‘Dónde Bailarán Las Niñas’ de Ximena Sariñana: Lo bailado nadie nos lo quita

El cuarto álbum de Ximena Sariñana, Dónde Bailarán las Niñas, es más que una bocanada de aire fresco, es la prueba que se puede evolucionar bajo tus propias reglas. Esta nueva entrega nos ofrece un combo de ritmos que te harán moverte de tu asiento, mientras que las letras hacen el juego perfecto con el concepto del disco: la mujer necesita bailar, disfrutar y liberarse.


“¿Qué tiene?” abre el disco hablándonos del “valemadrismo”. La libertad de no sentir culpas. Suave y cautivadora. Le sigue la primera colaboración “No sé” con Girl Ultra, un track con coqueteo de electrónica pero con un sutil toque tropical y urbano que empieza a dejarse sentir.

“Si tú te vas” nos habla de desamor, pero sin cortarse las venas, los ritmos bailables no nos permiten apachurrarnos, mientras que la letra solo nos impulsa a seguir adelante. “Pueblo Abandonado” es la segunda colaboración del disco, ahora con Francisca Valenzuela. El inicio nos recuerda a un videojuego, mientras que el hip hop se asoma suavemente. Pegajosa y divertida.

“Que seas tú” es el primer descanso romántico, sorpresivamente con detalles electrónicos. Una declaración de amor al más puro estilo de la fuerte ola de vocalistas femeninas. “Lo Bailado” nos recuerda a la música latina dance de los noventas, lo novedoso es la incursión de elementos acústicos que le da personalidad. La canción del disco para ponerte de buen humor.


“Todo en mi vida” le da continuidad a lo acústico sin dejar de lado la experimentación. Más orgánica, más íntima. Otra canción de amor perfecta para dedicar. “Fácil de Amar” cierra las colaboraciones del álbum. IZA es el elemento clave del track, su voz marca la pauta para los sonidos de Sariñana, más relajados y etéreos, llegando a parecerse en momentos a “Waterfalls” de TLC. Una canción más R&B, la vuelta de tuerca perfecta.

“Fuego” nos cambia la jugada y nos transporta al pop en español de inicio de los noventas para luego dar paso a “Cobarde”, sin duda una de las destacadas del disco, la canción más íntima y poderosa. El cambio de humor nos obliga a apreciar los picos energéticos del disco. La clásica canción que nos saca una lágrima, con un ambiente sombrío ideal para echarle sal a la herida.

“Huracán” cierra el álbum regresando a los sonidos electrónicos de pocos minutos para dar paso a un sorpresivo y refrescante cambio de ritmo.

Ximena Sariñana logró plasmar en su nuevo disco su etapa personal, su nueva perspectiva como mamá y como mujer de una forma fácil de digerir: bailando. Un viaje que le ofrece sonidos nuevos a los fans, y letras contagiosas que pueden conquistar a cualquiera. Un álbum para disfrutar, bailar y enamorarse.

Escucha ‘Dónde Bailarán Las Niñas’ de Ximena Sariñana


NOVEDADES x VIBRAS