top of page

Entrevista con Del Water Gap

De la intimidad entre conciertos y como el apoyo emocional puede explotar todo el potencial creativo.

del-water-gap-i-miss-you-already-i-havent-left-yet-album-entrevista
Foto: Erica Snyder

Es interesante pensar en el destino como una fuerza completamente escrita e inamovible, que sea de la manera que sea, termina alcanzando el objetivo comandado por el universo. Esto debido a que uno camina por el mundo sin saber que puede pasar en el siguiente segundo; la vida simplemente es impredecible, pero cuando alcanzamos uno de los famosos “eventos canónicos” es imposible no pensar que algo conspira en nuestro favor para ubicarnos justo donde debemos estar.


En el caso de Samuel Holden Jaffe, mente maestra detrás del proyecto en ascenso Del Water Gap, la respuesta al dilema de seguir con su proyecto musical o apagarlo de manera definitiva, llegó cuando las actrices Kaitlyn Dever y Margaret Qualley publicaron un video de ellas bailando a ritmo de “Ode to Conversation Stuck in Your Throat”, sencillo perteneciente a su primer álbum, lo que abrió un panorama de claridad y optimismo, durante un momento de la vida de Samuel en el que todo se encontraba envuelto por un manto obscuro de incertidumbre y miedo al fracaso.


Ahora, dos años después de aquel momento y desde un hotel en Jackson, Mississippi, platicamos con Samuel Holden Jaffe sobre ‘I Miss You Already + I Haven't Left Yet’ (2023), su segundo álbum de estudio, y lo mucho que le costó llegar hasta este punto. Con un rostro de visible cansancio, pero con una sonrisa llena de orgullo, resultado de los constantes viajes y conciertos pertenecientes a su I Miss You Already Tour, el artista nos compartió sus sensaciones sobre su actual momento.


¿Qué tal Holden, dónde te encuentras en este momento?

SH: Ahora me encuentro en Jackson, Mississippi. Vengo regresando de tocar en el Austin City Limits ayer, y hoy será un merecido día libre.


¿Cómo estuvo Austin?

SH: ¡Fue increíble! Sin duda, algo muy especial para mi, y creo que ahora tengo ese concierto en la cima de mis momentos favoritos de mi carrera. Fue de esos momentos en los que subes al escenario y simplemente conectas con todos los que te fueron a ver. Bajé del escenario sin creer todo lo que había pasado. Austin es una gran ciudad para la música y el público simplemente fue asombroso.


Qué gran experiencia, y lo mejor es que llegas con un nuevo material bajo el brazo, lo que me lleva a decir que muchas veces el segundo álbum es mucho más complicado que el primero, tienes menos tiempo para trabajarlo y algunos se sienten presionados por el impacto del primer álbum publicado. Ahora que presentaste tu segundo material ‘I Miss You Already + I Haven't Left Yet’, ¿en algún momento sentiste que tenías que superar tu primer material para sentirte satisfecho?

SH: Por Dios, claro que sí, y en muchas maneras buscaba superarlo, fue un poco frustrante. Pensé que nunca terminaría el segundo álbum, las personas te dicen que tienes toda la vida para hacer el primer álbum, y es verdad. Mi primer disco está repleto de canciones que fui coleccionando durante toda mi vida, pero para hacer este nuevo material tuve que pensar sobre qué quería hablar. Y todo mientras seguía de gira dando conciertos en noches seguidas, y regresando a casa solo para desplomarme del cansancio.


El álbum habla sobre eso, sobre la reflexión de esos momentos de relativa calma que tenía entre sesiones de grabación, conciertos y vuelos. Fue un proceso muy complejo, pero que me llevó hacia la autorreflexión de los cambios que ocurrían en mi vida. Sin duda, fui muy afortunado al trabajar con grandes productores que pudieron ayudarme a conseguir este resultado.



Justo conociste a Sammy White, productor que ha trabajado con artistas como Harry Styles. ¿Cómo fue trabajar con él?

SH: Fue maravilloso, además de que se ha convertido en uno de mis más grandes amigos, y me sorprendió lo cercanos que nos volvimos durante este periodo de trabajo. Sentí una conexión instantánea con su trabajo y me fascina lo relajado que puede llegar a ser. Había veces en que yo podía sufrir un colapso en el estudio, y él solo me diría que me lo tomara con calma, mientras tomábamos café y jugábamos con su perro. Eventualmente, la confianza se daría de manera casi total y pudimos construir algo muy bueno.


Sin duda, tener un gran productor es lo que te puede llevar al lugar en donde realmente quieres que se desenvuelva tu música. Es como una clase de superpoder que tienen ellos para identificar el talento y potencial, y no soltarlo hasta que logre alcanzar ese potencial.

SH: Definitivamente


A lo largo de este material, y como ya lo mencionaste, nos presentas una faceta de tu vida que sólo tú conocías. Todos esos momentos en los que solamente estás tú en tu casa descansando y reflexionando sobre los viajes, mientras pensabas en los siguientes conciertos. Momentos que solamente te pertenecían a ti, ahora están allá afuera siendo vistos por todos los que siguen tu música. ¿Cómo te sientes con mostrar esta parte tan íntima de tu vida?

SH: Sabes, soy fiel creyente de que un material deja de ser tuyo en el momento en que lo sacas al mercado. Durante todo el proceso de creación lo tratas como si se tratase de una pequeña versión de ti, y cuando llega el momento, lo debes soltar y dejar que la gente haga con él lo que guste. Ese momento siempre llega acompañado de un periodo de luto personal, pero también de orgullo, ya que solo puedes asumir que hiciste lo mejor que pudiste para conectar con la gente que te escucha. Cuando te das cuenta que al menos una persona conecta con las mismas emociones, sabes que todo el dolor, esfuerzo y trabajo, valieron la pena.


del-water-gap-i-miss-you-already-i-havent-left-yet-album-entrevista
Portada: ‘I Miss You Already + I Haven't Left Yet’ de Del Water Gap

Además, el simple hecho de escribir tus emociones te pueden llevar a un estado de catarsis en el que puedes liberarte de todo lo que te abruma. ¿Te ha pasado?

SH: Creo que el escribir no me lleva hasta ese punto, de hecho me hace revivir muchos momentos que me hacen sentir un poco mal, pero si hablamos de momentos catárticos nada se compara a estar de gira. El poder subir al escenario y ver a tanta gente que solo quiere cantar y pasarla bien contigo, eso me da paz y me llena de significado. Sin duda, supera a cualquier forma de interacción en línea, cada concierto para mi se siente como una gran conversación entre personas que disfrutamos de lo mismo.


Justo el pasado septiembre fuiste protagonista de un momento en el que tomaste tu guitarra y saliste a las calles de Nueva York para tocar algunas de tus nuevas canciones. La respuesta de la gente fue asombrosa, hay fotos en las que se ve un gran número de personas rodeándote disfrutando del momento. ¿Esos son los tipos de momentos que te recuerdan que tomaste la mejor decisión al no dejar la música en 2021?

SH: Claro, y particularmente ese momento fue muy cautivador para mi. Soy un músico que se hizo en Nueva York y amo la ciudad. Generalmente, cuando me presento, hay una clara división entre el público y el artista, pero en ese momento eso dejó de existir y todos fuimos como un gran grupo que pudo liberarse de la monotonía. La gente solo se detenía a ver, bajaba de sus escaleras de emergencia y sonaba su claxon para intentar movernos. Fue un momento poético muy neoyorkino.



Cambiando de tema, el disco ya tiene poco más de un mes que se encuentra a la venta y en plataformas. ¿Cuál es la canción con la que más conectas?

SH: Creo que “We Will Never Be Like Anybody Else”, esa fue la canción más difícil de hacer y que más me genera emociones. Cuando la hicimos, pasé casi todo un día sin poder superar un bloqueo creativo, y aunque estaba con Sammy, nos costó mucho. Casi cuando estábamos a punto de darnos por vencidos, él comenzó a tocar el piano y soltó una melodía que me cautivó, solo 20 minutos después ya estaba casi lista. En materia emocional, esta canción me toca mucho el corazón. Trata de una relación que no funciona y pese a que amas a alguien, debes dejarlo ir.


Para terminar, sabemos que tienes un cineclub con tu abuelita y que disfrutas mucho de ver películas. ¿Qué obras nos recomiendas para poder tener más afinidad con tu propuesta sonora?

SH: Que divertido que muchos sepan eso. Últimamente he visto mucho a Wong Kar Wai y creo que todos deberían ver ‘Chungking Express’, ‘In the Mood for Love’ que a mi me inspiran mucho para los visuales de mi trabajo. Y también deberían ver ‘Mulholland Drive’, de David Lynch, muy buena.

 

De esta manera terminamos una plática en la que se podía notar el orgullo de un artista por todos los resultados que le está otorgando su trabajo, que con sus bajas y sus altas, es todo un logro regresar para establecerse dentro de una industria que exige demasiado a sus creadores, pero que suele recompensar de gran manera a los que deciden no rendirse.


Comments


Facebook - Vibras I Vol.14.png

LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

bottom of page