Entrevista con Elliot Moss


Fotos: Patrizio Palacios | @patriziovpc

La música de Elliot Moss es la mezcla de todos sus momentos y sonidos, la unión de géneros desde la electrónica, pasando por el jazz, el house e incluso el rock. “Slip”, su mayor éxito y “I heard”, su último sencillo demuestran que su capacidad musical está elevada, y su mente llena de nostalgia, observación, y melancolía que provocan emociones únicas.


Conectar con sus canciones de es sencillo, su música tiene momentos de emociones universales. Muy humano, incluso nervioso, tocándose el rostro constantemente y pensando por varios segundos las respuestas, Elliot Moss nos contó sobre su música, ansiedades e ideas.


Has estado subiendo videos a YouTube mostrando tu visita a México ¿Qué es lo que más te ha gustado del país?

EM: Quizás suene a cliché pero la gente, eso es lo más valioso de mi visita. Tocar frente a personas que provienen de otro lugar y respondan de la manera en la que lo hacen aquí es prácticamente un sueño. Y por supuesto la comida, en Nueva York es lo que como todo el tiempo, comida mexicana, así que hacerlo aquí es aún mejor.


¿Cómo te sientes con tu participación en el Corona Capital?

EM: Me siento muy emocionado, creo que he trabajado mucho por eso, y he deseado estar en escenarios así hace mucho, así que vengo a disfrutarlo. No sé cómo va verse la multitud, pero sé que una vez arriba del escenario con mis dos amigos tocando, me voy a sentir en familia y en un lugar soñado.


¿Cómo seleccionas la música que tocarás en el Festival?

EM: He pensado mucho en eso, y pienso que habrá muchas más personas que no me conocen que las que han escuchado mi música, así que he hecho una selección de música que me represente en serio, más allá de solo seleccionar las más escuchadas en Spotify. Eso no te dice quién eres en realidad, y con lo que tocaremos al menos seremos reales.



¿Qué pensamientos y emociones te mueve tocar en vivo luego del confinamiento?

EM: Cualquier otro artista te diría que es un alivio y que es catártico pero para mí es conmovedor, es conectar con todos aquellos a los que la música les importa tanto como a nosotros, hay una sensación de agradecimiento en el aire. Durante la pandemia tuve la oportunidad de aprender muchas cosas, mejorar en el saxofón, aprender programación, y ahora tengo más herramientas para mejorar mi música y compartirla, eso me emociona.


Tienes muchos comentarios en español desde México en tus videos ¿Los lees?

EM: Claro, y además es muy frustrante estar sentado en Nueva York en una pequeña habitación leyendo comentarios así, en vez de estar tocando para todos ellos. Eso hace más especial estar aquí. Es mucho mejor verlos en vivo que desde un telescopio.


¿Cómo sabes que una canción está terminada?

EM: No lo sé. Tengo un conflicto al demostrar exactamente con mi música las ideas de mi mente, y más como productor, no quiero comprometerme con un sonido único, me gusta darle textura a mis canciones con muchas dinámicas hasta que mi mente explote. Tengo momentos donde quiero explorar y hacer cosas nuevas, porque me gusta renovar mi música. Así que está siempre en movimiento.


¿Has visto algo en México que te inspire a escribir una canción nueva?

EM: Los colores. En Nueva York todo es más sobrio, casi minimalista respecto a los colores, y esos colores son una buena idea para crear una canción.



¿Qué aprendiste de ti mismo durante el confinamiento?

EM: La música para mí es una terapia constante, es un vehículo en el que puedo trasladar lo que siento, y aprender de mí mismo porque las emociones a veces son muy confusas y negativas, sin estructura y con altibajos, parece que no tienen sentido, pero cuando lo trasladas a una canción, en realidad se siente una emoción en la producción y todas estas herramientas ayudan en la creación de cualquier pieza de arte. Tiene un principio, un clímax y un fin, son tres minutos y le dan estructura a la ansiedad y ese me parece que es el poder más grande de la música, y a eso le debo todo el éxito, a transformar mis miedo y ansiedades en canciones.


¿Crees que eres una mejor persona al terminar cada canción?

EM: Me ayuda a aclarar mi mente y abrirme a ser una mejor persona, me ayuda a ser yo mismo y tengo un progreso emocional importante.


¿Cuál es el mensaje global en tu música?

EM: Algo contra lo que siempre batallo es con la idea de que la felicidad está fuera de nuestro control, eso está mal. Está en nosotros ser mejores, practicando y confiando en los procesos, es un trabajo muy difícil ser una mejor persona y en mi música doy referencias sarcásticas al respecto.


Dinos tres palabras que pienses al escuchar México.

EM: Quiero comer inmediatamente.



LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

rex-orange-county-who-cares-album
metronomy-small-world-album