Entrevista con Bestia Bebé


Bestia Bebé está haciendo más música y este año nos sorprende con tres sencillos que formarán parte de un nuevo material. “El Descontrol” es la entrega más reciente y, pese a estos tiempos de pandemia tuvimos la oportunidad de platicar con Chicho y Tom sobre los recuerdos más bonitos de la banda, el pasado, la contingencia y el porvenir. Que lo disfruten.


“No quiero verte llorar”


¿Recuerdan de dónde surge el proyecto de Bestia Bebé y la idea de nombrar así a la banda?

Tom: Bueno de eso hace ya... ¿cuántos años, Chicho?, ¿Nueve u ocho años?...

Chicho: Nueve, este año nueve.

Tom: A fin de año, nueve... Más o menos.

Tom: Ocho años, nueve... Los dos mil diez y algo... (risas). La banda surgió porque tenía ganas de armar un proyecto. Como bien dice Chicho, nos conocimos hace 10 años, más o menos, y así se sumó él, después se sumó Polaco y más tarde el Topo que ahora ya no está... Todos teníamos ganas de tocar, yo tenía canciones e ideas para hacer. El nombre yo lo tenía de antes y me pareció algo divertido, pegadizo, no teníamos otro mejor... Ya estábamos bien instalados, entonces así quedo.


¿Cuál es el recuerdo más bonito que tienen de los inicios de la Bestia Bebé?

Chico: Supongo que aprender de casi todo. Al inicio el panorama era muy nuevo, al menos para mí. Bestia fue la primera banda en serio que tuve, porque con las demás solo nos juntábamos en una sala de ensayo y... después de eso, con Bestia, cada lugar era diferente, era muy divertido ver como cada día había más gente, cosas distintas, no sé... Fue la primera vez que entré a un estudio a grabar algo, todo era muy nuevo y eso lo hacía genial. Ahora también es divertido, ahora como tal no (risas), pero es divertido del otro lado, del de ver las pequeñas cosas que cambian... Antes todo era muy nuevo y eso lo hacía muy interesante.


¿Qué han aprendido de la banda a lo largo de los años?

Tom: Aprendimos un montón de cosas... Creo que con una banda independiente uno va aprendiendo un montón de cosas porque a medida que va cambiando la banda todo pasa... Aprender a cómo llevar la banda, a cómo reaccionar ante ciertas situaciones que pasan es algo muy loco porque cuando empiezas crees que la vida es algo, después cambia... Es como cualquier trabajo y vas ganando experiencia, vas aprendiendo a que todo funcione mejor... A relacionarme con la gente... Es difícil tener una banda, un grupo humano que dure tanto tiempo y a su vez funcione a nivel grupo y persona... Es un aprendizaje continuo.


El último disco que nos entregaron fue "Las Pruebas Destructivas", en 2017, y por acá nos llegó el rumor de que están planeando un nuevo material... ¿es esto cierto o solo algo que se contó por allí?

Tom: Pues no, no es ningún rumor... El disco iba a salir en mayo, pero bueno, por temas que todos conocen hubo que posponerlo para fin de año...

¿Qué hay detrás de las letras de este nuevo disco? Escuchamos los sencillos y el panorama suena prometedor... ¿Con qué ideas entraron al estudio?

Tom: La particularidad de este disco, en cuanto a las letras, es que son temas que hice hace cuatro años, hace algunos meses y en fin, hay de todo, es como una mezcla... Al escucharlos de corrido yo creo que parece algo conceptual, como si hubiera un hilo conductor entre las canciones, pero esto fue sin querer, por decirlo de alguna manera. Es algo medio loco, algo muy particular que tendrán que escuchar para ver si están de acuerdo con lo que les estoy diciendo o no... Es un disco que, comparado con los otros... No lo sé, los otros son como más alegres y este carga nostalgia, melancolía, podría pensarlo como un material que tiene momentos buenos, momentos malos y es como todo en la vida misma... Hay letras que te dan para arriba, otras para más abajo, otras que te dejan normal... Lo pienso como el concepto de la tapa... En esa foto hay una pareja, el disco se llamará "Gracias por Nada", entonces hay como un contraste de no sentirlo todo bien, pero tampoco todo mal y siempre se mantiene esa temática... Hay como una media onda de buena onda y mala onda a la vez, entonces son cosas así... Tampoco es como que pueda explicarlo mucho porque es algo que solo salió y no fue pensado, entonces quizá te estoy inventando todo ahora para tener una respuesta más o menos contestable (risas)...


En la portada de los tres sencillos hay un arte más o menos similar... ¿Así será el del álbum o habrá algún cambio que lo haga diferente?

Tom: En nuestras redes está la tapa del disco y en ella hay una foto de todos los personajes que son los que están en cada tapa de los singles... Es algo que nos gusta hacer dentro de la banda, siempre buscamos que los discos tengan un concepto y la gráfica acompañe a las canciones. Nos gusta que haya una coherencia en los afiches, en la tapa de los singles, del disco, etcétera. Entonces hay toda una coherencia con lo que tiene que ver con el arte principal del álbum.


¿Y con quién trabajan la parte visual de los discos, afiches y videoclips?

Tom: Eso, lo primero, lo hago yo. En este último disco nos ayudó un amigo que se llama Gastón Olmos... Estuvo aportando ideas y ayudándonos a realizarlas, a hacer los videoclips para los singles y esas cosas... También se sumó Juan Pablo Menchón... Catalina Croci... Varios amigos nos ayudaron porque así nos gusta hacerlo, nos gusta trabajar entre todos... Por suerte tenemos amigos talentosos, entonces nos aprovechamos de ellos (risas)...


El lanzamiento de su nuevo sencillo también nos llena de mucha emoción. ¿Por qué decidieron elegir esta canción como su siguiente entrega?

Tom: Elegimos "El Descontrol" porque es una de las canciones que más nos gusta del disco nuevo, es una de las favoritas por cómo quedó, porque es bastante diferente a lo que veníamos haciendo y porque es una especie de muestra del nuevo sonido y de las canciones que estamos haciendo ahora.


En la parte de la letra encontramos una carga sentimental bastante fuerte. ¿Cuál consideran que es la mejor frase de la canción?

Tom: Creo que la mejor frase de la letra de la canción es el estribillo. Es lo que más me gusta... Cómo resuelve la última frase del estribillo.


¿Creen que el descontrol nos deja alguna enseñanza en la vida?, ¿cuál seria?

Tom: Me parece que cualquier situación extraordinaria que te puede pasar en la vida te hace aprender algo... En una situación como esta sería el aprender a estar tranquilo y creer que en algún momento se puede solucionar todo.


Volteando hacia el pasado, ¿cómo sienten que ha sido el desarrollo musical de Bestia Bebé a lo largo de los años y cómo describirían su propio sonido?

Chico: El desarrollo musical yo creo que fue variando con el tiempo. Fuimos aprendiendo a tocar mejor y todo se fue haciendo más complejo. El primer disco tiene un sonido más simple y después, en el segundo, se fue volviendo más pesado, más rockero... "Las Pruebas Destructivas" tienen un sonido más trabajado y este último es la combinación de todo eso y otras cosas nuevas... En vivo tiene una estética puntual que es medio ramonera, bastante rápida, intensa... Nuestros recitales tampoco son muy largos, así que supongo que en vivo no sabría si cambió tanto. Por allí hay algo distinto por los temas, pero los discos sí tienen sus matices.


Siguiendo en la línea del paso del tiempo y el qué hacer musical... ¿Sienten que han habido cambios en la escena musical de Argentina desde que ustedes empezaron a tocar?

Tom: Yo empecé a tocar y formar parte de la escena en 2006.... Hace 15 años más o menos... Tocaba con otra banda y cuando empezamos allí había como 10 bandas y tres lugares para tocar. Era todo muy chico, muy reducido... Nadie te daba bola... Tenía que rogar conseguir un lugar dónde tocar, la gente no iba a los recitales... No había una escena ni había un carajo. Quince años después y hoy día es otra cosa que nada que ver. Hay muchos más lugares para tocar, hay 30 millones de bandas, también hay muchos medios, medios independientes y cosas que le dan bola a la escena... Productores, gente que hace festivales, fechas por toda Argentina... Antes todo estaba muy centralizado en Buenos Aíres y ahora hay gente de otros lados organizando cosas... Creció el panorama, se armó un circuito, se ve que las bandas pueden mantenerse, funcionar, hacerse conocidas, llevar gente. Es muy loco todo eso. Cambio y creció mucho, definitivamente. En especial la escena independiente


¿Qué es lo que más extrañan de tocar en directo y cómo están llevando la situación de la pandemia con sus 'encierros'?

Tom: Se extraña todo, ¿no?. Tocar... No sé, en este momento se extraña hasta lo malo, ¿sabes? Extrañas estar esperando horas para tocar... ¡Todo! Que se te pinche una rueda en la ruta... Extrañas todo.

Chicho: Sí, extrañas hasta lo malo... Aunque de estar en tu casa a que se te pinche una rueda en la ruta (risas)...

Tom: No, sí, pero se extraña todo. Yo creo que todo el mundo extraña hasta lo más simple... Obviamente los recitales, las giras... Teníamos giras armadas que tuvimos que suspender, un montón de conciertos y bueno, ojalá se pueda volver a retomar pronto eso... A nosotros nos gusta mucho tocar, no es que nos quejemos, sino que hubo que suspenderlo. Nos gustan mucho los directos, viajar... Fue un golpe duro. Del encierro, ¿qué sé yo?... A estas alturas yo creo que ya nos acostumbramos a esta vida de estar como en la isla de Lost y... Bueno es una referencia un poco vieja Lost, pero sí (risas)... Desmond, recuerdo que era un personaje que estaba en unas cosillas todos los días y pasaba el tiempo haciendo lo mismo... Más o menos así estamos todos, pero ya va a pasar... Esperemos...


Hablando sobre los recitales y conciertos, ¿cuál sería el lugar más extraño en el que han tocado y cuál su favorito?

Tom: Me parece que Chicho estará de acuerdo y sería cuando tocamos en Colonia... Era una pizzería pero pizzería, pizzería,... Primero íbamos a tocar en un lugar que estaba abajo de ella, pero tenías que estar agachado todo el tiempo para no chocarte la cabeza con el techo. No era un lugar para tocar... Era una cueva de la muerte, entonces decidimos tocar arriba y hubo que sacar una mesa de pool que había allí para armar el escenario y mientras tocábamos vendían piza. Era gracioso porque entraba la gente a comprar comida, miraba...

Chicho: Había un chaval haciendo breakdance...

Tom: Pasaron un montón de cosas muy graciosas y es un lugar muy chistoso que recordamos... El mejor lugar...

Chicho: Sería Madrid...

Tom: Sí o también tuvimos muchos recitales en países en los que no sabías qué era lo que iba a pasar y de repente vas, ves que un montón de gente conoce a la banda y cantan las canciones... Eso es muy loco... Quedan en mis recuerdos la primera vez que fuimos a Perú... Había un montón de gente y teníamos un disco, creo que nada más... No sé si es la mejor de todas, pero vamos a decir esas.


¿Cuáles serían sus objetos y rutinas de cuarentena? No sé, la guitarra, las redes sociales, algún libro...

Tom: Hablando de la banda serían las redes sociales porque con ellas tratamos de mantener algo activo allí y no dejar el espacio muerto... Pensamos hacer cosas nuevas, estar publicando contenido, subir material que pueda llenar el vacío de los recitales... Yo hice entrevistas, algunos en vivo desde mi casa, etcétera... Hacemos todo lo que se pueda para mantener a la banda activa y para que la gente pueda ver cosas de nosotros. En lo personal... ¿Qué se yo?... He estado tocando la guitarra, haciendo cosas en la casa, no mucho porque son momentos en que a veces no se sabe qué más hacer... Ya no sabes que mas cocinar... Aprendí a hacer todo tipo de pan, ya podría poner una panadería e ir más o menos (risas)... No sé Chicho qué estuvo haciendo...

Chicho: Es que en mi caso lo que he estado haciendo es muy parecido a lo que hacemos cuando no tocas con la excepción de ir al exterior. Tocar, ver a los chicos de la banda, jugar al fútbol con amigos, ir al cine... Esas cosas que a veces extraño. En mi casa es lo mismo de siempre; tocar la guitarra, escuchar música, ver películas... Ver un poco de fútbol, aunque me falta ver más fútbol... Son las mismas cosas... Cocino más cosas nuevas o repito los menús para ver si ya me salen mejor... A veces me sale algo bueno, a veces no, a veces me enoja... Así estamos (risas)...


Si tuvieran que hacer un compilado con las canciones que reúnan la esencia de Bestia Bebé, ¿cuáles elegirían?

Tom: Yo elegiría dos de cada disco, no sé...

Chicho: O la lista que siempre hacemos para un en vivo...

Tom: Pondría una de cada estilo... "El Gran Balboa", "Lo Quiero Mucho A Ese Muchacho", "La Fiesta en el Barrio", "Antártida Argentina", "Rondador Nocturno", "Luchador de Boedo"...

Chicho: "Omar"... Serían un montón... Pero la esencia, la esencia de Bestia Bebé... Tenemos muchas canciones... Yo diría que para conocer la esencia de Bestia Bebé te escucharas todos los discos.

Tom: Son cortitas las canciones...


Mencionaron al "Gran Balboa" como la primera canción entre las esenciales de Bestia Bebé... ¿Rocky les ha dejado alguna enseñanza?, ¿por qué componer un tema con una referencia hacia esta película?

Tom: Bueno Rocky es una película que me encanta, soy fanático... Igual la canción no habla de Rocky particularmente, sino que la compuse en el momento en el que hacía canciones que hablaban de algo, pero las disfrazaba con eso para que pareciera que hablaban de otra cosa como de Rocky... En fin, todo el mundo cree que habla de Rocky, tiene un audio de Rocky, se llama "El Gran Balboa"... Creo que la camuflé demasiado bien (risas)... Pero sí, Rocky es un maestro, es un personaje muy particular y es un superhéroe. También un antihéroe y eso es lo grandioso de Rocky... No contaré qué traté de ocultar con Rocky, pero sí es importante...

Chicho: Y además cuenta una historia de amor... De otra forma, pero una historia de amor.


Entre sus canciones más escuchadas está "El Amor Ya Va A Llegar" que es un cover en español a Daniel Johnston... ¿Nos hablan un poco sobre este tema y su relación con este artista?

Tom: Bueno el tema de Daniel Johnston es muy particular porque todos creen que por allí somos fans acérrimos y tenemos tatuajes de Daniel Johnston por todo el cuerpo... Es más, nos han preguntado cosas como "¿qué sintieron cuando murió Daniel Johnston?" y la verdad es que no, ni cerca. A mí me gustan un par de discos... Me encantan... Pero no soy fanático ni nada de eso. La canción salió porque hicimos el cover, lo veníamos tocando desde el principio, lo grabamos y pues nos gustaba cómo sonaba.... La canción está buenísima y bueno, pegó más de lo que pensábamos...


Sin embargo de Daniel Johnston podemos partir a todo un movimiento musical que tuvo un gran impacto en la década de 1990... ¿Qué piensan ustedes de todo este cambio cultural?. ¿dirían que influyó en algo a Bestia Bebé?

Tom: Pues nos gustan esas bandas medio raras, pero también tenemos influencia de la parte muy popular de la misma época como Oasis o los Arctic Monkeys. No es canchero decir que te gusta Oasis aunque sea una banda muy conocida, pero tampoco lo es que digas que solo te gusta algo como Pavement o Galaxy 505. Nos gustan y nos dejan su influencia, de lo eco hasta lo más indie, digámoslo así.


"Todas las canciones de Bestia Bebé son como canciones del amor hacia una pareja y hacia un montón de cosas... Amigos, objetos, animales, un auto... Es el amor en todas sus variantes. Las letras que hago son de experiencias que me pasan a mí y de experiencias que le pasan a todo el mundo".


¿Qué representa la música en sus vidas?

Chicho: Pues yo creo que para mí es la vida. Es algo que hago desde muy chico, que practico todo el tiempo... Escuchar música, tocar, es algo que me sale naturalmente. En mi día a día hay música sonando, voy con mis amigos y hay música sonando... Vamos con la banda en la ruta y hay música sonando, a veces vamos de aquí para allá... Me parece que es algo que me gusta mucho, me vinculo mucho con esa forma.

Tom: Es como dice Chico, todo el tiempo hay música, no solo de música de fondo, sino poner un disco, disfrutarlo... Somos músicos y eso es inevitable... Es algo que nos gusta mucho.


De no haber creado a Bestia Bebé, ¿en dónde creen que estarían ustedes y qué estaría sucediendo con sus vidas?

Tom: Yo hubiera creado Bestia Papá o algo así... Estaríamos hablando de lo mismo. Yo tendría la camiseta de otro color y Chicho tendría el pelo amarillo (risas)... Yo creo que hubiera hecho lo mismo porque siempre quise tener una banda y bueno...

Chicho: Lo mismo, no lo sé, no sé dónde estaría... No me gustaría pensar en un algo que no sea esto. Estoy contento con estar en una banda, así que... No habría más. Si pudiera elegir de nuevo, elegiría lo mismo.


¿Qué escenario les gustaría encontrar en el mundo después de la pandemia -suponiendo que esta acabe, por supuesto-?

Tom: Yo me imagino tocando... Eso lo he hablado con Chicho... Me veo tocando donde sea, incluso yendo a ensayar. Poder tocar donde sea, donde haya escenario y equipo... Allí.



Si la banda tuviera que estar representada por un animal, ¿cuál creen que sería y por qué?

Tom: Un perro... No de raza... Un perro cruza,

Chico: Un perro gordo... Medio gordito y juguetón

Tom: Un perro medio gordito que fuera leal... Un perrito. No un perrazo, un perrito simpaticón... Ese animal sería.


Y si pudieran viajar en el tiempo y les dieran la oportunidad de trabajar o compartir escenario con alguna banda o artista, ¿a quién elegirían o quienes elegirían?

Chicho: Los Rolling Stones podrían ser...

Tom: Los Beatles...

Chicho: Alguna con la que haya mucha gente antes de que toque la siguiente banda...

Tom: La vuelta de los Beatles.


¿Qué le dirían a Bestia Bebé si la banda fuera un ente que pudiera escucharlos?

Tom: Nada, lo pondríamos a tocar una guitarra o algo más.

Chicho: Quizá le daríamos el teclado.

Tom: Lo pondríamos a laborar... A laborar con nosotros.


Ahora para finalizar, cuéntenos... ¿qué es el amor y cómo repararían un corazón herido?

Chicho: Yo pienso que el amor tiene que ser genuino, correspondido y nada, sincero... Eso es lo más importante, que sea sincero... No posesivo, no egoísta ni nada de eso. Muchas veces se confunden las percepciones con el amor... ¿Y cómo se repara un corazón herido?...

Tom: Con plata, un millón de dólares, seguramente...

Chicho: Con eso se me pasa todo (risas)... No, ni idea... Con sinceridad, siendo sincero sería lo importante... No sé, no hay una fórmula para eso...

Tom: Con plata...

Chicho: Cuando te llega la plata se te pasa todo...

Tom: No... No sé... Nunca me han roto el corazón....

Chicho: Dicen que el tiempo cura las heridas... Los amigos... Siempre hay alguien ahí para darte una palabra de aliento... Después también es un proceso interno para sanar todas las heridas...



LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

Vibras 002 4_5.png