempo, se deja reposar, sale y uno piensa: no esta tan mal como creía… Las canciones de Fármacos llevan un proceso muy meticuloso, cada canción es muy de artesanía… Para mí, sacar una canción es como darle un pedacito de vida que se lleva con ella”. El significado que le da cada persona es algo que mantiene a Diego muy expectante, porque además de encontrar mensajes muy positivos, que la gente se apoye en su música para sanar heridas es algo que lo mueve a seguir creando.

“Manual de una Pérdida” es una canción donde podemos escuchar sonidos y texturas diferentes a lo que ya escuchamos de Fármacos, dando pie a una evolución y experimentación por parte de la banda. “El proceso de este disco ha sido súper extenso, no porque lleve mucho tiempo haciendo este disco, he tenido periodos de composición, giras o la vida misma que te detiene… En la mitad de este proceso, Cristián Heyne, un productor chileno, me ha hecho experimentar varias cosas… Esta canción, fue una mezcla de dos mundos, lo que yo me estaba imaginando, algo muy sintetizado y más orgánico. Cristián encima me presionaba que, por más que las canciones sean contemplativas o calmas, sean divertidas y pasen muchas cosas todo el tiempo”. Cristián logró que la canción nos sorprenda cada ciertos segundos, dándole un toque fresco al nuevo material de Fármacos. Desde 2013, Diego nos ha brindado un sinfín de melodías que nos tocan el corazón, nos dejan pensando en esa persona especial y nos curan las heridas, pero ¿habrá alguna canción que él considere que es lo mejor que ha hecho hasta la fecha? “Parto de mis debilidades, mis canciones son algo que amo hacer, pero que aún no las encuentro lo suficientemente buenas para mí, porque siempre estoy avanzando, cuando termino una canción, le tengo cierto cariño, pero después no soy de los que se sienta a escuchar su música, ni apreciarla… En este disco van a salir un par de canciones que llegan a ese nivel de orgullo… Me da temor responder esa pregunta, porque el día que me sienta cómodo y satisfecho con mi música, va a ser probablemente el día que sienta que ya no le tengo que demostrar nada a nadie, ni a mí mismo”. La sed por ser cada vez mejor y retarse a sí mismo es lo que impulsa al compositor a no desistir de crear música que parte desde su interior, buscando los ritmos y sonidos que envuelvan de la mejor manera esas palabras.

Los shows en vivo están en pausa, pero no la conexión con los fans. Ahora, más que nunca, los artistas han recurrido a diferentes plataformas digitales para crear contenido que los mantenga cerca de sus escuchas. “Me he familiarizado mucho con hacer transmisiones en Instagram, algunas muy pensadas, otras muy espontáneas. Me ha ayudado a mantener una cercanía importante con la gente que escucha mi música… Un día hice una muy pensada, recorrí por mi casa varios escenarios, ¡toqué hasta en el baño! [ríe] se conectaron casi mil personas… Creo que la interacción es algo que trato de cuidar mucho, de hacerlo lo más orgánicamente honesto, ahora es un momento donde se presta para trabajar más eso y generar una relación más estrecha con la gente que gusta de tu música”. A pesar de estar en tiempos de quedarse en casa, la vida de Diego no cambió del todo, él estaba acostumbrado a pasar largos ratos en su casa, donde también tiene un estudio, por lo que estos días aprovecha su tiempo para descansar un poco más. Próximamente estaremos escuchando más sencillos que formarán parte de su nuevo material discográfico, que dará luz a finales de año. “Es un disco bien variado dentro de mi lenguaje, desde que lo empecé a construir, es algo que se está concretando de forma como de una playlist, donde vas mezclando canciones que no tienen tanta relación entre sí, pero son canciones que te gustan, me pasa con este disco, hay canciones que tienen cierta línea estética y de repente puede aparecer otra que corresponde a otro mundo…”


ENTREVISTA DEL MES

102409644_257365522159970_21511836636071