Entrevista con Benny Sings


benny-sings-music

Benny Sings lanzó su octavo álbum de estudio que lleva por nombre ‘Music’. Con un largo recorrido, el músico y productor holandés ha colaborado en este nuevo material con Tom Misch, KYLE, Cautious Clay, entre otros artistas. Si bien podríamos decir que su trabajo transita entre el pop y la electrónica, Benny Sings también logra incorporar elementos del soul, del funk y del hip-hop, creando un material único en donde el ritmo y los arreglos de composición nos trasladan a una discoteca ochentera y de ensueño, donde el baile y las emociones son interminables.

Crecido en Dordrecht, una ciudad pequeña ubicada al este de Holanda, empezó a adentrarse en el mundo de la música colaborando con varios proyectos influenciados por el hip-hop de principios de los noventa. A partir de ese momento ha desarrollado su propio estilo y filosofía de composición. En esta entrevista nos platica acerca de sus influencias, de la industria musical, de algunos de sus artistas contemporáneos favoritos y más. Un total desconocido para algunos, y ya leyenda para otros, Benny Sings nos cuenta su trayectoria desde sus primeros días hasta la actualidad, aquí en Vibras.

Benny, muchas felicidades por el estreno de ‘Music’, tu más reciente álbum de estudio. Quisiera saber si las ideas para tus discos suelen cambiar o siempre hay una constante. Para este álbum, ¿Cuáles fueron tus inspiraciones?

Benny: Siempre es un poco de lo mismo: mucha música de los setenta y ochenta. Paul McCartney, Michael McDonald, cosas así. Pero también está presente el hip-hop por debajo de eso. Sobre todo en el sonido de la tarola y del bombo de la batería. Tal vez es un poco difícil distinguirlo, pero está en la producción.

¿Y cómo te pareció la experiencia de colaborar con músicos como Tom Misch, Cautious Clay y Mac Demarco?

Benny: Ha sido un viaje extraño para mí. Llevo haciendo esto hace veinte años y desde que estoy con Stones Throw Records he podido trabajar con personas que están en un nivel mundial. Nunca pensé que llegaría a pasar, me acostumbré a mi propio nivel o algo así. Y ahora, de repente, he podido juntarme con estas leyendas. Es increíble porque, por ejemplo, trabajando con Mac Demarco en el estudio realmente puedes aprender de él. Ves la forma en que toca y graba sus baterías, todos esos detalles que son difíciles de obtener en internet. Así que es genial poder estar cerca de ellos y ver cómo hacen música, aprendes mucho.


Me parece significativo que a pesar de tener una carrera musical de veinte años puedas seguir aprendiendo de otros músicos, creo que habla muy bien de tu apertura ante nuevas experiencias. Acerca de tu música, es evidente que hay una mezcla entre varias cosas: R&B, jazz, pop, ritmos cercanos al hip-hop, líneas de bajo con mucho groove y más. ¿Crees que la diversidad sónica en una canción es importante para que la música destaque?

Benny: No estoy seguro, para mí todo se reduce a una tradición musical que nació con el jazz. Y el jazz tiene sus raíces en los primeros musicales, los antiguos. Creo que ahí es donde está la clave. Mucho después el jazz se convirtió en hip-hop, y éste a su vez se vale del jazz, la música soul también entró en el juego, por supuesto que el funk también. Todo se encuentra en esa piedra angular que es el jazz, supongo que puedes decir que es música de negros. He estado obsesionado con su cultura toda mi vida, y eso lo escuchas un poco en mi música. Pero no es que intencionalmente quiera mezclar todos esos géneros, no me gustaría incorporar música clásica o rock en mis canciones. Sólo porque no es lo mío, ¿sabes? Todo lo que hago está dentro del reino del soul y el hip-hop, esa corriente.

¿Ha cambiado la forma en que percibes tu música a lo largo de los años?

Benny: No lo creo. Empecé a tocar en bandas a principios de los noventa, cuando tenía como dieciséis años. Cuando escuchas esas grabaciones son básicamente los mismos acordes y melodías que sigo utilizando. Siempre ha habido un tipo específico de música que me gusta, no puedo evitarlo y es bastante obvio para mí. No soy la clase de persona que se va hacia muchas direcciones, sólo tengo claro lo que me gusta y así es. En ese sentido casi nada ha cambiado, pero lo que sí cambió fue mi confianza, como compositor y productor. Eso no significa que una de mis canciones de esos primeros años sea menos buena que otra de mis álbumes más recientes. Es lo raro de hacer arte y música, no hay reglas. No es que si te empeñas en aprender todos los días harás mejor arte, no es verdad eso. Es una pena, pero no es así. Lo único que puedes hacer es seguir escribiendo canciones y esperar a que vuelvas a encontrar ese momento mágico de nuevo.

benny-sings-music
Portada: ‘Music’ de Benny Sings

Investigando algunas de las bandas con las que tuviste contacto en esos primeros días pude notar que siempre has tenido una relación con artistas que toman y trabajan con elementos del hip-hop. Admirabas a Gotcha! y colaboraste con Abstract Dialect y De Toffen. ¿Durante ese periodo de tu vida llegaste a percibir, o incluso a ser parte de algo así como una escena underground del hip-hop en Holanda?

Benny: Siendo sincero, me parece que no. Creo que Holanda es demasiado pequeña para tener una escena underground que sea visible. Había una escena indie, con guitarras y toda esa onda alternativa, pero nunca me interesó. Sí que había una escena underground indie, pero el hip-hop es lo underground de lo underground. En ese entonces no había nadie alrededor, especialmente cuando era joven. No vivía en lo que podríamos considerar como la gran ciudad de Ámsterdam, sino siempre en ciudades o pueblos pequeños. Había tres o cuatro personas a las que también les gustaba lo mismo que a mí, pero no había ningún espacio a dónde ir. Tal vez una noche en algún lugar de una ciudad grande sí ponían discos de hip-hop, pero tenías que saber que esa noche era la noche, además de la ubicación, claro. Y al mismo tiempo, yo no era la clase de persona que crearía una escena o algo por el estilo. Sólo era un chico, que pasaba tiempo con sus amigos. Así que no había una escena como la que describes, pero hubiera sido increíble. Me encanta el hip-hop, soy un gran fan. Pero al mismo tiempo siento que mi música no encaja del todo ahí, ¿sabes?

He notado en los comentarios de tus videos en YouTube que muchas personas se preguntan porqué no eres masivamente conocido, o dicen que sigues siendo un artista subvalorado. ¿Has leído o escuchado tú mismo cosas similares?

Benny: Sí, creo que soy consciente de esa percepción que tiene la gente acerca de mí. Lo curioso es que intento hacer música para las masas, no intento ser underground o raro. Sólo trato de hacer “evergreens” que hagan a toda la humanidad feliz, esa es mi meta. Es una filosofía y una intención, querer ser mainstream. Pero lo que pasa es que soy un tipo raro, no puedo evitarlo, mi cerebro y percepción están algo fuera de foco. Así que cuando intento hacer música para las masas algo realmente extraño ocurre, que hace que la mayoría de las personas no respondan a eso. Cuando le muestro mis canciones a mi sobrino, que está en finanzas, me dice: “Okay, ¿entonces cómo le llamas a esta música?”. ¿Entiendes? Y yo pienso que estoy haciendo estos “evergreens” que brillarán en la mente de todos. Hay algo en mi cerebro que hace que lo mainstream se diga: “Esta canción es rara”. Aún así hay personas que entienden eso. Logran escuchar esos “evergreens” y lo mainstream, que sólo es música para hacerte sentir bien. Y se preguntan: “¿Por qué lo mainstream no está captando esto?”. Lo sé por experiencia personal, ese es el caso de mi música, que no es para todos.


Es interesante que estos dos aspectos que podrían resultar contradictorios se unan y tus fans puedan entender mejor tu intención musical y expresiva.

Benny: Sí, y creo que eso es lo que pasa con la belleza también. Fallar es una parte esencial de ella. Siempre quieres que haya algo inesperado en una pieza de arte, ¿no? Cuando fallas, lo inesperado no pasa deliberadamente, y eso me gusta. Querer llegar a muchísimas personas y fallar en el intento.

¿Cómo has experimentado los cambios en la industria durante los últimos años? Me refiero a la aparición y auge de plataformas de streaming como Spotify.

Benny: Las circunstancias han mejorado mucho para un artista como yo. Debido al streaming, los artistas pequeños también pueden sobrevivir. Eso no pasaba cuando empecé mi carrera, tenías que ser grande y masivamente conocido, y si no te resignabas a tener un trabajo. Ser famoso o tener un trabajo, esas eran las opciones. Ahora no necesitas ser famoso para seguir haciendo la música que te gusta y tener un salario mínimo. Y eso es gracias a Spotify, creo que es muy bueno para los artistas y para la calidad de la música. Recuerdo que cuando empezaba, hace veinte años, me decía a mí mismo que The Beatles eran lo mejor, que nadie podría superarlos nunca ni llegar a la magia que tenían. Y ahora, con la música que se está haciendo actualmente, ya nunca escucho a The Beatles. Cuando escuchas a Andy Shauf o lo que sea, es mejor que The Beatles, ¿sabes? Me parece que estamos viviendo tiempos realmente especiales, es genial. Lo único que se pierde es el álbum, como forma de arte, por supuesto. Eso cambió de ser mainstream y algo del momento, a un objeto que puedes conservar. Se va hacia el lado tradicional de la música, a lo que consideramos como clásico. Y como amantes de esta expresión artística intentamos preservarlo, mientras lo mainstream sigue adelante hacia las direcciones que quiere y que pueden resultar hermosas. El álbum se vuelve parte de la historia, y puedes unirte a esa tradición si quieres. Puedes seguir haciendo álbumes y tener personas interesadas en eso, sólo que ya no es mainstream, es historia. Es algo bueno, nosotros todavía podemos disfrutar de ese formato discográfico y de su historia, de su tradición. No creo que se haya perdido, sólo no es popular ahora y está bien.

Estoy de acuerdo, es una parte de la historia musical y que podremos seguir disfrutando si queremos, a pesar de que haya pasado su momento de esplendor. Siguiendo con el tema de los álbumes, ¿te consideras un coleccionista de discos?

Benny: No, no per se. Claro que soy de esa época, así que los discos significaban mucho y tenían un gran impacto en mí. Conservo varios y son mis influencias. Tengo el ‘Stakes is High’ de De La Soul, ‘Chet Baker Sings’, ‘Voodoo’ de D’Angelo, tú nómbralos. Esas fueron mis influencias. Ahora soy viejo y no puedo imaginarme cómo funciona la música para los adolescentes de hoy, no puedo. Y no tengo que, porque lo mejor de Spotify es que puedo hacer música para gente de mi edad, cuarentones. Ellos siguen escuchando. Así que todas mis alabanzas a los jóvenes que están creado su, no sé… extraña cultura. Pero no soy parte de ella y estoy bien con eso.

benny-sings-music

¿Cómo descubres nueva música y cuáles son las cualidades que hacen que una canción te atrape?

Benny: Sobre todo a través de amigos, pero también por las recomendaciones de YouTube y Spotify. Soy muy selectivo, nunca me gusta nada, básicamente. Probablemente me encuentro con una canción al año que me atrapa y es muy difícil decir qué es lo que hizo que me gustara tanto. Va desde “Supalonely” de BENEE, que es una canción pop moderna para adolescentes con la cuál me clavé durante medio año, hasta Aldous Harding, por ejemplo. Y no sé bien porqué, es música totalmente distinta pero que tiene una misma cualidad. Creo que tiene que ver con un cierto tiempo y con una elección particular de notas. Cuando hay muchas séptimas y novenas en la melodía, me parece que tiene que ver con eso. Y el ritmo, eso es complicado de explicar, sólo es un sentimiento que… no lo sé, algo ocurre con el ritmo que me hace mover la cabeza. No es algo específico de un género, sucede en todos. Raramente ocurre, pero cuando sí me encanta y termino enganchado.

Sí, siendo un escucha yo mismo puedo relacionarme con esto que dices. Muchas veces no tenemos claro qué es aquello que nos atrapa de una canción, puede llegar a ser muy difícil ponerlo en palabras.

Benny: Es rarísimo, y seguirá siendo así. Trato de filosofar acerca de eso todos los días, seguirme diciendo cosas al respecto, pero continuará siendo algo extraño. Creo que también tiene que ver con cuánto de nuestra experiencia ocurre en nuestro inconsciente, nunca podremos saber qué pasa ahí. Sólo podemos no saber, porque si lo sabemos entonces no forma parte del inconsciente. Siempre será un misterio y parte de su naturaleza.


¿Tienes preferencia por algún instrumento al momento de componer?

Benny: Amo el piano, tiene todo en él. Las cuerdas y el martillo que tiene la parte percusiva. Es tan rico en su sonido que puedes hacer lo que sea al tocarlo. Ese es mi favorito para la composición y los arreglos. Pero en vivo opto por la guitarra porque se me hace más fácil cantar y tocarla al mismo tiempo.

Habiendo conocido mejor la historia de tus primeros días como músico, me gustaría preguntarte: si pudieras darle un consejo al Benny veinteañero que estaba empezando su viaje musical, ¿cuál sería?

Benny: Uff, a ver… Estoy tan feliz con mi situación actual que no me gustaría cambiar nada, la verdad. Pero digamos que no fuera el caso, le diría que… tratara de tener más confianza en sí mismo. Que analizara más la música, que fuera un poco menos perezoso y estudiara mejor los acordes y cosas de ese estilo. Que copiara más canciones viejas que le gustan y tuviera más confianza en lo que está haciendo.