Entrevista con The Districts


En tiempos de crisis y calamidad pareciera que la música y el arte son las únicas cosas que pueden salvarnos. Por ello, la llegada del nuevo disco de The Districts, ‘You Know I'm Not Going Anywhere’, nos remueve el corazón y nos alimenta el alma.


Como era de imaginar, en Vibras tuvimos la oportunidad de charlar con Rob Grote, vocalista y guitarrista de la banda, en una amena conversación sobre lo que el mundo, la música y el futuro pintan para cada uno de nosotros.


Sobre su nuevo disco y los procesos de composición, Rob nos mencionó que “tuvo que dejar ir por completo el ‘A Flourish and a Spoil’ (su producción anterior) para dar inicio a la grabación de cada uno de los sencillos que integran el reciente material, así como para darse a la tarea de juntar demos esparcidos por aquí y por allá que a lo largo de dos años, tras un fuerte enfrentamiento con inseguridades fantasmas y varios encierros en su cuarto”, permitieron que ‘You Know I'm Not Going Anywhere’ viera la luz.


Las canciones de este disco fueron cobrando su propio sentido una a una hasta convertirse en los himnos emblemáticos que hoy enajenan nuestros oídos y así, con una evolución en cada uno de los miembros de The Districts, llevarnos hacia un nuevo punto de partida.


“No tenía idea de lo que estaba haciendo... las canciones simplemente se volvieron creativas y después la escritura se convirtió en un escape de las cosas que sucedían a mi alrededor. Pude liberarme, estuve un año trabajando en ello y después de ese tiempo por fin encontramos una dirección especial, interesante y bella”.

Si tuvieras que describir el sonido de ‘You Know I'm Not Going Anywhere’, ¿qué dirías al respecto?

Rob: Siempre he pensado en él como un “space western” porque traté de combinar estos hipnóticos y oníricos sonidos, pero de forma más tradicional... Es también como un western american sound al que le agregué acordes country con una nueva velocidad que hace el ritmo más bailable y único. Es bastante lindo, orgánico y algo que está sucede al unir sonidos electrónicos de forma natural... Es algo creativo que para mí significa un universo de ensueño.



¿Y qué tópicos te inspiraron para crearlo?

Rob: Pues este disco habla sobre escapar para encontrarte a ti mismo desde esta huida y acompañar esta caminata con una mezcla de sonidos diversos que mueven nuestras emociones, sentimientos y lugares en nuestra mente para crear un gran todo.


A lo largo de la grabación del disco, ¿sentiste que te enfrentabas a algún reto? ¿cómo fue este proceso?

Rob: Hacer este disco para mí fue todo un reto porque tuve que darme a mí mismo cierta libertad para cambiar las visiones y las ideas que tenía sobre él... Sobre lo que esperaba y quería... Realmente tuve que cambiar muchas cosas y aprender a creer y a confiar en mi mismo. También en mis instintos.


¿Tienes alguna canción predilecta dentro de las 11 que vienen en el álbum?

Rob: Sí, diría que mi favorita es “And the Horses All Go Swimming”.



La banda trabajó con Jake Lazovick para el lanzamiento de un vídeo musical, ¿qué puedes decirnos de esta experiencia?

Rob: Sí, hice un vídeo con Jake y fue genial. Nosotros nos conocíamos de tiempo atrás y solo me sentí feliz de que alguien compartiera mis mismas ideas porque cuando eso sucede tú puedes tomar todos estos elementos para crear algo hermoso que no habías considerado antes, algo que es increíble y sorprendente.


En la colaboración que tuvieron con Dave Fridmann pudimos ver una transformación en la banda, ¿nos platicas un poco sobre cómo fue trabajar con este gigante musical?

Rob: Dave es sorprendente. Con él me sentí cómodo, bien y simplemente genial. Es una persona sumamente creativa y agradable que te ayuda a llegar más lejos... En ocasiones nos escribimos y nuestra comunicación fluyó de forma grandiosa. Él se entrega por completo en su trabajo y se preocupa por él, le da fuego al mundo y, a pesar de los tiempos apretados que maneja, siempre tuvo tiempo para nosotros... Le estoy agradecido.


En tu música el contexto del mundo es una realidad cercana que no podemos ignorar. ¿Cambiarías algo en él si pudieras hacerlo? Rob: ¡Oh Dios, cambiaría muchas cosas!... Primero quitaría del poder a Donald Trump y a muchos otros líderes que tienen el control sobre todo (risas) después me gustaría decirle a todas las personas que el dinero no es lo importante, que deberíamos conectarnos con la naturaleza y compartir entre todos el amor, la solidaridad... Cuidarnos unos a otros porque eso es lo que vale... Estoy seguro de que si pudiera asegurarme de que todos se cuidaran y recibieran amor, lo haría sin dudarlo.

Y ahora, ¿crees que este cambio sea una realidad o lo ves más con tintes de Utopía? Rob: No lo sé, creo que aún es posible que el mundo "despierte" y que tome conciencia acerca de todo esto que te mencionaba. Tengo la esperanza puesta en la gente joven y realmente espero que ellos hagan algo. Creo que las personas y generaciones mayores siempre han vivido de una forma específica que no se presta a cambios y que quieren quedarse con lo que creen que es suyo y les pertenece... que quieren vivir como hasta ahora lo han hecho y no lo sé, quizá cambiar esta idea sea complicado porque ellos no quieren dejarla ir... Además el capitalismo dificulta la apertura de nuestra mente... Aún así pienso que toda transformación es posible.


La música, como todo tipo de obra artística, en ocasiones supone la posibilidad de volver tangibles estas ideas... ¿para ti qué es lo más grandioso que ella te ha dado?

Rob: La cosa que más disfruto sobre la música es el hablar con la gente, el ver que todos ellos (las personas) pueden cambiar y que así se construye una cadena en la que todos nos transformamos... Podemos ser mejor gracias a ella y simplemente tenemos que verlo para guiarnos unos a los otros, ayudarnos y no rendirnos.


Y sobre esto The Districs ya ha hablado antes, pues en una entrevista encontramos que ustedes desean crear espacios donde la gente conecte y simplemente viva... ¿En qué lugares o situaciones tú, Rob Grote, logras estas mágicas conexiones?

Rob: Creo que hay momentos en donde las personas pueden estar juntas y simplemente trascender en sí mismas... En el contexto actual, tanto la tecnología como los medios de comunicación, los bombardeos de información y la vorágine nos lleva a aislarlos emocionalmente, a separarnos el uno del otro y creo que, cuando a pesar de ello entendemos que la intención final es la de compartir tiempo juntos y pasar la vida juntos comienzas a conectarte de verdad con quienes te rodean para seguir trascendiendo.


Aunque ha sido un año complicado para toda la humanidad, cuéntanos, ¿qué planes hay para el futuro de la banda?

Rob: Esperamos iniciar una serie de tours, especialmente en Estados Unidos si es que puede ser posible. Quisiéramos después tocar en México y en Latinoamerica, a mí me encantaría celebrar el lanzamiento del disco en todas las formas posibles.


¿Tienes alguna expectativa sobre un show en México?

Rob: ¡Me encantaría tocar en ese país! En verdad no sabes cuántas ganas tengo de visitarlo porque he escuchado que es un lugar increíble y una ciudad asombrosa... Siempre he querido probar unos mezcales, así es que por qué no hacerlo (risas)...

Para finalizar sigue la clásica pregunta de Vibras: Si tuvieras que elegir un animal que representara a The Districs y a ti, ¿cuál sería?

Rob: Yo creo que escogería un delfín o un halcón, quizá una fusión de los dos porque sería como volar a través del aire y del agua.


NOVEDADES x VIBRAS