Entrevista con Bully



Alicia Bognanno, es conocida como la mente maestra detrás de la banda, Bully, la cantante y compositora que hace rugir su guitarra eléctrica entre huracanes oscilantes, con un sonido que evoca lo crudo y distintivo del grunge de los 90s, agregándole un toque moderno e introspectivo. Después de dos excelentes álbumes, Feels Like (2015) y Losing (2017) encapsulan una potente energía, que se ve canalizada en su nuevo disco, SUGAREGG; pero le ha dado un giro que estimula el corazón, con nuevo espacio mental y un bubblegrunge que eriza la piel con los gritos de una mujer que se opone a lo que la sociedad espera de ella. Ahora escuchamos a la versión más segura de Bognanno, una mujer preparada para conquistar el mundo, sin que subestimes el poder de sus letras, sus riffs de guitarra, ni la furia en los gritos.

Después de un respiro y la búsqueda de un cambio personal, una semana después del lanzamiento de SUGAREGG, platicamos con brevemente con Alicia Bognanno, sobre: escribir canciones desde pequeña, un nuevo estado mental en este record, grabar videos musicales en cuarentena, el Señor de los Anillos y recordarnos que las mujeres pueden hacer rock.

‘Turn me back into a child’

Haciendo memoria y recordando tu infancia, ¿recuerdas qué es lo qué querías ser cuando fueras grande? ¿Algún momento o historia importante viene a tu cabeza?

Alicia: Siempre me imagine haciendo música, desde que tengo memoria. Recuerdo que cuando tenía siete años, solía ​​tener una amiga que tenía muy buena voz y escribía letras para ella, era como su entrenadora, le decía producir, cantar y que lo que querían expresar mis canciones. Oh!, pensar en ello realmente me hace reír porque siempre he escrito letras y melodías; pero desde otro lado musical, intenté tocar la guitarra acústica una vez y fue frustrante para mí. Luego tuve un piano en casa, pude hacer que funcionara: trabajar y jugar con los sonidos que salían, pero fue hasta que llegué a la universidad y finalmente viví con personas que tenían una que otra guitarra eléctrica, y comencé a tocarlas. Una vez, comencé a jugar con la guitarra y los pedales, ahí finalmente sentí que podía resolver musicalmente lo que tenía en la cabeza, poder transmitir de la manera que yo quería. That was a big game-changer!

Algo que me llama mucho la atención de ‘Bully’ es el nombre, ¿Cuál es la historia detrás? ¿Qué es lo que representa?

Alicia: Una de las primeras canciones que escribí se llamaba “Bully”, y se trataba básicamente de tu bully interior, que suena un poco cursi, pero es verdad. Creo que muchas de las canciones de Bully evolucionan en torno a esa idea: discutir contigo mismo, poder superar tus inseguridades y obstáculos. Recuerdo que en ese entonces, estábamos pensado en los nombres de la banda, yo ya había escrito esa canción y sonaba apropiado, ¿sabes?, breve y fácil de recordar. Espero que la gente que escucha nuestra música, sepa que no es una cosa de acoso solo porque se llama así, pero nunca se sabe.

Me preguntó, ¿Quién dirías qué es el mayor ‘Bully’? ¿Somos nosotros mismos?

Alicia: Yo diría que la política se hace cargo de la intimidación en estos días, porque todo ha sido demasiado intenso, pero creo que centrarse en tu bully interior es bueno, el poder reconocer que las voces dentro de tu cabeza son válidas y en que tus pensamientos son solo eso, y no una parte de ti.

Sobre ‘SUGAREGG’…

¡Felicidades por ‘SUGAREGG’! No podía esperar a que saliera, es un excelente álbum. Sé que los anteriores records de ‘Bully’ los produjiste tú, pero ahora trabajaste con John Congleton, ¿Cómo fue trabajar con él y darle vida al disco?

Alicia: ¡Fue grandioso! Prácticamente tenía todo planeado cuando entré al estudio, así que esa parte no fue tan estresante para mí. Lo que me preocupaba era ver cómo yo reaccionaría, cuando alguien más tomará las riendas de la ingeniería, porque que producir los álbumes de Bully siempre había sido parte de mi historia. Una vez que entré al estudio, ni siquiera lo pensé dos veces y fue lo mejor; obviamente no cuestioné nada de lo que John estaba haciendo, quiero decir, es un profesional y lo contraté para que diseñará completamente todos los aspectos de ingeniería: de la forma en que se él sintiera cómodo y que sea lo mejor para el sonido. Yo mientras, me concentraba al cien por ciento en el lado creativo y la composición de canciones, en las diferentes cosas que quería hacer con mi guitarra, mi voz y armonías, todo eso.

Honestamente, creo que lo necesitaba. Estaba lista para pedir ayuda y me alegro de haberlo hecho, porque grabar un disco es algo estresante y tener que interpretar los diferentes roles durante todo el proceso, es aún más. La ingeniería de la música no es algo que me encanté hacer, tal vez para algunas personas sí, pero para mí, es algo en lo que tengo que pensar activamente, como que era algo que no nacía natural en ese momento. Así que me encantó como quedo todo, y me encantó tenerlo allí, siempre tan solidario.

La portada de este álbum es muy particular, también toda la estética gira entorno a esos tonos azules. ¿Está elección fue intencional? ¿Qué significa?

Alicia: No, la configuración original, era otra: estaba esta artista -que no recuerdo su nombre, pero es fotógrafa y quería licenciar una de sus fotos, al final, no funcionó. Así que decidí intentar arreglar las cosas sola, tenía esta idea de azúcar, llamas, un huevo de azúcar disolviéndose en agua, como un bath-bomb en la bañera, donde tendría marcadores y escritos en el baño que decían SUGAREGG. Luego, salió la foto de mi mano salió, como si fuera un accidente, de esas fotos que ves en tu teléfono y no recuerdas como la tomaste, y pensé ‘esto me gusta mucho más’, así que tuve otras tres sesiones de fotos intentando que replicarla con el color azul que yo quería. Y sí, simplemente sucedió así. Pasó de una idea tan elaborada a algo que no significa nada, pero me gusta cómo se ve, porque la cámara que usé es muy nítida y obtiene muchos detalles, creo que la definición del agua me llamó la atención y me gustó porque el azul es mi color favorito en todo el mundo. Suena tan cursi, tener 30 años y tener una obsesión por un color, pero cualquier cosa que sea azul, me hace muy feliz y me encanta.


Sobre las canciones de este disco, hubo una que me llamo la atención: “Like Fire” la describes como algo que sonaría en El Señor de los Anillos, pero no has visto esa película. ¿Cómo sucedió esta interpretación?

Alicia: Me mata de risa que pusieran eso, ¿lo leíste en la descripción de Apple? Es tan gracioso, me encanta. No lo sé. Simplemente no he visto El Señor de los Anillos o Juego de Tronos, pero me gusta imaginarme que con esos coros y la línea de guitarra, hay como una pelea de espadas en cámara lenta. Cuando envié esa canción e hice su demo por primera vez, escribí en el correo electrónico para Tony de Subpop, mi manager, y dije ‘no sé, tal vez está canción suene un poco al El señor de los anillos para el mundo, pero aquí tienes’. Nadie lo comentó, ni dijo algo al respecto, hasta ahora. ¿Tú has visto El Señor de los Anillos? ¿Podrías verlo en una escena de pelea de espadas?

Honestamente, no, no completa al menos, pero de lo que ví manejan sonidos más instrumentales y juegan con la intensidad, como más medieval…

Alicia: Y tal vez esa sea una mejor manera de decirlo. Me suena medieval. No lo sé, veo los disfraces del Señor de los Anillos, las armas, y todo hace sentido. Siento que no necesito verla. Además, ¿so es como una película de cuatro horas? No tengo esa paciencia. Veo películas basadas en su tiempo. Si no estoy preparado mentalmente para ver una película y dura dos horas y media, la voy a cambiar o la veré por partes. Simplemente, no puedo hacerlo.

“Not Ashamed” es una canción que me recuerda que ser mujer en una industria y un género musical donde predominan los hombres puede llegar a ser muy complicado, ¿qué le dirías a alguien que diga que ‘las mujeres no pueden hacer rock’?

Alicia: Girls can’t do rock?! Cariño, las mujeres crearon el punk, las mujeres son el rock and roll. Me reiría y reiría mucho sí alguien me dice eso, más porque no hay nada de verdad. Incluso el viejo punk, con esos horribles documentales de solo besar mujeres y mil cosas peores, lo escuchas ahora y suena a un fraternidad, cariño, esto era una casa de fraternidad ¿y lo llamas punk? No, no, no, no. Ni siquiera sé qué le dirigiría la palabra a una persona que dijera eso, porque no creo poder comunicarme con alguien así. Me compadezco de ellos.

Por el otro lado, ¿qué consejo le darías a las niñas, adolescentes y mujeres que están empezando su proyecto y aún saben cómo lidiar con todos estos prejuicios?

Alicia: Yo le diría, no escuches a nadie y punto; quiero decir, debes escuchar a la gente que te inspira y motiva. Pero también las entiendo, esos pequeños y horribles comentarios que me decían, me hacían sentir tan insegura, cohibida y me impedía realmente llegar a mi mayor potencial, sí hubiera podido hacer mi carrera sin esos obstáculos, no tiene sentido preguntarse dónde habría estado ahora. Le diría:

“Haz al cien por ciento lo que quieras hacer, lo que creas que es mejor y nunca te preocupes por si alguien va a pensar que es tonto o not cool, porque lo realmente genial es: que te puedas expresar y brillar como quieras. Sucederá naturalmente. Si estás siendo tú yo más auténtico, solo tú puedes hacerlo bien”

Para una mujer en la música rock y también le diría esto: si algo parece que no está bien, probablemente no esté bien. Sí sientes que alguien te habla de una manera que te hace sentir incómodo o te pregunta cosas de las que no quieres hablar, te trata de cierta manera… dilo, no dejes que se manifieste durante mucho más tiempo. Sí te sientes segura, en un espacio que te permita hacer lo quieres hacer, sigue adelante y déjalos. Tienes que rodearte de gente que crea en ti, absolutamente, no cómo los cool dudes que se aprovechar y se sienten mejor. Ugh, dame un respiro, porque nadie tiene tiempo para eso.

En cuarentena

Los videos que vienen con este disco también son una locura: los colores contrastantes, las luces y burbujas. Entiendo que fueron grabados en cuarentena, ¿cómo fue producirlos y grabarlos?

Alicia: Sí, no sabíamos por dónde empezar en “Every Tradition”, y es que fue justo cuando el COVID-19 acababa de golpear muy fuerte: nadie se veía, nadie viajaba. Estaba este director de Los Ángeles, Alan Del Rio, con el que había trabajado en el anterior álbum, hizo el video de “Running” y realmente confío en él, en poder enviarle cualquier cosa porque tenemos una visión similar. Entonces lo llamé y les dije: ‘¿qué opinas que me pase un rato con la cámara por una semana y envíe imágenes, cosas e hicieras un video musical con ellas?, acepto y lo intentamos. Conseguimos definir un par de escenas y que dejarán un equipo de grabación en casa, le hablé por FaceTime y él me acompañó a través de la configuración de la cámara y acomodar todo, se metía con diferentes luces y miraba las imágenes, estaba la máquina de humo, una de burbujas y me puse a jugar. Le envié el metraje cuando todo estuvo hecho y termino de editarlo, nos encantó tanto que pensamos, hagamos “Where to Start” de esa manera también.

Quiero aclarar que no teníamos mucho presupuesto, pero tampoco quería que fuera aburrido, así que estaba cambiando mucho las cosas y esa fue nuestra manera de intentar crear algún tipo de flujo sin tener un el gran presupuesto: cambiando los diferentes colores, agregando texturas y haciendo cosas. Fue divertido y sí, fue realmente genial porque ‘¿quién hubiera pensado que se podría hacer todo eso en medio de una pandemia?’ Definitivamente agradezco y felicito a cualquier equipo de video musical, los que acomodan y configurar todos, porque esta mierda no es fácil, es lo que más tiempo consume.


Entiendo que con toda la situación y la pandemia, ver a ‘Bully’ en un show en vivo es imposible, ¿cómo ha sido para ti adaptarte a los conciertos en línea?

Alicia: Oh, es tan incómodo. No lo sé. Es muy triste porque en el último mes o dos, iban a ser los días de tour, así que estaba cruzando los dedos para que la gente comprará este disco porque la mayoría de los artistas nos ganamos la vida de los shows en vivo. Así que me da algo de miedo, no tenerlo eso en el futuro, despedirme de esa experiencia. Hacer un show en vivo es a través de un teléfono, es tan extraño y hay muchas que implican, como conectar mil cosas y luego pienso, que la gente del otro lado de la pantalla no se da cuenta de eso. Tengo suerte de que los fans de Bully sean muy solidarios y divertidos, gente muy buena y agradable, que te apoyen y te digan que lo que haces les encanta. Entonces pensé, es mejor hacer algo a no hacer nada, porque en realidad se trata de trabajar con lo que puedas y encontrar una manera de re-imaginar tu plataforma y sacarle el máximo partido. Sí, es algo extraño, especialmente para un proyecto que se supone que tiene tanta energía que a veces siento que no se encapsula en píxeles.

Realmente me encantaría volver a la Ciudad de México. Estuvimos allí una vez y fue uno de mis shows favoritos. Todos estaban muy emocionados, entusiasmados, felices y fue realmente una experiencia fantástica. Estaba hablando con Tony el otro día y le dije, ‘llévanos de regreso allí, por favor’.

Con un álbum tan introspectivo en el que dejas salir muchas frustraciones, cambiar de un estado mental y lidiar con emociones. Ahora, con todo lo que esta sucediendo en mundo, en Estados Unidos, el virus y las protestas. Me parece prudente preguntarte, ¿cómo te sientes? ¿contigo, con el mundo?

Alicia: Me siento bien. Yo… bueno, eso no es realmente cierto. He tenido como dos semanas en las que me he sentido muy mal, pero hoy me siento bastante bien. Me alegro de ya saliera el record: me siento muy agotada y feliz. Sobre lo demás y lo que sucede en el mundo, no creo tomar un descanso de las noticias porque hacerlo es un privilegio y es importante saber lo que está pasando. Hay tanta, tanta negatividad ahí fuera y tantas discusiones, tensión, ira y agresión, y solo deseo que la gente no estuviera enferma, que no hubiera una pandemia, que la gente pudiera viajar y que no estuvieran sucediendo tantas cosas. Yo estoy tratando de mantenerme activa y averiguar qué puedo hacer para ayudar, si hay alguna forma de canalizar algún tipo de organizaciones de apoyo a través de plataforma de Bully, todos son siempre bienvenidos.

Ha sido mucho, porque quisimos retroceder el record muchas veces: primero por la pandemia, luego por el tiroteo y las protestas, y es que me sentía tan insensible lanzando música, hasta que ya no pude rechazarlo más y teníamos que sacarlo. A veces me siento insensible, como si estuviera diciendo: ‘aquí está mi banda, aquí está mi música’, cuando hay tantas otras cosas importantes que suceden en el mundo; pero estoy tratando de decirme a mí misma, tengo que mantenerme activa, es mi trabajo y siempre puedo usar esa plataforma. Es un pensamiento constante, que se suele intensificarse porque es cosa tras otra, con los incendios en California y el huracán que está llegando… son importantes y hay que estar alerta.

Recuerdo que estaba viendo Our Planet, que es una serie documental, y me estaba esforzando a al menos salir algunos días a caminar, una excursión durante el fin de semana porque honestamente, había olvidado que había algo de belleza en el mundo y eso me ayudo a darme cuenta que aún sigue siendo un lugar hermoso. Simplemente no podemos ver nada de eso en este momento, porque todo lo que consumimos es súper negativo. Así que, después de eso, marqué un par de sitios web en los que puedes visitar y ver el arte está haciendo la gente y que cosas buenas siguen sucediendo. Trato de estar muy consciente de eso y salir afuera, porque es muy fácil perderse con toda la ira y la negatividad. Pero sí, ha sido como un torbellino de emociones sobre cómo cuidar tu salud mental, ya sabes. Creo que todo se resume a hacer tu mejor esfuerzo.


LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

IG - Fontaines D.C..jpg