‘Brutalism’ de The Drums: Nostalgia y romance reunidos en un sueño

Dos años después de quedarse como el único miembro original en activo de The Drums, Jonny Pierce nos presenta una nueva fórmula para afrontar las dificultades de la vida: letras sobre amor y ritmos agradables para el oído.


Al estilo de Tame Impala, Pierce, al verse sin Adam Kessler, Connor Hanwick y su más cercano colaborador, Jacob Graham, plasmó sus sentimientos tras escribir y producir por su cuenta Brutalism, su quinto álbum de estudio, pero al momento de salir de gira cuenta con el apoyo de tres músicos para presentar sus temas en vivo, dándole vida a The Drums.

“Pretty Cloud” pone las bases para lo que se viene, un conjunto de temas que puedes disfrutar en cualquier momento del día, bajo cualquier circunstancia o cualquier estado de ánimo; “sensible a la temperatura, sensible a la humedad, sensible a los vientos que siempre vienen”, son letras que muestran madurez literaria. En el siguiente tema, “Body Chemistry”, Pierce muestra otro tipo de madurez, el que se obtiene en la vida.

“626 Bedford Ave” es un tema fácil de digerir que habla sobre un corto romance del cual el protagonista se arrepiente. El cuarto track es el homólogo del disco, e igual a la canción anterior, habla sobre romance, pero en esta ocasión es un amor correspondido, “estamos delirantes; pero, oh, esto es glorioso”.

“Lover” suena alegre, pero no te dejes engañar, la letra puede ser depresiva, al hablar de alguien que parece no encontrar su lugar en el mundo: “y no quiero estar solo, y tengo miedo de todas las personas del mundo, y nunca he tenido un hogar. Tengo demasiado miedo así que sigo moviéndome por el mundo”.


El primer tema meloso del álbum es “I Wanna Go Back”, en el cual se menciona el perdón y el olvido para poder regresar a lo que se tenía antes. “Kiss It Away”, nos mantiene en el mood romántico, mientras que “Nervous” nos mete aún más en la nostalgia del desamor y el reencuentro: “dos años de risas y un año de dolor”.

“Blip of Joy” busca cerrar el disco con una nota feliz, y recuerda aquel álbum debut que le presentaron al mundo en el 2010; la vida y el amor no tienen que sufrirse.

Pierce y The Drums parecen haber encontrado el balance que habían buscado la última década; y el secreto podría radicar en el amor y el dolor con un toque de notas alegres. El quinto disco de estudio de la banda neoyorquina es también su mejor trabajo. Brutalism es un viaje a la melancolía, retomando el toque que parecía haber perdido tras su álbum debut y llevándonos a un divertido recorrido que nos deja como resultado uno de los mejores álbumes del 2019 hasta ahora.

Brutalism no es un clásico, ni será recordado como un proyecto que marcará una generación, pero sin duda ayudará a que The Drums dejé su huella en el género del pop/rock indie.

Escucha ‘Brutalism’ de The Drums


LEE NUESTRA REVISTA DIGITAL

Vibras 002 4_5.png