‘Chunky Shrapnel’ de King Gizzard & The Lizard Wizard

★★★

King Gizzard & The Lizard Wizard dio a conocer Chunky Shrapnel, su más reciente material de larga duración, compuesto por 16 canciones que fueron grabas en vivo, durante la gira realizada en Europa con motivo de álbum Infest the Rats' Nest, que acompaña al documental homónimo, el cual estuvo disponible en Vimeo.

Este nuevo álbum tiene, además tres canciones completamente nuevas que fueron grabas en estudio. Chunky Shrapnel captura sin duda lo que hace tan atractiva a esta agrupación australiana de rock psicodélico en donde los sonidos experimentales y acelerados en algunos tracks muestran la versatilidad de King Gizzard & The Lizard Wizard que nos sigue sorprendiendo.

Con guitarras distorsionadas que suben y bajan el volumen, King Gizzard nos da la bienvenida al álbum, se trata de “Evil Star” una canción instrumental grabada en estudio. Los fans gritando emocionados en algún venue de Luxemburgo, te transportan hasta la presentación en vivo, donde suena “The River” una canción que nos recuerda un poco a The Doors en su momento más relajado, la cual para a la mitad para introducir un tempo mucho más rápido sin dejar las guitarras relajadas con algunos riffs. “Are you ready?” es lo último que se puede oír, para luego entrelazar la siguiente canción.

“Wah, Wah”, la octava canción de su álbum Nonagon Infinity, inicia con los fans tarareando el nombre de la canción a los que se unen los riffs de guitarra. Las letras que se centran en imágenes demoníacas en donde cada verso termina volviendo a la idea de hacer llorar a alguien se unen al constante “wah,wah,wah,wah”, un sonido similar al del llanto, que se eleva sobre los aplausos del público.

Sin notar el cambio de una melodía a la otra, llega “Road Train” que rompe con las melodías tipo jazz e introduce un ritmo mucho más acelerado, donde riffs de guitarra distorsionados se mezclan con los gritos de los fans y la figura de Satán se hace presente nuevamente.

“Ok, ok” es lo primero que se puede oír al inicio de “Murder of the Universe” donde vocales graves recitan la letra de la canción, que forma parte del álbum homónimo lanzado en el 2017, sobre guitarras distorsionadas y una batería ruidosa.

“Quarantine” con sonidos oníricos agudos y alguno más grave que remiten al espacio, el silencio y tal vez la soledad, es el segundo interludio instrumental que no está grabado en vivo.

Los gritos del público y el sonido de las guitarras rompen el estado de relajación que se había alcanzado con la melodía anterior para pasar a una canción con una batería rápida, riffs de guitarra y letras casi gritadas, se trata de “Planet B” que forma parte del Infest the Rats' Nest su anterior disco experimental de trash metal.


“Parking”, es la octava canción del álbum, una melodía instrumental en la que la batería brilla en un solo de dos minutos que los fans aclaman.

Desde algún recinto en Milán, la batería rápida sumada a los riffs de guitarra vuelve donde la letra casi gritada nos regresa al Infest the Rats' Nest, se trata de “Venusian 2” aquí los ritmos acelerados se combinan con la lirica que habla de misiones espaciales y de un valiente capitán.

Los riffs y ritmos rápidos continúan con “Hell”, la última canción de su álbum anterior, que conserva la misma línea.

Con una canción mucho más tranquila y rítmica llegamos al track número once: “Let Me Mend The Past”, donde el sonido de los gritos de los fans y sus aplausos se mezclan con los riffs a la mitad de la melodía.

El tercer interludio grabado en estudio es la siguiente canción “Amnesia”, donde sonidos graves y agudos se mezclan y te llevan por un viaje onírico que se termina con el grito de los fans que dan la bienvenida a “Inner Cell” con un impresionante efecto de synth pop que habla de conspiraciones.

Con el sonido de sintetizadores que asemejan al soundtrack de una película de ciencia ficción, llega “Loyalty” donde el bajo marca el ritmo mientras la melodía te lleva por un viaje entre galaxias y constelaciones, y una voz metálica canta partes de la canción.

La penúltima canción del álbum “Horology” es una melodía, que inicia como si fuera una historia infantil, si de esto se tratara podría ser una historia de terror. Aquí los sintetizadores unidos al bajo ponen fin a la historia que comienza con “Amnesia”, no es casualidad que las últimas tres canciones estén juntas y en ese orden.

“A Brief History Of Planet Earth”, una canción nueva con una duración de casi 20 minutos es la encargada de cerrar el viaje de King Gizzard & The Lizard Wizard, una melodía llena de sintetizadores, riffs de guitarra y la intervención de un solo de flauta.

Este álbum te transporta al concierto, puedes imaginar las luces de colores y el olor a cerveza, así que en palabras del propio Stu Mackenzie “Obtén los altavoces más fuertes que tengas y enciéndelos”.


NOVEDADES x VIBRAS