En Reproducción: The 1975 + The Growlers + Big Thief


Un nuevo lanzamiento:

The 1975 - People

¡The 1975 ha regresado para volarte la cabeza! Alterando por completo toda su estética y su sonido, “People” es el segundo adelanto de Notes On a Conditional Form…, una canción que entre más la escuchas, más te engancha con sus percusiones y guitarras crujientes, te envuelve en su llamado de acción mientras Matt Healy estira sus cuerdas vocales hasta deshilarlas; es un jam de locura.



Una canción para dejarte llevar:

Magdalena Bay - Venice

Magdalena Bay es este dúo sintético que se ha sumergido a este mundo de arcade y tintes pop perdidos en una radio de antaño. En “Venice”, optan por bailar la melancolía a través de escapes de ensueño y armonías celestiales, junto con sintetizadores en destello y una línea de bajo irresistible hacen de esta canción la fórmula perfecta para darse un respiro.



Una canción para escapar:

The Growlers - Foghorn Town

The Growlers nunca decepcionan, con un nuevo álbum en camino han evolucionado su sonido, lo han hecho más atractivo, extendido y con una pizca de misterio. Los soñadores de Los Ángeles han creado una odisea californiana con “Foghorn Town”, un surf pegadizo fiel a su fachada brillante de beach goth, con un coro como gancho estelar para disfrutar un viaje a la aventura sin un destino definido.



Una canción para escuchar en loop:

Slow Hollows - You Are Now on Fire

Los proveedores un indie a lo art-pop, Slow Hollows, hacen joyitas como "You Are Now On Fire”, que demuestra que se en su mejor momento y disfrutando de la brillantez de su sonido. La rolita tiene una genialidad única, experimental e independiente, de una estética suave hasta desenvolverse con un saxofón encantador y regresar a su indie pop onírico.



Una canción rompe almas:

Big Thief - Not

Big Thief lo tiene todo para conquistar el mundo, son sublimes y mágicos, capaces de evocar sentimientos que se hilan con cada palabra, cada nota, cada línea; son irreales. “Not” es una crudeza prometida, cohesiva y poética, con una guitarra abrasadora que progresa hasta convertir la atmósfera en un éxtasis bellamente caótico; irrumpe en silencio y desgarrará el alma.



LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

Vibras 002 4_5.png